miércoles, mayo 30, 2012

Jabata




Luego de una INTENSA semana en la que me lloviera en la chamba, de resistir cual jabata, apenas un día de tregua total me sirvió para sentirme medio relajada, cómoda, a gusto. No es que no quiera dar detalles, porque ME ENCANTARÍA darlos todos, pero la prudencia toca a mi puerta. Sólo voy a decir tres cosas: 

1) Trabajar con según qué mujeres, es muy, pero muy difícil a veces. En mi experiencia laboral en el hostal, me tocó tener que lidiar con alguna fémina ya entrada en el cuarto piso, con la frustración a flor de piel porque nadie la contrataba en ninguna empresa por más aplicaciones que hacía (era la hermana de uno de los socios, por eso estaba ahí) y no la contrataban básicamente porque estaba como una cabra. Lo más seguro es que cuando le hacían los exámenes psicológicos o las entrevistas en recursos humanos veían que tenían en frente a una persona por demás difícil de tratar, con problemas de comunicación, asertividad nula y con un carácter de mierda: el sexo era aquella promesa incumplida por la puta vida. Hagan cuentas. 

 2) Los ambientes que se generan a partir de berrinches o rabietas de este tipo de personajes son densos, si no es que lo que sigue. Son especialistas en patrocinar dolores de cabeza con esa linda tensión que crean a su alrededor, la cual podría cortarse con hacha apenas. 

3) El problema es que, por lo menos a mí, me bajan la pila y la moral, entre otras cosas. Creo que son como la gente pasivo-agresiva: un cáncer que se te va metiendo sin que te des cuenta hasta acabar contigo, con la felicidad, con las cosas buenas y positivas. Sí, estoy pecando de exagerada, pero una tiene que cuidarse el doble y practicar un kendo de actitudes, para sobrevivir, para que no nos cargue la chingada. 

Empero, conmigo, la vida es buena. Si bien no me da un muchacho, me pone en la senda del trabajo, de la dedicación, ajá. Es buena, a secas. Así las cosas. Yo, bien y de buenas y manteniendo el espíritu en alto. Ajá. ¡Las pinches viejas! ¡Me cago en tó!

CIELO: Ahí arriba estaba ese precioso panorama aborregado, extendido, justo antes de llegar a la puta oficina y escuchar algo más que ladridos.

miércoles, mayo 23, 2012

Razones más, razones menos





No quiero explicarle a nadie el qué y el cómo. Dónde me rompo. Dónde empiezo o dónde termino. Va a ser que no.


RAYADA: Como serpentina, como gracia divina que cae, que mira. Condeno el hecho de que hoy #cuchillitodepalo sacó todo lo hijoputa de su interior y me lo escupió, en pleno recinto laboral y por sus huevos. Muy huevona me salió la tía. Pero el que ríe al último, verán qué bonito ríe.

martes, mayo 22, 2012

Diversión a la carta





El problema de "ocupar un muchacho" es:

1) No queremos folleteos sin pena ni gloria #FAIL
2) Imaginamos desde ya mismo boda, camioneta, perros, hijos y anexas #FAIL
3) Tememos que NO bese bien o la tenga pequeña o reaparezca el issue del 2009 #FAIL
4) Creemos desde afuera que, aunque parezca una catástrofe, la persona en sí (por desordenada, por tragona, porque tiene mal aliento) podría resultar una buena opción #FAIL
5) No hay número 5 #FAIL

Los beneficios de "ocupar muchacho" son:

1) Nos pone en el mood "bien y de buenas", muy a lo #AMLOve #yomuybien
2) Dan ganas de comerse al universo, léase, la posibilidad del ligoteo impune me pone y mucho #WINWIN
3) Ocupar muchacho significa que ya se está casi del otro, es decir, recién se vive una ruptura amorosa traumática, obvio, las ganas de amar, coger, ligar quedan como tres metros bajo tierra, así que #WINWINWIN
4) Emprender la búsqueda representa querer estar guapa, atractiva y depilada, entre otras cosas, o sea, lista para la ACCIÓN #quiténsequeahílesvoy
5) Se desempolva el viejo kit de "aquí lo pillo y ahí lo mato" y eso, en verdad, me genera una descarga de adrenalina, porque, por fin y de nuevo, quiero algo y lo quiero YA #SUPERWIN

Me parece que no es tan malo eso de "ocupar muchacho". El punto es: da igual conseguirlo o no, por ahora, el sólo hecho de estar de cacería, me pone muy de buenas *suspira y sigue con esa estúpida sonrisa con la que lleva algunas horas ya*.

El juego, la risa, las miradas, la tentación están de vuelta, jo. Qué diver.

PICOLINA: Antes de que se la lleve el tiempo, una de mis blusas favoritas, sólo porque dice algo así como "it's no over, it's no over, it's no over" y me recuerda a mí cuando era una chamaca imberbe que se daba de topes con cuanta pared se me atravesaba, porque no sabía o, más bien, no tocaba saber unas cuantas cosas que sólo el tiempo, la vida y los putazos te dan. Tipo cuando paso por una preparatoria y pienso "ni de coña repito esta etapa", porque sería como el infierno en vida. Es tan lindo estar en este otro lado :-P

lunes, mayo 21, 2012

Gemir es mejor




La maravilla de vivir sola, algo que no podría soltar. Aquello de levantar cabrones no es factible ahora mismo: dormir a mis anchas, me resulta una delicia como pocas. 

Tendría que estar muy, pero muy clavada para bajar las murallas y dejarlos entrar.

Sin embargo, estamos ya en la etapa de que la justicia propia NO ES SUFICIENTE. Pero a los chilangos, no sé qué les pasa, están peor que catalanes, que son bastante duros de roer. Aplica total esa de: si ni estás guapo, ni eres inteligente, ni tienes coche y encima ni coges bien, ¿te das tu taco? 

A menos, claro, que sea yo y mi target sean los polacos y, pues sí, esos están muy lejos, así que acá, no voy a pescar mucho más allá que un resfriado.

¡Me cago en tó! ¡Ocupo un muchacho!

NOSTALGIC: Desde el auto de Orva, en el concierto de Radiohead; como antaño, siempre con buena música. A pesar de todo, inunda a mi corazón contrariado el contento de pensar en las posibilidades futuras, todas las puertas por abrir, todas las bocas por besar, las manos que acariciarán. Al menos, eso quiero creer. Vamos, que al menos el taco de ojo y la esperanza, nunca mueren. ¡Yujú!

miércoles, mayo 16, 2012

Nadie, más que tu sombra, te sigue



Un pelín paranoica. Recién hacen reparaciones en el departamento que da justo en frente del mío. Hoy eran casi las 9pm y seguían picando piedra o algo. Me dieron ganas de salir tal cual, con el pijama puesto, pedirles de la manera más amable que pararan o que, tan siquiera, lo consideraran, porque a esas sacro santas horas había gente como yo que ya pensaba en irse a la cama. 

Lo pensé y repensé. 

No lo hice. Sinceramente, me dio miedo. No fuera a terminar colgada como la Shelly, y luego ¿quién va a escribir en este blog?

Qué miedo.

Y nada de eso sucede, más que en mi cabeza.

FOTOS: Del baúl. Más de los recuerdos. Más joyas que me encuentro y puedo retrabajar. Aunque en lugar de eso debería armarme la carpeta de fotos a imprimir. Paranoide y decidiosa, me dicen.

martes, mayo 15, 2012

La ironía, las ausencias y así




Extraño el olor a limpio que produce una lavadora en ciclo de prendas delicadas; luego, a su centrifugado machacón.

Y a Barcelona una noche en la que Álvaro y yo hablábamos de los novios represores y castrantes frente a un cajero, esperando a Shari, sobre Universitat, al ladito del Mercado de Sant Antoni o así, a punto de ir a un bar al Raval.

O al Manchester con su preciosa selección musical y esas pláticas que sólo se podían acabar porque nos cerraban.

O mi corazón cuando estaba henchido de amores, de amor. 

Y así. Tan, tan.

Momentos de todo y nada.

La práctica, que hace al maestro. Las pláticas, el te.

Follar como si fuera la última vez, como si fuera verdad esa treta de que el mundo se va a acabar. Con el mendigo, con el dios de ojos azules, con la gata arañándote las entrañas.

Pero amar o creer que lo haces, que estás con quien tendrías que estar, porque en el fondo no lo crees para nada. Sentir la embriaguez, el golpe del enamoramiento que estupidiza y así.

Vivir sin recordar, sin sentir vacíos. ¿Se puede?

No la sensación de que vas medio despierta, que eres una muerta en vida.

Creo que soy la más estúpida: me engaño. Quedito, soy la más feliz. Es quedito, es así.

FLICKY D's: No siempre, pero sí era de las que iba a McDonald's a hincharse de hamburguesa, patatas deluxe y Mahou. De a poco se quita eso de ser tan roñosa y extrañar. Claro, como que allá no hay su taquito de lengua, de suadero ni los deliciosos campechanos con su rica mugrita mexicana. De a poco, pues, que soy reacia al cambio.

lunes, mayo 14, 2012

Rastros




Como en una pinta, leí por ahí eso de "dejo mis rastros de olor por las esquinas". He pasado largo rato pensando en cómo hacer exactamente para encontrar esos rastros y emborracharme con ellos, siempre llegando al mismo punto: hay que esperar. Pero de esperar no vive el hombre, ni la mujer, que soy yo, en este caso. 

Es imperante satisfacer necesidades basiquísimas que, como las de cualquier ser humano, luego de tanta sequía, se desbordan de manera vulgar y, aunque parezca que no, al primer guiño ya está una pensando una bola de babas, como las del nopal, que son sólo babas, pero nos recuerdan otras cosas, así sea en pleno comedor, rodeada de compañeros de trabajo.

Vamos a impulsar medidas deportivas para que el agua no me llegue a los aparejos y salga, felizmente, toda esa energía que de manera multiorgásmica podría salir. No hay de otra. Quién iba a pensar que los chilangos in situ fueran tan, no sé, escasos e incluso timidones. ¡Bah!

Y mientras, imaginar ese rastro: el sabor y olores perdidos allá, en alguna parte de sudamérica.

VÍDEOS: De su servilleta y rescatados en una búsqueda por reunir una vasta muestra de mi trabajo fotográfico para la terapia. Estamos en el apartado "Resistencias", porque parece que eso de meter freno o salir huyendo a la primera de cambios, es más que una especialidad, una forma de vida. Me cago en tó.

domingo, mayo 06, 2012

Aviones volando bajo



Ladera norte.- Los aviones se escuchan volar tan bajo, que la mayor parte de la población está en ascuas. Las autoridades informan que, efectivamente, eso sólo puede suceder impunemente en un lugar como el DF. De suceder en Madrid o entidades aledañas, dicen los que saben, se estaría armando la de Cristo.

Llovió durante el día, se mantuvo el nublado perfecto. El termómetro arroja unos 22º con la gracia de cualquier día medio soleado en Barcelona. Vienen los recuerdos irredentos, reiterativos de otra mejor situación. No es fácil acostumbrarse a una urbe de ladrillo y humo. Se extraña la humedad típica del Mediterráneo, las delicias culinarias, bajar en bicicleta a la playa. Perlas del primer mundo. Que es el tercero de ese primero, al fin.

¿Qué va a ser de nosotros? ¿Qué frutos vamos a juntar? ¿Dónde nos vamos a reunir? 

Estas y otras interrogantes, a resolver en futuros posts. Así la vida vista desde un blog.

FTGRFría: Despelotada y sin pena, me recrimino las importantes decisiones de la vida. De haberme quedado en el Sidecar según qué noche de 2007, otra cosa hubiera sido. Nos quedará el hubiera y los piensos y las fotos y las conversaciones inesperadas que, cuando en otro huso horario es media noche, permiten develar lo que nunca se creyó, pero se sentía. En fin, la vida.

miércoles, mayo 02, 2012

No todo lo que brilla es oro



Rufus Wainwright. Con él me acuerdo de Nat. Y con Nat de alguien más. Y con todo ello de mi bisexualidad de chocolate.

VÍDEO: Un nuevo corte de la más reciente producción del neoyorkino producida por Mark Ronson. Pensaba que ya casi nada no podría sorprenderme, pero gracias a dios existe Helena Bonham Carter. Y Rufus, claro está.