jueves, agosto 27, 2015

Ocupaíta

Creería que, como en mis mejores tiempos, estoy ocupadita de pies a cabeza por diversos motivos. Y me gusta, me encanta: ir a nadar por las mañanas, a la chamba después, luego salir y encontrarme con la felicidad de sonrisas y besos, para volver a las justas y preparar el día siguiente, y así sucesivamente hasta llegar a los oasis en los que convertí, y no sola, mis fines de semana. 

Mariana, la que soy, Mariana, está ocupada. Muy ocupada e invadida por sensaciones y sentimientos nuevos. Y aunque desconozca, abrazo: se siente bien y, es que es así, el amor, cuando se siente bien... 

Y hablo de cualquier tipo de amor. Así, el abrazo llega hoy a muchos, o a algunos solamente, y lo celebro. Lo sigo haciendo. 


PISCINA: Y para muestra, el botón que es constante. Lejos de todo conflicto y de todo peligro, lejos de mi peor versión y descontento. Lejos, pero tan cerca de algo verdadero y hermoso. Así las cosas en la viña del señor. Juar.