sábado, abril 28, 2012

Dicho en DF

Dicen que en el DF erradicaron los contenedores de basura, porque quesque empezaron a encontrarse muertitos ahí depositados. Así que el innovador sistema que Marcelo intentó introducir en tan "amable" y "cosmopolita" ciudad, se la pasó a pelar; Mancera dijo "no mi Marce querido, que les estamos poniendo en bandeja de plata la eliminación del cuerpo al narco, a la delincuencia". Yo me cago en que no haya containers, pero más en el puto ingenio del mexicano, que tenía que pensar un día brillantemente eso de "¡claro! Echamos el muertito en el contenedor, ¿cómo chingados no?".


De esas cosas se entera una. Un día también me contaron que Peña Nieto sacó de trabajar a Ernesto Laguardia, pero se casó con La Gaviota para taparle el ojo el macho, que por eso deja que publiquen cosas como "Las Mujeres de Peña Nieto", para que el electorado vea que es bien machín, cuando no es así, y como no sabía cómo quitarse de encima a la esposa, contrató los servicios de Galilea Montijo, para que la Petrelini los viera y le diera el patatús así nomás. Por eso cuando le preguntan que de qué murió su esposa, se hace bolas y no sabe qué decir. 


PICABÚ: Hay derrama. Pero hay más tiempo para amueblar medianamente la casa, para que el hombre, mujer o cosa por venir, encuentren agradable el lugar. ¡Ay! Y una con tanta derrama pues.

viernes, abril 27, 2012

Niñerías

Dicen que mi espalda es lo más lindo. Yo no opino del todo eso. Claro, si no me la puedo ver. Y raro así, como todo eso que no puedo ver, voy y lo interpreto como el culo. Mariana y el eterno pretexto, su hueva mental, su letargo fabuloso. Y pues no.

Todas las veces que intenté tomar el bus con destino a la vida de "la camioneta y los perros", no pude. Desvié el camino, es decir, descendí y cambié de ruta. ¿Por miedo? ¿Por aburrimiento? Porque esas veces que fui "rescatada" de mi propia incertidumbre, me las cobraron y bien caro. Aprendí que, sin duda, más vale sola, y que no soy mujer para depender o doblegarme. Alguien tomando el control de mi persona, de mi vida, de mi rumbo, porque yo así lo quise o porque parecía que era lo que se tenía que hacer, es la muerte, la aniquilación y a pesar de que soy un pelín cobarde y elevo mi propia resistencia a la décima potencia, no soy para vivir así.

Los miedos pueden caer, pero los hierros impuestos por otros, son bien difíciles de romper. Ser la eterna niñata de mierda por más de 30 años, no más.

Y he aquí el último encriptado:

Si no sabes tú por qué no dejo al viento despeinarme, yo menos. O es que en esta esquina, muy rara esquina, descubrimos que queremos seguir mamando de la teta que nos dio la vida o recibir la eterna aceptación, la palmadita en la espalda.


Quién sabe, pero hemos vuelto.





ETERNAS: El miedo, eterna virtud. No sé cómo se coló así, entero, imponente, soberbio. Qué hijoputa es el miedo.

martes, abril 17, 2012

Mandarina


Mis amigos me dicen que soy una pesada porque me gusta AMLO. Y sí, me gusta, me cae bien. Mi simpatía y respeto por él son amplíos. Pero eso no lo puede comprender cualquiera. Hay a quienes el tipo les saca ronchas y de las gordas. Es así.

Y miro el paisaje y pienso, como muchos, que es el menos peor, aunque sin duda en mis adentros transcurra una Mariana que dice y cree que es una buena opción, que no está loco ni enfermo de poder, que es congruente, porque lo he escuchado, he analizado su discurso y comulgo con sus ideas.

Es raro ver llover la primavera en el DF, dicen algunos. Es rara para mí ya de por sí la primavera en el DF, pero hay días, como hoy, que siento una extraña felicidad interna, como de esperanza y fe, y entonces las cosas no son tan raras. La percepción es más cálida y mis procesos se aligeran.

Lo que duerme, será despertado. Las fuerzas, la gana de tirarte al mar, de volverte loca. De querer encontrar esa locura y entrar en el estado más puro de fascinación.

Quiero sentir el sabor de una mandarina que no he probado nunca. 

Quiero y podré.

FLOCK: Quise tomar una foto de charco y no pude, no encontré en mi camino el charco ideal. Lo hay, existe, a miles de kilómetros, en la esquina, pero me lo he de topar. Mientras tanto, reflejos en un lago en Santa Fe, Nuevo Mexico, hace mil años. 

martes, abril 10, 2012

Señales


Ningún ser ulterior nos guía. Somos el aquí y el cómo. 

Alguien nos pide una foto y, desde lo más profundo de nuestra ebullición, intentamos conectar.

Lo triste de todo eso, es que a pesar de los años, las drogas, las peleas, ellos conectan. Aún con el ser roto, conectan, están juntos y parecen amarse.

Y nadie, desde el otro lado, nos va a develar el camino.

Estamos aquí, solos.

Somos esto.

FLICKY: Ese rójuro púrpura de Guadalajara lindo. Lo lindo son las vacaciones. El resto, no sabemos. Pero sabe bien.