viernes, julio 22, 2011

Debates y homenajes al costo


En debates de ayer, hoy y siempre: la soledad del facebook, esos 587 amigos que acompañan tus aventuras reales en modo online. Pamplinas. Le creo más a los 81 amigos que ostentan algunos en sus modestos perfiles. Y es que, por lo menos yo, ni departo, ni me codeo con todos los que en mi particular lista figuran. Digo, ya quisiera yo. Por lo pronto, seguirán en lista de espera aquellas peticiones masculinas de amistad. Vamos, que son bien pocos los amigos varones reales y si he de ser sincera, extraño mucho la compañía de amigos de verdad; me guste o no, me he escabechado a más de un cristiano en nombre de la amistad, pero eso es harina de otro costal. O, ¿no? Quizá tanta cogienda sea el resultado de mi actual carencia en el manifestado rubro. Queridas, recordad y recordarlo bien: no se cojan a sus amigos. ¡Ay! El sexo, rompiendo amistades desde tiempos inmemoriables.

Si por alguna razón (que ahora mismo no me viene ninguna a la cabeza) me pidieran elegir al disco más memorable en mi vida, no podría ceñirme a sólo uno, así que tendría que mencionar forzosamente el Glee y el Discosis de Bran Van 3000. No sé por qué tengo la impresión de que los canadienses (de Quebec con más exactitud) son algo así como una agrupación de culto, como perdida en los gustos musicales de algunos pocos, sin embargo me maravilla el extraordinario recorrido que realizan por distintos géneros, la mezcla se influencias, la variedad de voces, las peculiares letras y no puedo ir más allá porque no soy crítica de música, así que sólo puedo rendir este pequeño homenaje con lo dicho, ponerme los audífonos y seguir gozando. Y para muestra, un botón:


FOTACO: ¡Tenemos hambre! Así que ya nos vamos a hacer la compra de las viandas y el pan, no sin antes dejaros con esta fabulosa instantánea que capté ayer por la mañana, antes de pasarme por donde la abogada para iniciar el verdadero trámite, el viaje definitivo de esa botella tirada al mar de opciones, de sueños, que necesitamos respuestas, las necesitamos YA. Nuestra Plaça Catalunya limpita de indignados, poblada por las palomas de siempre, con la J.Lo de fondo ataviada de Tous. Esto es lo que hay, caray.

No hay comentarios.: