viernes, enero 06, 2012

Arriba_



Sólo arriba_

No creo que sólo porque termine un año o comience otro las cosas van a cambiar. Ahí estoy yo, echando la panza del universo, porque me he comido al universo en diferentes ataques de ansiedad. Ya me lo noto, ya me lo echo en cara. La cosa no va a parar hasta que vuelva a dedicarle tiempo a sudar la gota gorda nadando o haciendo pilates o lo que sea. Comer, es que no lo voy a dejar, me gusta tanto.

Arriba del todo_

En lo que sí creo es que el cambio de año nos da esperanza. Como sea, me dio un gusto dejar atrás una extraña anualidad que me permitió toparme con una de las personas más sorprendentes que pude haber conocido. Creo que nadie a quien le haya contado de él ha dejado de poner ojos de plato aun cuando insisto en que YO no soy una persona fácil y debió haber sido muy difícil lidiar conmigo.

Arriba de ti_

Tomar responsabilidad de mi persona, mi principal objetivo de este año. Quitarme una pila de tapujos que tengo, también. Quiero ser capaz de liberarme de mis propios atavismos y cadenas. Yo, mi peor juez y parte. 

¿Arriba?_

No creo que sea mejor. Ni peor. Todo depende del cristal con que se mire. Como por qué estar en una cima. Cómo creerse mejor que alguien más. No entiendo, no lo entiendo. Ni que la tuviera chiquita. Sin embargo, el afán de grandeza o complejo o lo que sea, qué palo. Qué palo ser él. Es como le digo a mi hermana, hay personas que en esta vida, con ser ellas tienen. 

QUINCE: Aérea desde un quinceavo piso en San Antonio, un complejo de edificios, muchos edificios apilados junto al Periférico y, creo, la zona denominada San Pedro de los Pinos. Bonitos departamentos a todo lujo. Fiesta de los amigos de uno de los tres ex novios míos que habita en el DF y que mi suerte me hizo ver. El único al que le hablo.

No hay comentarios.: