martes, enero 27, 2015

Flash informativo

A veces me traiciono y no, no sé cómo ni cuándo aprendí a hacer eso. 



ATARDECERE: Como muchos, quizá, arrastré la cobija los últimos días. Fue un rudo enero, un difícil enero. Un enero peculiar. Todavía no equilibramos el barco y lo llevamos recto allá a donde va. 

No hay comentarios.: