domingo, julio 21, 2013

¿Sabrá dios?

Decidí borrar el post anterior, porque no era yo la que escribía lo que me estaba saliendo del coño, sino una masa amorfa queriendo demostrar sabe qué cosa a sabrá dios quién. Y no puedo darme ese lujo. Lo siento amable lector si usted alcanzó a leer la mierda de post que escupí ayer, en verdad lo siento. Estaba un pelín borracha y no en el mejor de los juicios.

Será la luna llena, será el puto sereno, será la falta de sexo, pero estoy que me re carga la verga. O será esa precipitación en una rutina de pareja de mil años. O que no nos conocemos lo suficiente. Sabrá dios. 

En momentos como éste lo único en lo que puedo pensar es que necesito salir corriendo de aquí y encontrarme con alguien que me entienda, que me sepa, casi, casi sin que tenga hablar. Me convierto en un manojo de inseguridades: Me doy cuenta que me tendría que mover, que me tendría que ir un rato a la montaña, para así poder comprender por qué me siento como me siento, pero al mismo tiempo no me quiero ir. Sabrá dios por qué. Pero es una mierda sentirse así. Pensaría que estoy lo que sigue premenstrual. Cuando estoy premenstrual me siento, generalmente, de la re verga sin motivo aparente. Creo que ocupo volver al yoga o algo. Coger no estaría mal, por ejemplo.



MARIANAISSUES: Conózcanla. Está de malitas. Un día alguien le dijo que se ponía así porque algo en su vida no le estaba gustando. En ese momento era el trabajo. ¿Seguirá siendo el trabajo? ¿Serán sus issues con el dinero? ¿Con el hongo que le salió por traumatismo en el dedo gordo del pie derecho? ¿Serán las bromitas de Manuel al respecto? ¿Que ya no podrá acariciar a Jack con su pie porque no la dejan? ¿Qué será? Sólo dios sabrá.

No hay comentarios.: