lunes, junio 30, 2014

Junio que se va


A punto de ver qué hay del otro lado.

***

Todavía con los pies bien puestos en la tierra imagino mi felicidad. Dicen que hay que poner hora y fecha en el calendario para llevar a buena práctica eso que tanto disfrutas hacer: si ya agendas las citas con el doctor, la hora de yoga, el trabajo, ¿por qué no hacer un huequecito para la felicidad? No voy a decir que lo tengo chungo, nada más que lo tengo a unos kilómetros más de lo que me gustaría.

***

Es el último lunes de un mes muy bonito. 

BARDA: Y seguir corriendo en pos de la chuleta, sin dejarte de lado, la receta ideal.

domingo, junio 29, 2014

Luces de la ciudad


Que a los amantes, el tiempo nunca les es suficiente. Eso.

GDL: Más muros bonitos debería haber en las ciudades. Como en Guadalajara, donde hay según que brillos, luces, destellos, fuegos de artificio, luminosidad.

martes, junio 24, 2014

Tormentas de mar


Fumamos. Fumábamos mucho en esa época. La escena no era distinta a esas películas de adolescentes en plena efervescencia, ésos que van descubriendo los placeres de la vida y la carne. Así que fumábamos. Yo dejaba que me dieran de fumar. Y luego era devorar lo que se nos pusiera en frente, deglutir todo tipo de golosinas deliciosas y dulcísimas, empalagosas, quizá incomibles en sobriedad. Vaya compulsión exquisita aquella, vaya momentos de placer casi absoluto, porque el verdadero disfrute vino mucho después, cuando lejos de esas aventuras juveniles, descubrí las maneras de encender que vienen detrás de fumar. 

Y encendí muchas olas. 

Fumamos. Fumamos mucho en esta época poblada de momentos en los que, cuando volteo hacia arriba, creo ver el mar. Nunca hemos ido al mar. O al campo. Y mientras comes cosas dulcísimas derramadas sobre mis convenientes pliegues, canturreo en gutural.  

Ahora se encienden tormentas de salvajes contornos. Tormentas en el mar.

HORIZONTE: Si te duermes, te distraes. Ahí es cuando hay que hacer clic. Corte y se queda. El "se va y se corre" previo como guiño.

jueves, junio 19, 2014

Veloz y feliz

Vengo de redactar un post para un blog de libros infantiles y un boletín de prensa para seres pensantes con abundante masa crítica. Cuando la chica del equipo de talento de la empresa a la que estoy aplicando me vio, me dijo que iba a necesitar como dos horas esta tarde y otras dos mañana, porque estaba bien cabrona la prueba. La terminé toda en dos horas y media. Ahora sí que si no paso, va a ser por burra veloz. En fin: de mí no sería nada sin la práctica de escribir textos. Esto, como sea, es uno.

De una manera extraña, las cosas salen a pedir de boca. Es extraño, sí, para mí, que todo fluya, que nada se detenga. O, si se detiene, es por unos segunditos. Hay que tomar en cuenta que estoy en DF: acá, todo es caos y embotellamientos.

Y del caos, a los finales: junio será, como hace 10 años, un mes de dar carpetazo a varias etapas de mi vida. Ya qué.


ASH: Dicen, los que saben, que en según qué momentos me da por poner boca de pato y hacerle carantoñas al pasado, pero fruncirle los labios a otros tiempos, ya no es sino un gesto, lo de hoy... Bueno, lo de hoy es lo de hoy.

miércoles, junio 18, 2014

Planes


Tuitear con tu wi-fi personal. Tuitear, postear, navegar. Se abren mil mundos para la Forever. Y vale la pena destacarlo, nada más y nada menos porque gocé de la generosidad del vecino por 2 años y 7 meses, pero todo tiene un fin. Y un principio: hoy arrendé mi primera wi-fi en la vida. Es cosa grande, chicos, es cosa seria, aunque parezca cosa de chiste, pero representa quererme y cuidarme. 

Y es que vienen cambios. Muchos. Y planes, ¿por qué no?

BIRDS: Del plato a la boca y como no quiero que se caiga nada, lo de los cambios lo cuento en su momento. Pero ¡qué barbaridad! Ando con Tokio, dicen. 

jueves, junio 12, 2014

Paisajes deliciosos


Pensaba en el frío que no es frío y es ese clima fresquito del DF. En los veranos de la infancia en la casa de los abuelos maternos. Veranos enmarcados de lluvia y paisajes rocosos, arbolados muy de acá. En la espera de niña de 7 años que quiere que no llueva para seguir construyendo universos paralelos llenos de historias con batallas, caballeros y mundos por conquistar. Cuando cortaba distancia a las bardas trepándolas, cuando mi necesidad voyerista estaba a unas cuantas ramas de árbol. 

¿Por qué es tan importante esta ciudad si no nací en ella?

Será porque no he llorado tanto estando en su territorio o porque casi nadie me conoce, así que no hablan de mí: no me nombran ni apuñalan. Y no: no deseo traer la convulsión, el trance, el dolor de otras ciudades de antes, de atrás.

HOMBRE: Consideraría que delicias hay pocas en la vida. Sí sé qué hacer cuando aparece una y se me planta enfrente. Y si no, me lo invento. Adoro cuando el territorio no sólo es hermoso, sino que además contiene estallidos a diestra y siniestra y pura belleza pura: esa que se gesta en la mente. Adoro. 

domingo, junio 08, 2014

Así



Cuando el fin del fin es el principio de la próxima vez.
Cuando 24 horas no son suficientes.
Cuando esos ojos te miran por dentro.

VIN: Y ahí estamos. Ahí. En la sorpresa. Ahí.