lunes, abril 13, 2015

La bendición de la ignorancia



Hace dos años, o más, que no revisaba esa bandeja oculta que guarda Facebook. Así que no me enteré de muchas, muchísimas cosas. Presta, respondí a los mensajes de la gente que sí me interesaba y me sigue interesando todavía. Hubo algunos mensajes que leí, pero no entendí, así que sólo pude agradecer a Mark Zuckerberg haberme protegido de esa forma, con la bendición de la ignorancia. Hubo otros más a los que entré, por decirlo de alguna forma, pero ya estaban borrados. 

Fin del comunicado.

ERASED: O no. Pero en este tono de lo que se va, lo que ni siquiera llega y, por ende, no existe, en este tono les voy a contar que a veces, en foto, me gusto más borrosa.




No hay comentarios.: