viernes, julio 19, 2013

Allá, lejos


Están allá, del otro lado. Haciendo las cosas que hacían incluso cuando yo estaba allá, con ellas, cuando podíamos departir cualquier tarde de sábado. Siguen con sus vidas sin mí o sin Álvaro o sin Arabella. Sin Aimee y Aitor. Seguimos nosotros sin ellas, sin Shari, sin Pilar y sin Lulú. Era de esperarse. Era algo que iba a suceder tarde o temprano. Alguien se iba a quedar mientras otros partían. Es lo que tiene irse un día a vivir a otra parte. Es lo que tiene vivir por algún tiempo, aunque sean 6 años, en una ciudad de tránsito, de paso, de flujo, de tanto turismo como lo es Barcelona.

Las extraño. Las recuerdo. Moriría por irme a tomar una caña cualquier tarde, inclusive la del sábado. Por quedar con Lulú para jugar en el parque con Chiara. Ahora estaría también Sofía. Por irme de bares con Shari o por tomar té con galletas con Pilar. Pero acá andamos, haciendo vida en el DF. Volviendo a hacer mía otra ciudad que no es tampoco la mía de origen. Volviendo a la patria. ¡Ah! Eso de volver.

BODEBÉ: Me encantaba este lugar. Ir con Shari. Hablar de todo y nada. Comernos un platote de comida con Coca-Cola Light y su servicio de hielos con rodaja de limón. Vaya tiempos. A veces me pasa que no valoro el presente. Pero cuando me la está pasando bien, sé internamente que tengo que disfrutar, porque luego, todo cambia. 

No hay comentarios.: