martes, octubre 08, 2013

La queja, la flojera, el cambio


La queja gira en torno a la gran ciudad. Pero la que está descompuesta y raída no es sólo ella. Será que me hago el extreme make over intelectual que tanto necesito y dejo la flojera de lado, para volver a creer en los libros otra vez. 

Sépanse que la tormenta que me sepultó en este marasmo mental la originé yo misma, sin saber, sin querer, lo cual no me exime de nada. 

Decir que no sé cómo salir de aquí, tampoco me llevará a ninguna parte. No voy a mentir si digo "hoy voy a cambiar". Pero tampoco si doy los primeros pasos.

PARQUE: Si no está tan mal vivir acá. Es sólo el recipiente, la masa, la materia, el espíritu cansado, el alma seca. O algo.

No hay comentarios.: