sábado, octubre 13, 2012

In fraganti


El amor no es lo que duele. Lo que duele somos nosotros haciéndonos daño, llevándonos por caminos que no deberíamos transitar y aferrándonos a aquellos de quienes no debemos hacernos dependientes.

Al final, ¿qué es el amor? Sé que existe el amor entre amigos, hermanos, padres e hijos, pero ¿entre dos? Soy de las que temen tanto, pero tanto de su propia sombra, que no son capaces de entregarse ni aceptar aquello que es bueno y que se da con el amar. Me siento tan desgraciada por eso. O es que me estoy contando la historia de que no me puedo enamorar cuando ya lo he hecho. Como siempre, yendo de un lado a otro, a tontas y locas sin poderme definir.

DADOS: En el Museo del Chopo. Jugamos con ellos cuando somos pequeños y, como si no hubiéramos crecido para nada, nos ponemos en evidencia con frases como esta.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A lo mejor no tienes miedo de enamorarte, sino de enamorarte de la persona equivocada otra vez, de seguir eligiendo sapos.

Habra que hacer el trabajo interno de reconocer las razones por las que te atraen hombres asi, equivocados,porque ellos no vienen a ti, tu los eliges. Y una vez que sepas el porque, te sera mas facil (creo yo) sacarles la vuelta.

A fin de cuentas es verdad que mas vale sola que mal acompañada ... es verdad! Solo hace falta aprender a vivir contigo misma y si alguien se quiere subir al tren, chido ... y si no, tambien chido.

mariana m* dijo...

Anónimo querido, supongo que al abrir la puerta a la basura cósmica, estoy eligiendo y sí, no he hecho sino abrir la puerta a la basura cósmica del universo. No me creo merecedora de más y no sé en qué momento perdí las instrucciones o el lugar. Lo paso mal por eso. Me cuesta estar sola, porque entonces toca ver. Verme a mí. Y no he querido por años, casi una década y un lustro o así. Pero estamos en ello, el curro interno lo estoy llevando, no he cedido a la ignominia: quiero estar bien y ser feliz :D

La Blu dijo...

La primera línea de este texto me parece poderosa y epifánica: El amor no es lo que duele. Lo que duele somos nosotros haciéndonos daño.

Después de decir eso, puedes hacer lo que quieras, incluso, enamorarte.

omar monterde dijo...

no hay que empezar por odiarse cuando hay que amarse... soy tu laberinto...

dionisio canta: