jueves, septiembre 06, 2012

Palizas y polizones


Desencuentros van y vienen, infinitamente. Vamos por la vida tan campantes sin notarlo apenas, aunque a todos nos pase y sea cosa del diario. No queda sino seguir, como dicen, tirando pa'rriba y pa'delante.

Estoy convencida de bien pocas cosas: cuesta tanto confiar luego de tantas palizas y polizones de por medio. En una misma, en los demás.

No se sangra si no se pelea (The National sic.) y esa es la cuestión. Tampoco es que tengan que haber peleas, pero la distancia... y no hablo de la física. Y yo intentando siempre ser tan respetuosa: la pereza infinita.

FLICK: Algo me está sobrepasando y no entiendo mi prisa o mi inmovilidad. No la entiendo aún. Pero les dejo está instantánea de una instalación de mi Pilarica que, ¡ay! ¡Cómo la extraño! Fue expuesta en un centro cultural en Sabadell por ahí del 2011 si no es que fueron finales del 2010. 

2 comentarios:

manipulador de alimentos dijo...

palizas y polizones es lo que estoy teniendo últimamente, supuse que con los años los problemas irían siendo menos... :)

manipulador de alimentos dijo...

me ha animado leerte, gracias y un saludo!