viernes, julio 11, 2014

La cantidad de movimiento



Sólo quiero saber ésa, la hora en la que vuelves a pensar en mí. Y cuando vuelves a entrar en mí y me abres, te abres y todo se junta.

Cuando volveré a cruzarte, atravesarte entero.

Quiero, sin querer, entenderte y no perderme de tus recovecos, sino en ellos.

Desde el fondo lo deseaba. Te deseaba sin conocerte.

DULCES: Algo muy extraño sucede, no lo voy a negar. Algo que quizá nunca me había pasado.

No hay comentarios.: