lunes, diciembre 08, 2014

My own private FIL


Hubo quien no tuvo que decir mi nombre para indicar con su mirada que, ¡ups!, sin conocerme, me conocían. Así es Guadalajara. La Guadalajara durante FIL. Volví a ese magno evento luego de 11 años de desconexión total y absoluta, consecuencia del hartazgo que me causó haber sido reportera de cultura y tener que chutármela a base de mucha exigencia, pero ya las volví a dar y sí, amo poquito a la FIL. 

Supongo que todos viven su propia feria, que ha cambiado y crecido y mutado mucho en la última década. Reencuentros, sorpresas, chascos, felicidad. O pasos, nada más.

Al margen, creo que voy a hibernar. Que se me nubló la brújula. Que no sé qué es lo que sigue ahora. Salvo mi independencia total, mi monarquía magnánima, o el deseo de vivienda y perro, el resto lo desconozco: no siento ningún cosquilleo en la punta de los dedos. La bruja se fugó.

AMICS: Vivitas y coleando, reinas de la noche, reinas del día, las amigas siempre están.

2 comentarios:

Celeste McCartney dijo...

Yo fui a la FIL por primera vez este fin de semana :3 me hubiera gustado coincidir contigo!

mariana m* dijo...

¡Oh! Pensé en responderte mucho antes, pero aquí vengo hoy: si cuando te pases por DF o por GDL, echa voces, que en una de esas coincidimos ;)