jueves, julio 28, 2011

Atavismos que le llaman



Entré a los vestidores del deportivo para dejar los artilugios de nado, tomar mi kit de limpieza e higiene y dirigirme hacía las duchas. Ahí estaba a quien denominaremos Helga. Coincidentemente sus pasos se unieron a los míos en pos de las regaderas. Supe que debí cambiar la ruta y optar por una ducha con puerta, pero soy animal de costumbres, me gusta ducharme en aquellas que carecen de ella, ya que su ausencia me ofrece una mayor amplitud y al estar al final de la fila es difícil encontrarse con alguien. Apareció la corazonada y lo supe, Helga iría para donde mismo, tal y como sucedió. No me quedó otra que bañarme casi enfrente de Helga, en pelotas en frente de Helga en pelotas.

Tengo que reconocer que no pude bañarme a mis anchas, mi comportamiento se vio modificado: me incomodaba la posibilidad de Helga viendo mis partes. O me incomodaban las partes de Helga moviéndose con toda libertad frente mío. Como sea, no fue sino hasta que desapareció la mujer que volví a ser, digamos, yo misma.

Ni los casi seis años fuera de casa me van a quitar lo ranchera pues'n.




COGOLLOS: Ahora resulta que la conocida CasacAsia es linda, pero que como iba a diario y a currar no me enteraba. Ya sin obligación de por medio, la he valorado tanto *snif*.

viernes, julio 22, 2011

Debates y homenajes al costo


En debates de ayer, hoy y siempre: la soledad del facebook, esos 587 amigos que acompañan tus aventuras reales en modo online. Pamplinas. Le creo más a los 81 amigos que ostentan algunos en sus modestos perfiles. Y es que, por lo menos yo, ni departo, ni me codeo con todos los que en mi particular lista figuran. Digo, ya quisiera yo. Por lo pronto, seguirán en lista de espera aquellas peticiones masculinas de amistad. Vamos, que son bien pocos los amigos varones reales y si he de ser sincera, extraño mucho la compañía de amigos de verdad; me guste o no, me he escabechado a más de un cristiano en nombre de la amistad, pero eso es harina de otro costal. O, ¿no? Quizá tanta cogienda sea el resultado de mi actual carencia en el manifestado rubro. Queridas, recordad y recordarlo bien: no se cojan a sus amigos. ¡Ay! El sexo, rompiendo amistades desde tiempos inmemoriables.

Si por alguna razón (que ahora mismo no me viene ninguna a la cabeza) me pidieran elegir al disco más memorable en mi vida, no podría ceñirme a sólo uno, así que tendría que mencionar forzosamente el Glee y el Discosis de Bran Van 3000. No sé por qué tengo la impresión de que los canadienses (de Quebec con más exactitud) son algo así como una agrupación de culto, como perdida en los gustos musicales de algunos pocos, sin embargo me maravilla el extraordinario recorrido que realizan por distintos géneros, la mezcla se influencias, la variedad de voces, las peculiares letras y no puedo ir más allá porque no soy crítica de música, así que sólo puedo rendir este pequeño homenaje con lo dicho, ponerme los audífonos y seguir gozando. Y para muestra, un botón:


FOTACO: ¡Tenemos hambre! Así que ya nos vamos a hacer la compra de las viandas y el pan, no sin antes dejaros con esta fabulosa instantánea que capté ayer por la mañana, antes de pasarme por donde la abogada para iniciar el verdadero trámite, el viaje definitivo de esa botella tirada al mar de opciones, de sueños, que necesitamos respuestas, las necesitamos YA. Nuestra Plaça Catalunya limpita de indignados, poblada por las palomas de siempre, con la J.Lo de fondo ataviada de Tous. Esto es lo que hay, caray.

miércoles, julio 20, 2011

Ideas para el hogar


1) Creo que me pasé de colorina este mes, por andar comprando el bote de tinte más barato en el súper #quiénmemanda.

2) Cuando vuelva a México lindo y querido, tendré que tomar clases de salsa. Ya no las bailo a las susodichas, si acaso nomás me las echo al taco #peroquería.

3) Ando que ando de mal humor aquí y allá. Ya no puedo ni echarle la culpa al premenstrual, tendré que aceptar que tengo mono #ahoraquiénpodrádefenderme

PICKY: Eso sí, que no digan que no sonrío ni en defensa propia. El posado es el posado.

Gallina vieja hace mejor caldo



Con las temperaturas considerablemente bajas nos agarra julio. Este peculiar clima estival que nos obliga a vestir incluso manga larga me ha recordado mucho mi tierra, en donde el cielo se cae cada tanto y con ganas, cosa que acá no es típica de suceder, ¿eda? Vamos, no en mi muy particular experiencia: acá llueve si acaso en primavera y más que llover, chispea con ganas, pero no más.

La cosa es que está última tormenta de verano me patrocinó una reuma de no mamar en mi brazo derecho. Ayer me sentía la más inútil sin poderlo alzar siquiera. Pude nadar, sí, pero estaba toda adolorida, como si un día antes hubiera levantado mil veces un saco de papas o algo así y pues no, no había hecho nada fuera de lo normal.

Como el dolor cesó hoy día, no haré ninguna cita con ningún ortopedista. Vamos, tullida, lo que se dice tullida no estoy: hoy nadé de lo lindo. No me resta más que pensar que los años no pasan en balde; eso sí, estupendísima seguiré estando (al menos eso intento, ja).

SUMMERCLICKS: Soles llaneros mirando el tiempo pasar. Vale, ni tan llaneros, nomás medio secos y dejándose retratar.



domingo, julio 17, 2011

Pétalos naranjas




Bastaba mojarse las canas en un precioso rojo de bote, porque sí, ya estamos en edad de canas o en edad de qué. Me parece que no me va a dar la gana renunciar a ser teñida. Me gusta demasiado la calidez de la gama de los caoba, qué le vamos a hacer.

Escucho, porque en esas estaba en Spotify, un poco del Unplugged que Soda Stereo hiciera para la MTV hace tantos años ya. Me doy cuenta: puedo escucharlos y me alegra, la verdad.

He soñado con pétalos de una flor naranja que se daba en un árbol afuera de la casa donde viví en la Avenida Tepeyac #824. En el sueño los colocaba en las ventilas de una ventana, como la que tuve en el departamento de Morelos y Atenas. En algunos episodios aparece de nuevo el periódico, yo trabajando en él, proponiendo reportajes, involucrada y creyente de mi importante tarea como una obrera de la información. Entre las cosas que no entiendo para nada es que en el reparto figure, además de gente del pasado, el ex de siempre acompañado de su hoy esposa. Juro que he seguido al pie de la letra lo consejos de la Cosmopolitan respecto a no mirar ni por error su perfil en facebook, twitter o linkedin (a pesar de recibir graciosos mails con sus actualizaciones), así que ¿en qué estoy errando?

PICKYS: Domingo de paseo por el CCCB para mirar una expo del fotógrafo Brangulí que habrá que revisitar la próxima semana. Un acervo muy vasto, que le dicen, sobre Barcelona a principios del siglo XX.

sábado, julio 16, 2011

Explicación


Esas fuentes realmente me recuerdan gelatinas como esta. Dada la explicación, les comento que sigo pensando que se debería premiar, qué digo premiar, condecorar a cualquier mujer o ser humano que se atreva a llevar a cabo una depilación de la llamada brasileña. Yo sé que mi premio es la felicidad que representa vivir sin vellos, pero O.M.G!!!! Alguien, por favor, atrévase a establecer aunque sea El Día de la Depilación Brasileña para celebrar a las y los valientes depilados, porque O.M.G!!!!! Duele como la cachetada. Y no se diga más.

FOTO: Tomada del Flickr Kant Girl con la finalidad de mostrar a usted amable lector cómo viendo fuentes, a mí me da hambre.

La ciudad condal

De esta ciudad hermosa no quiero salir. Sin embargo, eso que reza "cada quien habla de la feria como le va en ella" tiene mucho de razón, por eso me quejo tanto a veces. Sólo quiero una oportunidad o dos o tres. Sólo quiero andar ligera y con propósito.


VÍDEO: Del blog de Edgar Gonzáles, vía Arabellita chula. Así, cómo chingados no va a querer uno quedarse para siempre en un lugar como este. Ya pues, exagero, pero de que es lindo, es lindo. Con su pan amb tomaquet y sus catalanes tan chulos ellos sí señor.

viernes, julio 15, 2011

Postales de la vida marital


De repente ya son más de las 10. En lugar de arreglarme para salir, como se había pactado, recorro el sabor que el ajo dejó en mi boca. La discusión sobre el tzaltziki llegó demasiado lejos. Temo que herí tus sentimientos y todo porque encontré reminiscencias de un sabor que detesto en un pepino al masticarlo, porque no me da la gana aceptar y ser condescendiente por amor. O es acaso que la que no sabe perder soy yo y miento y te persigo con bandera de víctima hermosa. Supongo que no da igual, pero en mi cabeza todo queda claro en cuestión de segundos tras escuchar "La Frase" que resume lo que para mí es el origen de la pelea, lo cual no estás dispuesto a aceptar. Por tal, no te escucho y al no hacerlo te anulo, te aniquilo. Me convierto en una soberana y abominable mujer castrante. Ya cualquier cosa en la que me convierta ahora me repugna tanto como estar varada en alta mar sin direcciones precisas para encontrar tierra firme. Sólo quisiera devenir en marinera, no en constructora de conflictos a domicilio en un capítulo más de "Postales de la vida en pareja".

FLICKYS: ¿Qué sería de Barcelona sin sus fuentes gelatina? Cantan y bailan y yo las detesto, pero en estas fotos han salido divinas. Como para no sonreír cuando se las ve.

Esta sí que parece La Fuente Gelatina.

La pareja del momento :-P

miércoles, julio 13, 2011

¿Y la mano de dios?


Quiero que quien sea que se encarga de eso, me la saque ya. Sea la vida, sea el destino. Quiero que el peso que siento cargar, que me oprime, se esfume. Y quiero que sea lo más prontito, por favor. ¡Ay! ¿Es que dios se ha olvidado de mi? Ja.

Sigo a la espera, inmóvil, porque así pasa, tanta inactividad no nomás jode al cuerpo, el alma se anquilosa y se va todo mucho a la chingada.

PIC: En las vueltas de la vida o en dónde se quedó todo lo que fui.

domingo, julio 10, 2011

Ni de aquí, ni de allá


La pinche incertidumbre, nomás de pensarla, me punza como un tirón en el hombro. Porque no sé si ser de aquí o ser de allá, porque en tanta nada me pierdo, me deshago hasta con gusto, al cabo que tengo harto tiempo para volverme a armar.

Hay una sensación interna que desprende calor cada vez que me acerco a ella. Es la tripa diciendo sí al regreso. El problema es que sigo embelesada por el oropel de la bella Barcelona, linda como ella sola, hostil como ninguna, por lo menos conmigo en los últimos tiempos. Como que se pone de buenas por momentos, pero me ha puesto sendas arremetidas que me obliga a pensar que estoy en el lugar incorrecto. Luego, vuelvo a reparar en eso de "a dónde vas que no vayas contigo" y bajo la cabeza. Seré yo donde sea, pero ciertamente hay un lugar donde podría, de entrada, trabajar nomás por mi linda cara, cosa que acá no sucede. Aferrada no me sirvo. Trabajamos por lograr lo contrario dios mediante.

Encima, me llaman para hacer canguros vía sms según yo de 10pm a 12am, de acuerdo con el contexto y lo hablado con la señora madre de familia, sólo para recibir el gran chasco: era de 10am a 12pm, de manera que no sólo pierdo una chamba, sino el contacto. Así no se puede. Pffffffffffft.


FOTOS: De la torre Collserola, desde el Tibidabo. Haciendo turismo ocupacional, porque de leona enjaulada no me quiero ni tantito.

martes, julio 05, 2011

Nadie sabe lo que pasa a puertas cerradas


Voy a tener que tramar tus labios en el aire, como evocara Cortázar, la parte tersa como durazno y la humedad, el chorro de luz ardiendo en el centro, el volcán.

Porque por razones técnicas no puede ser de otra manera.

En una de esas hasta te pinto a mi manera con el pincel traidor de víctima enfermiza: de puertas para afuera serás siempre el malo.

Adentro, ¿quién sabe qué pasa en el interior?

FLICK: Gala, inmortalizada por Dalí. Una mujer pintada en todo su esplendor. Cada trazo, cada amor, cada vena, cada arranque, toda la piel, todo el amor. El amor.

domingo, julio 03, 2011

Queja


Aún con la normalidad recuperada se sigue sintiendo el cambio. Pero prefiero el cambio sin tanto retortijón y córrele que te alcanzo. La percepción de las cosas desde el marco del dolor no es mi hit.

FOTO: Girasoles de Figueres desde la ventana de un tren Regional bastante confortable que nos devolvió a Barcelona. Bonita la calma chicha de la ciudad de Dalí.