martes, enero 07, 2014

Mucho mejor que 36

Una noche como hoy, pero de hace 10 años me encontraba en una de las salas de proyecciones del Cinépolis Centro Magno. Daban Mystic River, de Clint Eastwood. Una de crímenes, policías y matones. Un drama al más puro estilo eastwoodiano. Recuerdo todo esto porque mi entonces respectivo en turno se acercó para darme un beso, felicitarme en punto de las 00:00 horas del 8 de enero del 2004 y preguntarme: "¿qué se siente cumplir 27?", a lo que no pude sino responder con un "mucho mejor que 26". La idea, en ese momento, era que podía cerrar a piedra y lodo una etapa difícil y poco placentera. La idea hoy es la satisfacción de acumular más experiencia de vida.

En aquel tiempo mi equilibrio emocional distaba mucho de experimentar justo eso, ecuanimidad, mesura o sensatez: era una boruca de sentimientos en plena efervescencia y protagonizaba mi enésimo teledrama personal de desamor barato. La experiencia dista en algunos puntos de los fuegos artificiales que quemé durante el último año, pero hay un denominador común y es el desgaste interno que llevo a cuestas. En aquel entonces ese caos originó que saliera huyendo a Barcelona para estar allá demasiado tiempo, que agradezco mucho como sea, pero la idea es que no iba a ser así. 

El año pasado no salí huyendo. Este año que comienza tampoco lo hice. Me salvé como pude y permanecí para comprender qué sucedía, por qué estaba explotándome todo. Ya soy de las que se queda, se salva y no sale corriendo como novia fugitiva o como fusil de su propia causa. Y si bien me gustan esas diferencias, todavía hay muchas cosas que me gustaría modificar y hacer aún mejor. Con todo, voy tranquila por la vida. Estoy feliz, me siento excelsa por haber podido vivir todo eso, por tener a tantas personas en mi vida que me significan tantas cosas y me hacen sentir viva de una u otra forma. Soy una cursi que en esta ocasión va a agradecer a la vida tanto y tanto.

Y hoy estoy aquí y aquí me voy a quedar. Conmigo. Y aquí.

AÑO: Imágenes que estos últimos 12 meses capturaron mucho. Hoy 37 se sienten mejor que 36.















3 comentarios:

JULY dijo...

¡Tan guapa mi Mariana forever! me encantó este post y las fotos y to'o de to'o. Me gusta el "aprendizaje" de no huir y ahora enfrentarlo y ver cómo resolver las cosas. Te quiero mucho mujer, persona importante que se apareció en mi vida en algún momento de esa huida. Lovyu y felicitatttts!

mariana m* dijo...

¡Mi July del alma!!!! Ya falta bien poco para vernos y festejarsssss. Qué dura es la vida: ¿qué sería yo sin ella? Y, por eso, a gozar que son dos días ;)

Celeste Romero dijo...

Qué bonito tu tatuaje. Saludos :)