martes, julio 31, 2012

Denominador común


Inventé a mariana m para ser como eva h o sandra uve. 
Y el invento se enrosca a veces, traslapa su propio pasado. 
Ella misma con ella misma en sucedáneo. Muy raro.

En los diferentes capítulos, con los abanicos y el vestuario de eso que tengo la sospecha que debo ser. 
La cosquilla debajo de la nariz es la que advierte que algo no va: el tesón.
Soy algo así como navegante de esos naufragios que para otros creo. 
Los arrojo en esa incontinencia: la moderación me aberra.

Pero no todo es ganancia, salir airosa, casi ilesa o exacerbada.
Hace un rato que no encuentro el botón para subir el volumen a mi voz y acentos.
Pasos de butoh.
Disfrazada.
Mariana.

FOTO: Las texturas de esta arruga. ¿Escuchan la risa? No cualquiera, ciertamente.

jueves, julio 26, 2012

Guiños virtuales II



Pienso en las ventanas, las pequeñitas y virtuales que abrimos al resto del mundo. Que se entiendan o no, que se traspasen o no, ya es otra cosa. Y es que llevo días pensando en mi yo virtual, en la cyborg que me convierto con esta extensión que es mi computador y que adoro. Mi yo virtual tiene muchas relaciones y lazos. Cuando de repente me sonrojo porque me siento observada en la vida real, me alegro. ¿Qué sería de mi si sólo me sonrojara por los guiños virtuales

Por cierto, a mi yo virtual le encanta pensar que tiene buena recepción: esas palmaditas en la espalda y aplausos que tan bien hacen a la autoestima. Conclusión: nos queda un largo camino en la terapia.

¿Existirá el dios del Internet que, con su mano invisible, estará ahí para protegerme? #juar #juar

CIELO: Mucho es que me topo yo con esta iglesia, como podrán ver. La luz de este día, ciertamente, no es cosa que suceda a diario. Poco a poco, supongo, es que cruzaré ese mismo camino sin pensar tanto en el pasado. El "como si nada" llegará un día para quedarse, supongo yo. 

sábado, julio 14, 2012

Carta


Querido capitán:

Necesitamos izar las velas, hacernos al viaje. Sin embargo, cigarrillo de por medio, sabemos que algo impide el desplazamiento del todo. Sepa, capitán, que haremos lo posible por aupar la movilización. No será, por ningún motivo, un echar en saco roto la tarea.

Si bien las cuestiones internas han interrumpido el desplazamiento natural o esperado de la situación, porque los ciclos de soledad han llevado por corrientes de agua que no van a ninguna red, bien, pues hemos tomado decisiones que sólo permitan avanzar a la barcaza. No queda de otra.

Que sepa que tengo la sensación de ser evitada: no han vuelto a cruzarse los cuerpos en pleno Adalid y Mancera, pero bueno, mejor eso a que me restriegue más esa historia que pude evitar hace años y no quise, porque no quise. Nada de eso, quizá, existiría si no hubiera tomado un avión un 23 de enero del 2010. Quedarme, representaba ser ahora la madre y la esposa. Irme, representó ser la amante de tantos más, la mujer libre, la persona que va y viene a placer, sin yugos o lazos. No sé qué es peor o mejor.

Tampoco, capitán, crea que soy la mejor amante, aunque algunos se obsesionen, aplico el "Amelié" sin mayor reparo y recuerdo aquellas veces en las que realmente me esforcé por el puro gusto de ser la mejor amante, para que me quisieran y amaran. De eso hace ya tanto tiempo. 

Capitán, me he enamorado de alguien prohibido y temo develar su identidad. ¿Cree en mis palabras? Yo no quiero. Ningún buen devenir puede tener esta empresa. Pero, capitán, quisiera contar con su buena voluntad, pero sé es el camino más tortuoso. Hoy vi unos ojos hermosos posarse ante mi, si bien ya los había visto antes. Y pensé que todo se vendría abajo. Porque entre mujeres y trabajo, capitán, es difícil decidir. Me cago en todo, como siempre.

Capitán, lo quiero, y me gusta que seamos amigos.

Quedo de usted, siempre,

hasta pronto,

marianaforever*

FOTICO: La Mariana con mascarilla, con cara de ratón y con ganas de cruzar líneas, como siempre y más allá. La pinche Mariana ésta, jodiéndole a los demás con la cubas que les tira encima y que nadie ve que tira. A chingar a su madre las especulaciones. A vivir a conciencia. Y ya.

martes, julio 10, 2012

La evaporación total del ser


Tengo, francamente, la sensación de haber estirado de más la liga. Y sólo yo sé que es lo que eso significa en esta ocasión. Vuelvo a ser habitante de un mundo que dejé hace tanto tiempo y, debo confesar, era mucho más feliz en ese otro de anonimato y aislamiento en el que viví hasta octubre pasado, porque soy una irresponsable que no quiere tomar consciencia de sus actos y cambiar. 

No puedo, no estoy lista y tengo miedo. Me quiero evaporar entre la gente, como canta Love of Lesbian (estoy enamorada de su nuevo disco y es lo único que escucho estos días).

Tampoco es que sea la única que le ha tirado la bebida a alguien en plena cara, si es que fue así. Y vaya tela. Yo, es que no me lo hubiera tomado nada bien, supongo, de haberlo recibido a bocajarro. Pero así es la vida, unas veces es dar y otra recibir. Nada más que ahora por dar, me mandaron a tomar por culo.

ESPEJOS: Que los charcos lo son y están gratuitos puestos luego de cualquier chubasco. Me gustan. Soy fan. Y entonces, pensamos, ¿qué se sentirá vivir cerca del ecuador, en una ciudad con playa? Eso pensamos. Mucho lo pensamos.

jueves, julio 05, 2012

6 años 6



Ahora los veranos son lluviosos y no húmedos por el calor. Y no hay sal, porque no hay playa. Hay viento fresquito por las tardes y, con él, recuerdos de mi infancia posándose en mi mirada: con abuelos, con juegos de niños después de una tormenta y elotes embarrados de mayonesa o crema y queso.

Estoy pensando en dar otro salto, pero me detengo porque me gusta demasiado DF. 

Y llegué a la conclusión: si la vida me pone lo que me pone enfrente es porque toca lidiar con lo que sea que ponga enfrente. Cantaban "si la vida te da palo, yo la voy a espabilar". Algo por el estilo. Espabilar y tirar pa'lante.

VÍDEO: Los Love of Lesbian encantando. Si se vale pedir, por qué no pedir un novio como Santi Balmes de guapo y con voz aguardentosa para que me hable al oído. Con canas, pero sólo si estas le sirven, eso de forever youngs...Es que escuchándolos, crean atmósferas con las que me dan ganitas de enamorarme. Nomás ganitas, ¿eh? Jum.