viernes, marzo 07, 2014

Pelaíta


Se llama primavera y la conocemos desde hace tanto, que ya hasta podemos olvidar su olor, sus caricias, su naturaleza. En el DF medio existe y medio llueve y medio hace calor. Es cosa rara a la que todavía no me acostumbro. 
.......

En los últimos días saqué fuerzas de flaqueza y tomé a mi vida por los cuernos: este lugar, este momento, esta etapa ya no pueden tomarme y hacer de mí lo que quieran. Este lugar, este momento y esta etapa me la pelan. Me la pela la gente en el metro queriendo mamar la reata y aventarme o quitarme lugar. Me la pelan subiendo las escaleras eléctricas que tanto se les antojan para echar la hueva y aplastarse en ambos carriles; me la pelan también en la calle, cuando voy de prisa y ellos no. Todos me la pelan. Es un poco al estilo Manu Chao: si la vida me da palo. En este caso, yo la voy mandar a tomar por culo. Ya no más.
.......

Años tenía de no sentir esta "agusteza", esta sensación de acabado, me ha costado mucha pasta en terapia. No la voy a desaprovechar. Más que nada, porque se siente de puta madre.

CEREZOS: Pensé que no vería de estas florecillas en DF, pero sí, existen. Y las disfruto cuando paseo en las tardes con Jack mi amor. Mi única y más estable relación por el momento.

No hay comentarios.: