miércoles, mayo 23, 2012

Razones más, razones menos





No quiero explicarle a nadie el qué y el cómo. Dónde me rompo. Dónde empiezo o dónde termino. Va a ser que no.


RAYADA: Como serpentina, como gracia divina que cae, que mira. Condeno el hecho de que hoy #cuchillitodepalo sacó todo lo hijoputa de su interior y me lo escupió, en pleno recinto laboral y por sus huevos. Muy huevona me salió la tía. Pero el que ríe al último, verán qué bonito ríe.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No te preocupes, recuerda, es pura pinche envidia de la dragonbreath (q no me sorprendería que si tenga huevos...)

mariana m* dijo...

¡Juar! Lo que tiene es una telaraña...