miércoles, julio 09, 2014

De nuevo y diferente, la feliz felicidad

La visión: vestida de aves nada más. Y luego la realidad: oficina de 9 am a 7 pm, de lunes a viernes, más trabajo freelance.

La verdad: hoy me sentí en el cielo "godín", flotando entre nubes de colores y qué y qué. 

El hecho: tenía casi un año y algo así como seis meses que no era yo. Medio existía. Medio estaba. Incómoda transcurría como tiempo muerto. Y ahí estoy yo ahora transmitiéndome calma o sosiego. Puedo hacer eso por mí y más. 

La confesión: y también está ese alguien que me da una cierta paz, aunque luego venga como un loco a revolver en mis cabellos y carnes. 


TACHÚM: Que canten las aves. Hazlas cantar.

No hay comentarios.: