miércoles, agosto 31, 2011

Quejadero II

Soy tan mala compañía, que me siento demasiado sola.
PIC: Dejó de respirarse el sabor a vacación. Eso no quiere decir que Barcelona deje su título de Reina de la Vacación Eterna. Siempre hay alguien capaz de sonreír por ahí.

miércoles, agosto 24, 2011

Quejadero



Entre el suelo y el cielo están los humanos, lindas criaturas destinadas a interrelacionarse. Dios acoja a aquellos destinados a interactuar conmigo, que además de compartir piso, se montan una linda "fiestita" hasta las 5 de la madrugada. Directamente las pierden todas conmigo. En una de las noches de un día por demás húmedo y soporífero, la pareja que tiene a bien alquilarnos una parte de casa pasó la velada construyendo castillos en el aire acompañados de cigarros y jazz. Y no, no es lindo. Pude dormir entre la 1 y las 4am, para luego despertar sobresaltada por las voces, el humo ahogándome, la paz quebrantada.

Incapaz yo de dialogar civilizadamente cuando una persona logra hacerme enojar, he pedido a mi hombre que vaya a hacerse cargo, porque en serio, yo voy, les gritoneo y cual bestia salvaje les tiro un par de zarpazos. Y eso será hoy día. Es necesario enaltecer eso del difícil arte de la convivencia. Supervivencia, que le dicen.

FOTO: Alimento para mi estómago, que ha estas alturas del partido no se acostumbra al abuso y falta de respeto total de según qué personas. Está bien, tampoco es que yo he sido una blanca palomita, a mí debieron también odiarme, quiero creer, que nadie es perfecto. Eso sí, de que las paso putas, las paso putas. Pero ¿a que con un poquito de este pay de queso hecho por Alejandro todo puede estar bien?

:-P


viernes, agosto 19, 2011

Perla estival



De las maravillas del verano está ese apartado en donde los compañeros de piso, sea cual sea su esencia y calidad performativa, se van de vacaciones y nos permiten saborear las mieles de la soledad que en mi caso es estar con Alejandro a nuestras anchas. Ahora sí que caiga donde caiga el deseo, se hará nuestra voluntad.

Que no se diga que todo es sufrir. Lo único malo, es que como todas las cosas hermosas, tiene un final, lo cual para mi representa seguir lidiando con hábitos o deshábitos, mi pequeño martirio diario y personal. Es lo que tiene ser una mujer de manías varias y tolerancia chiquita. Como dicen, flojita y cooperando, si no lo sabré yo.

FOTICO: Que a la plaça de plaças le han cambiado el outfit. Antes Tous, ahora Armani y de última novedad, el Barça repartiendo cachetadas al Real Madrid que se olvida de jugar al fútbol y practica eso que ya me encantaría a mí, patear y cachetear al prójimo por el puro gusto y la real gana. Ora sí que quien fuera Sergio Ramos.

miércoles, agosto 17, 2011

No estaba muerta


El verano está que arde. Todo parecía indicar que se presentaría suavecito, pero bastó pensarlo para que se dejara caer como la mismísima reata del diablo. No miento, pregúntenle a cualquiera: Barcelona está que arde. Y para amainarlo nada mejor que encerrarse en la única habitación de la casa con el aircon y ponerlo a tope. Ciertamente mi consciencia anti calentamiento globlal me impide hacerlo por largos períodos de tiempo. En fin, todavía no morimos de calor, aunque los telediarios se empeñen en ocupar sus titulares con las altas temperaturas y en cómo arrecian con la paciencia del pueblo español. Seguimos vivos. Informó para ustedes, Mariuga Islos.

Por cierto, hoy día me estoy refugiando en vídeos del YouTube. Pura interpretación de Yuri o Pandora. Puedo apreciar el vozarrón que se cargan estas mujeres cantantes. También puedo apreciar tamaño depresión que me cargo. Se hace lo que se puede, pues.

PICKY: En Gràcia noviando, paseando, sintiendo la gota gorda resbalar por la espalda. Estamos a merced de la humedad catalana. Lo peor, ir detrás de un señor en cuyas prendas yace la más pura esencia de su cuerpo, activada por el calor y el movimiento. He de decir que dios se portó divis y delante mío puso unos muchachones bien perfumados. No todo es negro.

domingo, agosto 07, 2011

Pelear y coser


Este fin de semana estuvo pleno de actividades: además de pelear con mi novio, desde el sábado por la noche hasta bien entrada la madrugada del domingo, horneamos un pay de manzana y un pastel de chocolate.

Respecto a la pelea puedo decir que, una vez lleno el saco de piedritas (bellos frutos de portentosa negrura marca desempleo), el desbordamiento resulta apoteósico. No es que pierda el conocimiento, pero casi. Chillo como Magdalena y no veo final feliz alguno, pura cosa oscura, pura fatalidad: separaciones, venas cortadas, más llanto, nubes negras, hastío y demás.

De la hacienda de pasteles no hay más que decir que se trata de una franca lucha contra el tedio en pro de la recreación culinaria. Encima de que una ocupa sus manecitas santas en algo de provecho, el momento del postre se torna en algo digno de aquilatar.

¿Qué más decir? ¡Ah! Que al final me liberé: chillé a todo pulmón y cogí a grito pelado. ¡Vaya cambios! ¿No?




PCTRS: De chocolate puro con pera y ¡acompañado de Häagen Dazs de macadamia!!! Delicia, manjar, como los besos de mi novio, como su manoseo, como su premura a la hora de la hora. Bien dicen, no hay como el sexo de reconciliación, aunque comentamos el punto y nos esperamos un rato. Sentíamos gachito tirarnos al goce nomás dejar de pelearnos.

sábado, agosto 06, 2011

Ni tú te enteras


Llorar y coger, dos de las cosas que mejor me salen en silencio. Lo que tiene vivir entre paredes tan delgadas como el papel.

PIC: Más ramajes. Parece que me gusta estar sola, pero sólo es porque en según qué casos me da por romper en un imparable llanto. Además de chillona me es casi imposible abrir la boca y pedir ayuda. Así las cosas en el paraíso del amor.

miércoles, agosto 03, 2011

La cosa nostra


Así como que no quiere la cosa viene un día malo luego de un par de infierno. Ya me gustaría reírme, pero todavía no puedo. O sólo un poco. Y mientras pienso en cómo he cambiado, deduzco: la vida en pareja es como los hijos, una cosa que te cambia para siempre. La única diferencia es que si la cosa va muy mal, siempre te puedes separar, vamos, que lo otro sí es para siempre se quiera o no.

La cuestión es que ya soy otra y me estoy dando cuenta. Me encuentro tan cambiada de lo que apenas fui, por ejemplo, el año pasado. Mi resistencia al cambio es impresionante y no necesariamente buena. Y para ser honestos, cada vez me cuesta un poco más cerrar los ojos y tirarme sin pensarlo. Aún así, he llegado lejos.

PCTR: Ramajes captados en las inmediaciones del IKEA de L'Hospitalet a donde acudí ayer con mi sacrosanto novio a por un rolling ping para que dé rienda suelta a su curiosidad y talento culinario. Ya hubo pay de calabaza, de limón, de pera; pastel de plátano, de chocolate. Con tanto dulce, ¿cómo no me va a tener en las nubes? Pero es así, talacha diaria y mira que un día me caigo al precipicio como chivito y otro no tanto, tiene su coco la cosa.


lunes, agosto 01, 2011

A veces gris


La que se rompe a cada paso soy yo, pero me hubiera encantado escuchar la pregunta, el conectivo, en lugar de sólo sentir tu mirada repasarme ya con los audífonos y el ordenador puestos. Porque entonces no acortas distancias y hasta te siento inquisitivo. Porque para silencios ya tengo con el de adentro, con el que levanto hacia el resto del universo.

Podría exigirte, pero ni merecedora me creo, así que te pido en esos casos que te detengas un segundo de más. Te necesito. Quiero tu comprensión, como tus carnes; quiero tu ayuda para salir de aquí. Porque siento enorme esta pesadilla y a veces, nomás cerrar los ojos para sentir mi voz ahogándose en sus marejadas. Y aunque lo piense, lo imagine, en realidad no quiero morir.

FOTO: Reflejos que aún se pueden captar. Por más gris la cosa, no necesariamente termina ahorcando y no entiendo por qué estoy siendo tan positiva.