sábado, julio 16, 2011

La ciudad condal

De esta ciudad hermosa no quiero salir. Sin embargo, eso que reza "cada quien habla de la feria como le va en ella" tiene mucho de razón, por eso me quejo tanto a veces. Sólo quiero una oportunidad o dos o tres. Sólo quiero andar ligera y con propósito.


VÍDEO: Del blog de Edgar Gonzáles, vía Arabellita chula. Así, cómo chingados no va a querer uno quedarse para siempre en un lugar como este. Ya pues, exagero, pero de que es lindo, es lindo. Con su pan amb tomaquet y sus catalanes tan chulos ellos sí señor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues asi en video es hermosa nomas que la realidad siempre es otra marketing que le dicen.

mariana m* dijo...

De acuerdísimo: las hordas de turistas, los guiris que le dicen; las calles lo que sigue de meadas o cagadas por los perros de apartamento; mucha fiesta, tanta, que a veces no puedes salir de ella; más turistas; la humedad, el calor pegajosito. Pero, ni hablar, es bonita, chiquita, caminable, vivible, no sé, tiene su encanto, qué le va a hacer una pues. Marketing o no.

Anónimo dijo...

Es parte del encanto.