sábado, mayo 14, 2011

Salto

Ahora vivimos juntos. Es tan bello, como difícil. Pero la sola experiencia ya lo vale todo. Como siempre, tardo más de la cuenta en hacerme consciente de que ya no soy sola. Soy un pelín reacia al cambio. Pero ahí estamos.

Pronto: la reseña completa de la vida en concubinato.

PIC: De mi querido novio no sólo me sorprende el hecho de que cocine como los dioses, entre otras cosas que sólo como un dios sabe hacer, sino que sea todas esas sorpresas que es. Tan simple como que se rasura y parecería que es otro, es decir, es dos novios en uno. ¿No es una belleza? Así una no se puede aburrir.

1 comentario:

Anónimo dijo...

que bonita foto, el momento decisivo! ;)