lunes, diciembre 19, 2011

Objetos perdidos



Alejandro alguna vez me dijo que no era normal estar rodeado de pura gente que bebía o se drogaba como algo cotidiano. Yo pensaba que lo que no podía ser normal era estar al lado de alguien capaz de herir a su paso, como si el uso de la violencia psicológica fuera natural incluso. Me pregunto qué y cómo creció Alejandro para ser lo que es. Vamos, que yo sé qué y cómo crecí, sé de qué pie cojeo y me dispongo a entenderlo más y mejor yendo a terapia antes de siquiera volverme a relacionar con nadie. Y me pregunto esas cosas sólo porque no puedo concebir su manera de llevar el duelo de la relación. No la entiendo, pero lo respeto. Ya nos tiró algo más que un decálogo de reglas (qué raro que tire reglas al mundo el señor), qué es lo que tiene que hacer o no hacer aquella que quiera probar sus mieles. Leí mucha misoginia, sentí horrible, como una afrenta y no, no es que me lo tome personal, es que me sorprende saber que estuve ahí, con él, soportando mi propio decálogo, sobrellevándolo como si fuera algo normal y cotidiano. 

Pienso mucho en Alejandro, pienso mucho en Tomás. Pienso en los leggins negros que no encuentro por ninguna parte. Pienso en las paqui beer. Pienso en la comodidad y paz del Putxet. Pienso en la vida que no tuve con Tomás. Pienso en el anillo que nunca me dio. Pienso en volver desesperadamente a Barcelona. Pienso en el pijama de invierno que eché en el contenedor y no entiendo por qué lo hice si ahora hace tanto frío.

Hay días que pienso en escribirle a Alejandro una carta, así como pienso marcarle a Tomás para decirle que estoy viviendo en el DF. Totalmente innecesario. De enviarle la misiva, diría algo así como "siento mucho no haberte amado, no haber correspondido el sentimiento. Te agradezco mucho todo lo que hiciste por mí, sin tu apoyo económico, no habría podido sobrevivir el último año en Barcelona". O algo así. A Tomás no voy a marcarle nunca, que no cunda el pánico. Sólo lo voy a soñar hasta cansarme, hasta resolver el conflicto o hasta no sentirme tan sola en esta ciudad.

FLICKY: En mi camino al trabajo, el nuevo camino al trabajo, me encuentro con un arbusto pleno de flores rojizas. Ya no más iglesia del señor de brazos abiertos. Extraño ese otro camino, así que de repente me paso por el puente peatonal para verlo otra vez. Estamos de luto, estamos atravesando el espinoso camino de readaptarse al viejo mundo, que es el nuevo, ironías de la vida. Hoy creí lo que dice Mandarina, hay que matar a veces para seguir adelante. Aunque matar Barcelona me parece todavía algo muy cruel.

NOTA: Por cierto, qué bonita puede parecer una mariposa gris cerca de algo tan radiante y bello. Increíble. Otra vez, pensando en Alejandro.

miércoles, diciembre 14, 2011

Pobre en la ciudad




























Estaría muerta si fuera usuaria frecuente de los medios de transporte del DF, porque no es lo mismo morirse de hambre en Barcelona que aquí. Vamos, que tuve que pillar el Metrobús para llegar a un puto Coppel, no me pregunten por qué, y se me ocurrió, valiente inocencia, hacerlo al filo de las 18:30 horas. Pasaron, fácil, unos 25 metrobuses, uno tras otro desfilaron ante mi, vacíos los que no me servían, porque no iban para Indios Verdes, esos iban para Tepalcates, así que opté por cambiar la ruta. Iba con mi tostador bajo el brazo, porque ¡si! ¡Gané un tostador en la rifa de la chamba! Así que peor, con tostador en mano, fue peor que muerte anunciada. 

Para cuando llegué a mi destino, me temblaba el brazo, la mano, el ojo, más tarde me tembló el alma, porque los idiotas de Coppel, como era de esperarse, se rehusaron a darme un dinero que sí me correspondía, porque faltaba uno de mis nombres en su sistema. Salí, casi, casi llorando. Temblaba y deseaba sentarme a llorar. Respiré hondo y pensé, de menos ya no me toca Metrobús, nomás Metro. Me envalentoné y llegué a casa, esta vez no tocó ir como en lata de sardinas, nomás medio camino lidiando con el vaivén, con la gente, puta gente, con su puta mala educación y gamberrismo. Amé llegar a casa. Me comí la comida que no comí al medio día, porque sí, hoy me hicieron el día. Empecé tempranito, para luego derrapar en errores de tags y en no reparar que OTRA PUTA VEZ Peña Nieto la cagó, OTRA PUÑETERA VEZ. Porque cada vez que este idiota la caga todo el mundo se regodea de su idiotez en Twitter. Yo lloro, porque si como hoy, estaba yo con los muertos en Chilpancingo, los de la Normal de Ayotzinapa y no me entero, qué cagadero.

Y ya.

MEDIA LUZ: No es lo mismo. En Barcelona con 1 eurito me compraba algo pa' tragar, verdad de dios. Acá, con 1 pesito, quedará hacerse rico, digo, acariciarse o así, como decía mi verde ex, pero nada más. Por cierto, qué gordito me cae mi ex éste ligando babosamente con la Pablo del alma, la que escribe bonito, toma fotos bonitas y así. Pero no voy a decir más. Él sabe exactamente lo que significa. Y sí, cómo me cae gordo. Las palmas en pasivo-agresividad, las palmas total. Pero la vida es la vida y nos pone a todos en nuestro lugar.

sábado, diciembre 10, 2011

@Df


Que no le digan, que no le cuenten, vayan a El Marrakech para que sepa lo que es ver bailar a un hombre desnudo sobre la barra con la macana totalmente erguida.

En otros asuntos, que sepan que sin querer, sin esperarlo, me siento lo que sigue de estar en casa.

Tener un trabajo, que en él hagan la típica comida navideña, diversificar con los compañeros del curro, no tiene precio. Neto. Ya hasta besé a uno. Bueno, ese uno me besó, vamos, besaba a todas, estaba pedo. No me gustó, pero bueno, un beso por ahí, tampoco es que esté mal. No por eso específicamente, pero estoy lo que sigue de agradecida. Eso sí, no le entré al karaoke, pero me bailaron y quité una camisa, todo por ganar pasta para la subasta de premios. De ley, me toca en la rifa una de vino espumoso, digo, mínimamente.

AGUADA: No es que seamos muy católicos por aquí, pero se ve que en la chamba sí y pos yo nomás registrando los hechos. Coincidencia total que pronto sea su día. Más que coincidencia que empezáramos algo temprano el tradicional Guadalupe_Reyes.

domingo, diciembre 04, 2011

Barranca

Siempre que escucho Kids me acuerdo de una noche feliz por allá del 2008 en el Chico Chango y siento mariposas en el pecho. Esa es una certeza, al menos, de que he sido dichosa: estaba con buenos amigos y sonreíamos a pesar de que en nuestras vidas no todo estaba bien. 

En muchas ocasiones, con la mirada nublada por el calor del momento, he creído estar enamorada o algo así. Anoche lo vi y estuve segura: he querido estar enamorada, pero la belleza y el deseo más sublimes son otra cosa. Lo vi, sonriente, entre destellos y fuga. Es un niño en demasiados sentidos, no es lo que busco, pero es hermoso. Es uno de los hombres que más me han gustado en mi vida y, lo presiento, nunca voy a tenerlo como yo quiero. Y sí, quiero, lo deseo y me podría encantar demasiado estar ahí.



TORITOS: Tremenda la estampida que se armó la noche del viernes en el Covadonga. Fue la "bacanal" y primera, de muchas, noches en compañía de la banda del curro. Deliciosa la comida, el mejor pulpo gallego que pude haber probado y el Sangre de Toro, qué buen vino.

jueves, diciembre 01, 2011

Bien y de buenas



En realidad la ciudad no me parece fea, porque no la he pateado entera. Hoy, nomás de caminar un ratito, odié con todo mi corazón los pinches puestos horrorosos que en algunos tramos se comen la banqueta. Hay que sortear a la bola de nacos que atiende y la otra bola de nacos que se para a ver qué se le antoja comprar. ¡Pamplinas! Yo sólo quiero un refrigerador señora, no me chingue con que si quiero taquitos o monederitos o su puta madre.

Me harté a la verga y regresé a casa en taxi sin refrigerador, pero con un juego de platos nuevo. No sé para qué chingados, si ni cocinar puedo. 

En el DF no eres nadie sin coche y yo me empeño por ser alguien. Me encantaría recuperar mi poderío de peatón tal y como lo tenía en Barcelona, pero es como luchar contra el gigante: nadie da un peso por el pobre imbécil que camina e intenta cruzar las calles y avenidas que apenas lucen un desteñidísimo paso de zebra, vamos, una puta broma eso de los señalamientos, eso de la educación vial. Si no fuera porque soy sólo de carne y hueso, me les echaba encima a los cabros al volante.

Digamos, entonces, que soy medianamente feliz, porque sigo viviendo a 20 minutos del trabajo, aunque no patee la ciudad ni tenga gas ni muebles y me acueste cada noche en un colchón inflable (flamable le llamo mejor). 

Paciencia, que emputada no voy a lograr mucho más. Pero ¡a qué pinche ciudad más fea!

BOMBSHELL: Ya quisiera yo, pero es mi blog y me puedo dar el lujito de decirlo. En fin, que me está llegando el hastío a los aparejos, ocupo un achuchón o algo. Si fuera de hule, pero como no. ¡Achuchón! ¡Diversión! ¡Algo! 

martes, noviembre 29, 2011

#unfollowfriday




Me encantaría verme. Sacarme un poco los ojos. Arrastrarme por el salón.
Me gustaría encontrarme vestida de blanco y sangre.

Cambiar el hielo por un poco de verdad.

Pedirme la taza de azúcar y no darme ni el saludo.

Nuestro amor se perdió, porque nunca existió en primer lugar. Y se perdió. Se perdió.

Si les pidiera que adivinen qué canción estuve escuchando, atinarían perfecto: una de pisa y corre.

Y te sigo. Reviso el camino de tu salvación. Y no te quiero. No me quiero. Pero nos recuerdo tanto.

PCTR: En Sabadell. En modo pareja. En sumisión total. No eres tú, soy yo, es sólo que me encanta el vertedero.

jueves, noviembre 24, 2011

Sssssh


Leí, por casualidad lo juro, el último post de mi ahora ex novio, que dice que tiene un amigo que le cuenta que besa chicas, pero que no busca nada serio, vida de pareja y esas cosas, y pensé que qué bien que se lo esté pasando bomba con todas y ninguna, porque besar es ¡taaaaan rico! Luego me dio risita por la utilización ésa del recurso del "supuesto amigo" que le cuenta cositas y así. Para información vuestra ya mañana voy a la terapia, yo también es que me paso un pelín de stalker, vamos, me encanta: mi morbo es como insaciable y pos como no arde, sino divierte, digamos que no hay tanto pedo.

Yo la verdad como que me acuerdo muchito de él, como en plan el vacío que se queda por la vida que hicimos juntos. Así que por el respeto y el amor a esa etapa en la que compartimos tiempo y espacio, decidí no rajar, no ir y despotricar, no venir aquí y contar. Como sea, dependencia emocional o no, lo quise de alguna forma y me siento muy agradecida por haberlo conocido. Ahora ya puedo decir que sé cómo se comporta una persona que puede llevar el pasivo-agresivo to the max, como diría él; sé lo que es sentirse más sola que la una estando en "pareja"; entendí lo que es llorar, sentirse mal, quererse morir y que ignoren el dolor que, encima, causa el otro; experimenté una aniquilación total de mi persona por parte de esa supuesta "media naranja", y sí, mi permisibilidad me impactó tanto, que me espera mucha, pero mucha terapia, un buen curro interno, porque no me vuelve a pasar. 

Pero gracias, vida, por darme la oportunidad de haber salido viva y poder contarlo (no me voy a cansar de repetir esto), poderme recuperar,  poder seguir adelante.

Entonces, pues sí, mejor no decir nada.

PLACK: En Casa Roma, donde el portero de noche te abre, te revisa, te da el Vo. Bo. y tú te pasas, te diviertes, te emocionas porque ponen la música que te gusta, que en Barcelona sólo podías escuchar si pinchabas tú en la casa de tu amigo vasco. No hay como el calor de hogar. Por fin, ¡alguien me entiende!

NOTA: Me olvidé mencionar que mañana presenta expo el güerito de la foto en ADM.

martes, noviembre 22, 2011

Los mil y un issues


Tengo que admitir que he tenido unos días fatales. También tengo que admitir que eso de la fatalidad se me da bondadosamente. Pero vamos, que gracias a dios y al cielo se trataba -¡una vez más!- del tan típico y trillado premenstrual de mierda patrocinándome una linda semana. A eso, sumarle mi proceso de readaptación a la patria, el proceso de adaptación al laburo y mi actual estado "sin lugar" que esperamos pronto quede más que resuelto.

Paciencia me dije, acción que he llevado a cabal término. Porque no queda de otra. Es raro: en esta particular ocasión he acatado mi  orden. Raro como esto, una de Fellini. No es que de repente me haya convertido en la optimista del momento, porque no, no les voy a mentir; es sólo que sé que no queda de otra y no tengo ganas de patalear o hacer berrinche. Generalmente conmigo misma no soy así, pero en eso me convierto cuando tengo novios complacientes y eso, señores, será uno de los grandes temas de la terapia. 

Quizá no consiga un refrigerador decente para este semana, pero sí conseguiré hacerme de terapeuta fijo y así entramos en la etapa llamada "Mariana se compromete con ella misma y con nadie más", para acabar con la etapa "Mariana se relaciona con peleles porque no hace caso a todas las alarmas y chicharras de su interior". Al respecto, he pensado que podría seguir despotricando en contra de los baches, del pasado, pero ¿para qué? ¿Para qué coño blasfemar en contra de lo que ya no está aquí? Hay muchas respuestas: a) para desahogarse a gusto; b) porque es mi blog y en el hago, como siempre, lo que se me da mi rechingada gana; c) mejor abstenerse porque entonces voy a parecer una ardida; d) porque no tiene caso, y e) porque calladita, me veo más bonita.

Ya luego les digo qué decidí.

A veces me releo y me sorprendo mucho de las cosas que puedo ser capaz de enarbolar. Entonces pienso, ¿por qué no me hago ni puto caso? He ahí otro enormísimo y gran tema para el análisis de esta, su servidora, Mariana Issues.


PLOCK: Como siempre, con ganas de chingar. Como siempre, interpreten eso como se les dé la gana.

lunes, noviembre 21, 2011

Untitled



La derecha aprisiona, pero no ahorca. Siento mucho que en España haya vuelto la derecha, lo siento en el alma. Como igual, siento que en mi país haya tanta desigualdad.

No sé qué pensar. No sé qué sentir. Pero extraño mucho a Cataluña. Extraño a mi gente.

Mañana me parece que tendré las llaves de mi nuevo piso. El aliciente está ahí, pero hoy me siento tan sola y desamparada, que desearía volver a la república de Rajoy, sólo porque ahí están muchos de mis amigos frecuentes y entrañables.

Lloro por las ausencias. Los amigos, la compañía.

Quién sabes si volver.

PRCTS: Veloz. Todos esos pensamientos pasan por mi cabeza, volverme a ir, dejarlo todo. Eso está siempre ahí. Supongo que es cuestión de simplificarse, de restar opciones, de hacerse de una y olvidar el resto. No es tan fácil, empero. El DF está padre, es sólo que hacerse a él, es lo que cuesta.

viernes, noviembre 18, 2011


Imaginaos cómo me encuentro que hasta entré en una iglesia. Se me atraviesa en el camino, vamos, pero no pude sino entrar y escuchar algunas de las chorradas que el párroco escupía a unos que se estaban casando. ¡Ah! Y claro, sacar la foto.

PICOLINA: La misma iglesia, otro ángulo. Yo es que lo sé, porque lo sé y lo sé, pero necesito mencionarlo y sí, necesito encontrar mi lugar. Estoy a un paso de extinguirme así, de prestado. Ha sido genial, es sólo que todos tenemos un lugar. Tampoco es la muerte, mañana recibo las llaves del mío *respira profundo, hecha una lagrimilla y se va*.


jueves, noviembre 17, 2011

Urgencia


Cada día camino durante 20 minutos aproximadamente del trabajo a la casa de Gemma y viceversa. Atravieso un puente y no pienso en Cerati, por ejemplo. Pienso un poco en la jaula de oro o en lo déspota de mi ex novio. 

Me las veo duras para cruzar algunas calles. Me da miedo encontrarme a un hijo de puta más que a un tarado, pero el miedo aún no me detiene: anoche llegué en metro hasta el centro, ahí por Bellas Artes, y sortee las batallas de arribar a mi destino sin tener ni puñetera idea del rumbo correcto que debía tomar.

Es así: las puedo pasar putas, pero sé que es lo mejor estar en donde estoy. Vamos, que se siente en las tripas. Aunque trato de convencerme: hay momentos en que extraño demasiado aquella compañía; la costumbre y mi necedad.

Porque supe desde el primer beso, desde el primer cruce de miradas, que no era. Yo quería que fuera, mi urgencia era tal. Los zapatos, ni a fuerza entran, y ese par entró porque nos empecinamos en ser eso especial. O al menos eso sentí. Es sólo que me creí afortunada porque me querían, querían que fuera yo esa estrella, esa sonrisa, esa felicidad. Tomé la oportunidad, porque pensé que iba a ser la última. Me equivoqué y se vale. Salí vivita y coleando para contarla, una vez más.

FOTIUX: Dedicada a Renzo. Se la debía desde hace un rato. El cristo de la Iglesia del Purísimo Corazón de María. ¡Vaya tela con el nombrecito! Tengo que volver a ver el Romeo y Julieta de Baz Luhrmann, por cierto.


lunes, noviembre 07, 2011

Libre


Poco a poco, más fuerte que una cucaracha fumigada, voy venciendo los obstáculos de la nueva ciudad. Un día seré la reina del lugar. Eso de recuperar tu vida, una vida, implica ser paciente y humilde. Me cuesta mucho salir del modo "bajo perfil". No dan muchas ganas a veces, es un lugar cómodo y seguro. Así que voy calladita, silente, me asumo tal cual. El problema es que no soy para nada eso, soy un cascabelillo con aires de matraca. Ya volveremos en versión más "sonora" algún día pronto.

Se me ocurre que la vida te da 1 o 2 o 3 o 10 o 40 oportunidades. O más. Se me ocurre nomás, vamos, que ya al menos en mis cortos 34 años de vida me ha dado unas cuantas y es de agradecer. Que es mejor creer en las oportunidades que pensar que una está jodida, porque si hago recuento, estaría en el hoyo sin parar de llorar y con la pistola apuntando a mi sien: todo lo que sucedió, bueno o malo, todos esos lagrimones que derramé el último año, como nunca en mi vida, sirvieron para volver aquí. 

Así es esto de volver, de recuperar, de dejar de ser eso que le llaman "ni de aquí, ni de allá". Se trata de ser ante todo de una misma y nada más.

