lunes, enero 24, 2011

Roturas, descosidos y el placer


Hoy: al parecer, disfruto preparando comida para un batallón que no existe. Misterio: el arroz solía quedarme en su punto hará algún tiempo, pero desde que perdí mi candor culinario por allá del 2009 a razón de vivir en un piso cuya cocina que no me invitaba al canto y con unos compañeros de piso que la agandallaban sin querer, la consistencia es siempre pastosa, más parecida a un budín que otra cosa. No obstante: me lo como.

Si no fuera una hedonista de mierda, quizá dejaría de lado el tema comida y el placer que me provoca. Así que tengo que decirlo: me encanta el sabor del salmón ahumado. Encontré un paquete de 220 g por 1 euro en el Bonpreu. Yo entraba por entrar, ya que en realidad este supermercado no se encuentra en el ranking de sitios para hacer rendir el dinero y mira, un buen trozo de salmón ahumado directito desde Escocia. Pronto: desde por allá viene mi pedido urgente de pasión y arrojo a las brasas.

***

Esta mañana charlaba con mi amiga Pilar y, en algún rebote de información, salió a flote eso del roto para el descosido respecto a mi actual relación. No me gustó la idea de las roturas, de lo desvencijado del tejido al hablar de ello, pero sí alcanzo a ver (cuando leo, por ejemplo, el blog de mi amado) que los dos estábamos buscando poder amar, pero no habíamos encontrado la posibilidad de amar profundamente. Si bien el hecho de que exista la atracción física es un punto de partida, la voluntad para amar en el otro es imprescindible. Ya me había topado con mucha falta de cooperación por parte de mis respectivos en turno, deseosos ellos de que les diera las nalgas, pero no de llevarme hasta el final de los tiempos. Escuché muchas veces eso de "las mujeres están locas, pero así hay que amarlas" y tragué, como si fuera esa la justificación del por qué no se quedaban conmigo. Y ahí empieza a engordar la bola de culpabilidad gracias a la violencia psicológica que imprime el otro y a la gran inseguridad que una ya trae en el código genético. ¿Y saben qué? Es una mierda y aunque me hubiera gustado toparme con Alejandro atrás tiempo, tengo que reconocer que puedo estar con él gracias a todos los golpes del pasado. Irónico, pero así es. Y yo lo amo, porque además de ser una linda persona, de que lo encuentro guapísimo, amo el hecho de que siendo un hombre viril del sexo masculino, haya dejado huella de muchos de sus cuestionamientos a nivel sentimental en su bitácora personal. Eso no lo cambio por nada. No hay valientes de ese calibre a la vuelta de la esquina, porque tengo que confesar que he reído y casi llorado con las historias que ha sido capaz de narrar.

Así que igual y sí somos el roto para el descosido en algún sentido, pero ya me vale, porque me encanta hasta el hecho de que se ponga cascarrabias porque alguien metió su cuchillo en el lavavajillas.

FTGRFS: Obra de Pilar Talavera en L'Estruch documentada por una servidora para uso personal y profesional de la artista. Me congelo. Que ya sea miércoles. Quiero mi ola de calor personal a domicilio si us plauet o por favorcito, que es lo mesmo :-)

Posted by Picasa


7 comentarios:

denke dijo...

Aprendemos de los errores, no? ya se que es obvio, etc.. etc... pero no siempre sabemos verlo.

Ah, y el arroz... granealo antes de añadir el agua ;)

mariana m* dijo...

¿Qué es granearlo? Ja, ja, ja, si no sé eso, cómo me va a quedar bien, ¿verdad?

denke dijo...

dorarlo en aceite #chicasquenousangoogle =P

mariana m* dijo...

Touché!!!!

Pero gracias por abrirme el sendero de la sabiduría. Jajajajajajaja.

JULY dijo...

- ¿será la época?, porque estas 2 últimas semanas también a mí me ha salido puré de arroz, aunque lo lave y luego lo "granié". Marianita, dicen que no te puedes casar hasta que te salga bien el arroz, así que aplíquese...

- Mencanta tu amor tan verde.. mencanta, alimentado por los errores del pasado. Tanta lagrimeada valió la pena.

Anónimo dijo...

22980.....91685

mariana m* dijo...

En putiza probando lo del "graniado" porque me voy a casar con mi Alejandro hermoso eventualmente ❤