jueves, noviembre 20, 2014

Neurocidades

Las hormigas, en mi casa, como vienen se van, las muy cabronas. Las muy putas, mejor decir. Hará cosa de un mes se enfilaron dispuestas a conquistar el universo de mi habitación: iban todas ellas de su agujero, en la pared, hasta un pequeño huequecito en lo que vendría a ser la mesa de madera. Fue durante la tarde. Me consterné tanto pensando en cómo invadirían mi cama y me picarían toda, que comencé a consultar remedios caseros, y no tan caseros, para aliviar la situación, pero me quisieron sorprender ausentándose totalmente del trajinar que pocas horas antes eligieron. Ahora entiendo que algo metieron dentro de la madera: sobre ella está el puto módem, que al ser un aparato eléctrico, desprende calor. Quizá ahora mismo espere hormigas que, las muy putas, al nacer invadirán mi cama y me picarán toda. 


FUTURE_ISLANDS: ¿Saben lo que es esperar el día en que me deshaga? Lo estoy viendo venir. Pero permaneceré férrea, cual jabata.

1 comentario:

C dijo...

Por este post descubrí Future Islands.
Gracias, miles de ellas. Llevo cierto tiempo siguiendo el blog, gracias por seguir manteniendolo.