martes, junio 02, 2015

Días de lluvia



Con la temporada de lluvia en pleno, con la mitad de año encima, la bella anatomía de la urbe me regala una de mis cosas favoritas: los charcos. Así que llámenme la loca que fotografía charcos en el camino, si eso. 

Siempre me asomaré a ellos aun a pesar de mi paso veloz. Otearé sus aguas, buscaré el reflejo. Y quizá me siga de largo, pero es sólo cuando la luz no los atraviesa y no imprime mayor trazo, lo cual los hace aburridos para mí.

CHRCS: Con ellos me acuerdo de Allan Parker y un libro que le publicó hace mil años la casa editorial donde trabajo ahora. Que la vida me sorprenda es lo de menos, que lo esté pasando pipa, a pesar de los virajes, es lo más.

No hay comentarios.: