martes, abril 21, 2015

Bonito de primavera


La tarde tenía olor de atardecer bonito. Bonito de primavera. Con sus colores y sus vientos. O contoneos y alientos, que bien podrían ser lo mismo. Creo que es la primera de este tipo que me toca vivir desde hacía tres, cuando apenas llegué aquí. O, de nuevo y como es ya una costumbre de los últimos tiempos, ¿me parece que es todo bonito, bonito de primavera, porque estoy en otra parte muy distinta a donde estuve las primeras tres? Bien podría ser.

Para otra ocasión: narración pormenorizada y completa de los días de ayer en la pocilga en la que me tocó currar alguna vez no muy lejana. Pero luego, que nomás me acuerdo y me entra una pereza que te cagas.

PIC: Los invito a perderse en ella. Si desenfoco un poco la mirada alcanzo a ver a un french poodle y a un luchador de sumo al fondo. Piérdanse.

No hay comentarios.: