sábado, agosto 16, 2014

Aquí nos tocó vivir


Vivo en una colonia bastante noble. Aunque a veces considero que le hacen falta buenos lugares para echar una copichuela a cualquier hora, la Narvarte no deja de sorprenderme. Inserta en la zona centro sur de la Ciudad de México, ha sido mi hogar desde hace casi tres años. Y la sigo encontrando fabulosa. Es céntrica y cuenta con todos los servicios. De un tiempo a esta parte, se dejan ver muchos más hipsters que en un principio. Se rumora que es porque la Roma y la Condesa son, cada vez más, demasiado caras. Yo, agradezco el trajinar de los tatuados por la zona: nada como un taquito de ojo aquí o allá.

LECHO: No me duermo, porque me lleva la corriente, pero sí descanso, que han sido tiempos de intensidad, de adaptación, de novedad. 

No hay comentarios.: