domingo, mayo 29, 2011

Principio y fin


Siento que se me han fundido un par de bombillas en el pasillo. Y no me van a creer, pero la oscuridad me asusta un poco. Me da miedo, con tan poca claridad, no saber dónde piso y si lo que sigue es una puerta de entrada y no de salida.

Aunque no veo bien del todo, alcanzo a sentir un gran "no sé" aplastándome un poco. No saber si confiar, si querer, si seguir, si estar, si reír. Entonces lloro un poco cada día, cada que me siento sofocada por tanta incertidumbre.

FOTO: Un perrito en su castillo. Hay quien dice que a las personas que no les gustan los perros, no son de fiar. Y yo no sé qué pensar.

jueves, mayo 26, 2011

...



Llevo días pensando: ¿dónde quedó la manzanita? Todo porque soy libre. Es igual. Ser libre, ser libre, ser libre, ser libre, ser libre, De eso se trara.

PIC: A pesar del calor, la playita está bien rica. Así es.

martes, mayo 24, 2011

666


La anterior entrada fue la 666 y ni en cuenta. Yo ando en mood 666, es decir, Chuki. Y no, no es la onda andar en mood Chuki.

FOTO: Retratos del ex piso de mi amiga Pilar, piso de Alberto y Benita, nuestros vecinos. Sí, ya sé, a nadie le importa. ¡Bah!

jueves, mayo 19, 2011

Regalito


No me pregunten por qué, pero la verdad es que estoy triste. Ni ganas de ir a la piscina tengo, porque siento que me voy a ahogar nada más de entrar ahí y sentir toda esa agua acogerme entera. Mi afición al drama, la cual gané siendo aún muy chica, llama a mis caballos salvajes a desbocarse en fila india sin reparos ni tapujo ninguno. Porque tenía que ser así la naturaleza del hombre, el llamado imperativo de la carne. Vamos, que muchas mujeres al igual que yo habrán empezado pronto a sentir esa cosquilla interna, más en la entrepierna que en otro lado, pero por lo general las féminas no se inician por regla tan jóvenes en los avatares de la pasión, eso es más que nada cosa de hombres, dichosos ellos que además de sentir el regletazo siendo nada más unos imberbes chiquillos, no se detendrán hasta muy mayores ya, si acaso, que los que saben dicen que el deseo, la pasión no se les apaga nunca. Y nosotras, ¿qué? ¿Qué habrá cuando el manantial se seque? ¿Qué tenía pensado la naturaleza para nosotras? Si ahora caigo, si ahora entiendo, que encima de todos los pinches atavismos culturales, encima de imponernos a toda regla el recato y la decencia, llegara como ramalazo la sequía de nuestros mares, el desinterés total por la pasión carnal, y entonces el no saber qué hacer de nuestras parejas, de los maridos, la sensación de atrapados sin salida hasta que llega carne nueva y se posa en su horizonte y les regala, de nueva cuenta, un hermoso vertical. No es gracia, no. Yo ahora gozo de una lubricación divina, cuasi perfecta y puntual, pero si bien existe Vagisil y sus secuaces, ¿existe la píldora para evocar a la pasión? ¿Existe la manera de lidiar con la apatía que la madre naturaleza nos regalará en algún momento de nuestra vida? ¿Se vale entonces el engaño? ¿Es así? Ni idea, por ejemplo, de cómo hará la Demi Moore cuando le llegue. En una de esas tiene además de sus cremitas anti-arruga, la cremita de la pasión, porque si no, no entiendo cómo hará para retener al Ashton Kutcher a su lado, tan jovenzuelo, lleno de vida y energía sexual. ¿Es acaso que basarán su relación futura en lo espiritual y dejarán de lado las delicias de la carne? Saber dios mío, saber.


PICADITAS: Sea como sea, a gozar se ha dicho. Pero de que es complicado, lo es por regla de vida.

sábado, mayo 14, 2011

Salto

Ahora vivimos juntos. Es tan bello, como difícil. Pero la sola experiencia ya lo vale todo. Como siempre, tardo más de la cuenta en hacerme consciente de que ya no soy sola. Soy un pelín reacia al cambio. Pero ahí estamos.

Pronto: la reseña completa de la vida en concubinato.

PIC: De mi querido novio no sólo me sorprende el hecho de que cocine como los dioses, entre otras cosas que sólo como un dios sabe hacer, sino que sea todas esas sorpresas que es. Tan simple como que se rasura y parecería que es otro, es decir, es dos novios en uno. ¿No es una belleza? Así una no se puede aburrir.

domingo, mayo 08, 2011

Popeando bajo

En la versión "no sé qué me está pasando" (¿serán efectos secundarios de la vida marital?), tengo que confesar: ando popeando bajo y bien cabrón. Dios, perdóname, pero en mi lista musical de mayo no puedo dejar de sintonizar a la Spears, J.Lo, Shakira, Black Eyed Peas, Nelly Furtado, Miley Cyrus, pasando por Prince y Dido. Para muestra, pinche aquí. Se lo advertimos, amable lector, se lo advertimos.

Me cuenta mi madre que por fin llegó la postal de cumpleaños para mi abuela, algo así como un mes tarde y de milagro: cambié los números de la dirección, de manera que sólo porque un buen samaritano, el que recibió en su domicilio la misiva, decidió entregarla a su verdadero destinatario, mi sacrosanta abuela fue feliz. Es lo que tiene rezar, digo yo. De mi dislexia declarada, no puedo decir mucho más.

Volviendo al tema, no sé por qué me quejo de las listas fake de la MTV, esas en las que ponen a Nirvana como uno de los 10 íconos del pop de todos los tiempos, si estoy entregada a esa música del demonio, plagada de auto-tune y que amo tanto. Pero es así, me pone de buenas. Será que en la vida, personas como yo tenemos que adquirir un vicio inmediatamente después de abandonar otro. Es decir, si bien ya no fumo cual chacuaco y ya no bebo como un cosaco desde hace algún tiempo, será, digo, normal que me entregue a las garras de pop. Vamos, envenenará el alma, pero no me ocasionará ningún cáncer o enfisema. Porque ni vitaminas ni omega-3, pura abstinencia y vida sana, dicen los que saben como Ben Goldacre o mi noviecito santo. ¡Cueck!

Y mañana: al gimnasio en pareja.

FLOWERSHIP: Mi novio piensa en courier y me perdona el que me guste Britney.

lunes, mayo 02, 2011

Cotidianas muy cotidianas


Estamos a punto de salir rumbo al Ikea por un bote de basura con tapa para el baño, un bote de basura sin tapa para la habitación, perchas para la puerta del baño y alguna cosita más que se me antoje. Alejandro ha metido en el software para llevar las cuentas del hogar, los tickets de las compras que juntos hemos hecho casi desde que llego a Barcelona para quedarse. Afuera llueve y los telediarios están básicamente protagonizados por la muerte de Osama bin Laden. Obvio, los gringos se regocijan o, al menos, gran parte de ellos. Personalmente me parece un pelín de mal gusto celebrar una muerte, sea de quien sea, como si se tratara de la victoria del Barça, pero no soy la gringa más recalcitrante, así que quién sabe qué haría de serlo. Quizá habría salido a las calles a festejar, habría bebido cerveza hasta la inmundicia. En fin. A pesar del día nublado, el viento permite a las nubes un sabroso vaivén, de manera que la luz en este justo momento, está de lo más sabrosa.


PICKYS: Mi novio por fin inmortalizado junto a monumentos barceloneses típicos en las fotos de los turistas. En ese día en particular, desde el recién inaugurado Arenas, centro comercial construido en lo que fuera una plaza de toros. Detrás, Montjuic. Delante yo rogándole a dios, al cielo que le permitieran abrir a Alejandro los ojitos para la foto. Nadie oyó nada. Eso sí, los colores al más puro estilo CSI Miami a todo lo que dan. ¡Ch-ching!!!!!