miércoles, julio 17, 2013

Del por qué sí y por qué no


No alcanzo a ver la película completa. No alcanzo a verlo todo. Lo bueno es que tengo una sensación constante que me genera el poder confiar y es que, a diferencia de muchas otras experiencias, entiendo más del qué y del por qué. Aunque entender todo eso no quiere, nunca, decir nada. Nunca nadie sabe del todo a la otra persona. Menos cuando se está en una relación sentimental. O, ¿sí? 

Habla Mariana desde el miedo. Pero habla Mariana desde la razón.

Es raro. Está aquí. Y yo estoy ahí. El resto del discurso no importa. 

CIRCUITO95: Pruébate y pruébame. Por qué no y ¿por qué no casi todo el tiempo? Así pasa cuando sucede. Aunque nadie me entienda. Ni yo. Juar.

No hay comentarios.: