martes, marzo 01, 2011

Depresauria


Otra vez, malita de mi depresión. Así que, como diría Lilián, en el mejor de los tuits, a cada rato quiero suicidarme un poquito, pero a su vez no. A mi rescate viene Alejandro en viaje inesperado, así que no me voy a alcanzar a depilar la entrepierna, pero habrá ping-pong de ideas y menos llanto.

4 comentarios:

NTQVCA dijo...

Mariana! que buen rescate!!!

RoS dijo...

y qué que no haya depilación, con el ping-pong basta,

oye, he de traer chingo de hambre, pues en la imagen no vi más que palomitas, quiero palomitas y coca!

Anónimo dijo...

estar juntos 24/7/365/hastaelfindelverano

mariana m* dijo...

Pensaría que en Toulouse no están desayunando All Bran.

@Ros: Pues son pañuelos deshechables usados, en teoría.

Y sí, está bueno el rescate :-D