martes, enero 18, 2011

En el 2000




Cuando era pequeña escribía textos como este durante los trayectos en bus de la H. Facultad de Filosofía y Letras hacia mi casa:

Garras filosas de nube. El animal multiforme transmuta la leche en carne. Piel de hormiga reunida como el fuego de todos los fuegos en la cumbre que pare sombras y da otra vida a seres de nubes opacas. Ya no tiemblan. Sólo flotan su nocturnal ardor callado, escondiendo una mueca tétrica y cautivadora o un reflejo de pequeños incendios de ciudad que visten historias de banqueta y hule.
Fin de día
17/03/99

Era una chiquilla común y corriente que, para variar, estaba en crisis existencial (recuerdo a la fecha enemil crisis existenciales), así que apliqué a una beca de la Academia Mexicana de las Ciencias, me la saqué y me fui al DF durante el verano del 2000 para sufrir y gozar de lo lindo. Antes de emprender el vuelo fui a cortar y teñir mi cabello: fui la chica de pelo rosa, tono que mutó a rubio platino en versión más corta y luego devino en un maravilloso rojizo. A la aventura de colores en mi cabeza le puse fin con un cuasi rapado que en pleno mayo hacía que se me congelaran las ideas. En aquel entonces me enamoré de mi tío el psiquiatra, me cogí a un paciente suyo (sí, gulp) que me presentó para guiarlo respecto a estudiar o no Letras Hispánicas (lo seduje de manera barata, pero al parecer novedosa para él, contándole que alguna vez había besado a una chica) y sufrí una crisis conversiva (al menos eso dijo mi tío), porque alguien muy drogado no entendió que no es no y yo, inexperta, accedí al cohecho.

Sobreviví a la experiencia. Vamos, me he sobrevivido a mi misma en un sin número de circunstancias. Me he tirado a varios acantilados personales, pero de eso hace mucho ya. Creo que escribía cosas bonitas cuando era pequeña e inocente y creía que el príncipe azul no existía, aunque me empeñaba en buscarlo infructuosamente. Eso no iba a suceder hasta 10 años después. ¡Oh! Ingenua yo.

FLACK: "Las chicas" deleitándose con Bowie y unas chelas. Por la chica chiquita que todas llevamos dentro.

No hay comentarios.: