jueves, julio 26, 2012

Guiños virtuales II



Pienso en las ventanas, las pequeñitas y virtuales que abrimos al resto del mundo. Que se entiendan o no, que se traspasen o no, ya es otra cosa. Y es que llevo días pensando en mi yo virtual, en la cyborg que me convierto con esta extensión que es mi computador y que adoro. Mi yo virtual tiene muchas relaciones y lazos. Cuando de repente me sonrojo porque me siento observada en la vida real, me alegro. ¿Qué sería de mi si sólo me sonrojara por los guiños virtuales

Por cierto, a mi yo virtual le encanta pensar que tiene buena recepción: esas palmaditas en la espalda y aplausos que tan bien hacen a la autoestima. Conclusión: nos queda un largo camino en la terapia.

¿Existirá el dios del Internet que, con su mano invisible, estará ahí para protegerme? #juar #juar

CIELO: Mucho es que me topo yo con esta iglesia, como podrán ver. La luz de este día, ciertamente, no es cosa que suceda a diario. Poco a poco, supongo, es que cruzaré ese mismo camino sin pensar tanto en el pasado. El "como si nada" llegará un día para quedarse, supongo yo. 

No hay comentarios.: