viernes, abril 15, 2011

Cosas que no entiendo y cosas que son como son

A la gente que no viste el calzado adecuado para ir al gimnasio e improvisa con las bambas de diario y hacen como que sudan mogollón. A quienes no tienen a bien colocar un bote de basura en su habitación y hacen del receptáculo dispuesto en el baño su contenedor de desperdicios (hablo de un piso compartido, claro está), el cual llenan e inundan con objetos que, para mi gusto, no se desechan en el cuarto sanitario (sí, hasta para a la basura le profeso cierto respeto). A gente como yo, que hacen que respetan y en realidad se pasan casi todo por el arco del triunfo. Si yo fuera tú, no querría tenerme como compañera de piso, por ejemplo.

Lo cierto es que como gallina vieja, hace mejor caldo, los años me han dotado de una cierta serenidad y sabiduría, ajá, para llevar las cosas en santa paz, digamos que ya me porto bien (baste revisar el pasado) y lo más malo que he hecho recientemente es no hablar con el adolescente alemán que vive en el piso que es ruidoso (puede llegar hablando a las 2am como si fueran las 2pm y así), despide a apenas 2 meses de estancia en el piso el inigualable aroma de quienes no cambian nunca la ropa de cama y se ponen hasta el cansancio la misma ropa (ha lavado como 3 veces cuando mucho y nadie, porque lo hemos comentado, lo ha escuchado bañarse) y es el amo del desorden, por no decir olvidadizo mil (deja el fuego abierto en la estufa o el grifo goteando), en fin, una joyita. Como yo me voy de aquí nomás termine el mes, me vale un soberano cacahuate. Resistí porque no me quedó de otra, recordar que el último, fue un año por demás difícil y lleno de precariedad para esta futura residente legal de Barcelona que lo dejó de ser desde octubre del 2009 hasta la fecha, así que para como están las cosa, no me quejo, pero adiós piso patera, adiós vida de soltera, porque también, mañana llega Alejandro y se queda para siempre. ¡Ah! ¡El amor!

FOTICO: Flores para anunciar el arribo, la llegada. Para festejar la resistencia, la lucha, el tezón. Para decir te amo a la distancia. Flores porque sí. Hermosas las flores como quien las hizo llegar desde Londres hasta Barcelona. Es por eso que me he depilado al estilo brasileño. Si bien lo hago por gusto, deberían premiar mi atrevimiento, porque ¡ah, cómo pinche duele!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades por el tezón, la paciencia y el aguante que tuvo ese corazón. Felicidades por la llegada, especialmente por el "para siempre".

Un abrazo anónimo.

JULY dijo...

Yo soy de las que usa las bambas del diario para el gimnasio porque no tengo dinero para comprarme unas chingonas y de a verdad. Pero sí sudo de a verdad.
si me hiciera el depilado brasileño me sentiría la nena más sexy del planeta. Bien mi Marianita sexy.

RoS dijo...

=)

¡flores para los dos!

mariana m* dijo...

@July: Ya pues, tengo que confesar que cuando emití mis lindos juicios estaba pasando por una etapa de estrés total. Comenzar la vida en pareja es tan lindo, como brutalmente imponente, vamos, que me traía de los nervios la espera por mi amor, situación que me nublan la visión. Hay que hacer deporte con o sin las bambas correctas. He dicho. De lo otro: intentaré mantener mi depilado estilo brasileño, porque sí, es lo más sexy, pero duele como la chingada. He dicho. ¡Besos mi July!!!!

@RoS: Gracias totales. Aquí estamos al pie del cañón. No nos rajamos.

@Anónima: Es muy bonito contar con sus bendiciones. Vamos, que se tome el tiempo y la molestia de pasar por aquí y eso. ¡Saludos!!!!