¡Viva la libertad!

PLOCK: Perrillo catalán, de esos que cagan y  mean las calles que extraño un poco. Camino hacia el trabajo y recuerdo las lozetas catalanas con su flor modernista grabada. Avanzo y reparo en los microbuses que chorrean gente. Los edificios tan diferentes, la gente tan morena y chaparra. La sensación en general es la de "como si nunca me hubiera ido", con la diferencia de que sí, no fue un sueño y se aprendieron muchas cosas. 

sábado, noviembre 05, 2011

Volvemos a donde pertenecemos



De acuerdo con mi médico de cabecera (uno nuevo, por cierto) el malestar que tengo (dolor en el pecho y tos con flemas) es una consecuencia directa de la fumigación por la que atravesó el departamento de mi amiga y no de la altura de la ciudad de México o del estrés por la nueva chamba.

Dicho esto me voy a La Nacional, por si gustan, ya saben donde encontrarme esta noche de sábado. 

Pronto: a estrenar vida de soltera (bueno, ésta ya la hemos estrenado) y departamento de ídem. Me lo estoy saboreando desde ya mismo :-D

VÍDEO: La bella Kirsten esbozándose para REM. Sonrisa que quiere crecer. Así me siento. Poco a poquito a crecer luego de tanta jaula.

miércoles, noviembre 02, 2011

Mujer, casos de la vida real


Amigas, ando caliente, lo que sigue. Pero nada más me paguen mi primer sueldo, me voy a comprar un dildo. He dicho.

PICKY: "Ahí va el chorrazo". A veces sí me pregunto a dónde se fue todo. Parecía amor bonito. Luego, vuelvo a repetir en mis adentros aquello de las diferencias irreconciliables. Siempre me pregunté "¿por qué señor, por qué?????", cuando alguna unión de famosos o así, terminaba intempestivamente al año, a los meses y ahora tengo la respuesta. Ya ni hablur.

Recuperancia


Tengo que confesar mi total desconcierto ante los niños vestidos de vampiros o brujas, muy a lo jalowin, que piden su "calaverita" en plena calle. Además, ¡en pleno 1º de noviembre! No sabía qué decirles a los que alcanzaron a escupir un "dulce o truco". "Y a mí, ¿qué mierda me vas a hacer tú?", pensé. Pero son niños al fin. Y nada me iban a hacer, que ya me estaba yo pasando de largo.

Parece que en mi nuevo espacio laboral, les hizo gracia mi pelo "naranja". Yo sólo puedo decir que está muy cagado volver a estar en una redacción. Es como andar en bicicleta o manejar o nadar: es algo que una vez aprendido, siempre sabrás hacerlo. Bueno, lo de manejar, mejor lo dejamos en duda, que hace casi 5 años que no me pongo al volante y no, no queremos muertos, ni aunque sea su día. Tampoco quisiera tener que leer tuits con un hashtag como #Juarez, pero así es la vida señores, culera a veces y a veces más.

Las más incrédula soy yo siempre. Santa Tomasita, me llegaron a llamar. Y es que es así: hasta no estar tocando la misma herida, ¿por qué habría de creerlo? 

Hay que creer, sin embargo.

Hoy, estoy sola en la ciudad más poblada del planeta y soy muy feliz. 

FLICK: Una de las últimas tapas en un lugar muy típico, en un Madrid que se portó bien buena onda conmigo. Según recuerdo, todavía ese día se portaban bastante bien conmigo. Es, de lo más probable, que nunca sabré a ciencia cierta el por qué del quebranto, lo cual es muy válido. Y aunque tengo la teoría de que los ex novios, con los años, se pueden convertir en los mejores amigos, hay ex novios que sé que no voy a volver a ver siquiera, porque es así. Toda una posible disertación futura.

lunes, octubre 24, 2011

Bajo perfil



El sábado me bañaba con el sol que, a pesar de ser octubre, calentaba de lo lindo en el ranchito amando. Estar aquí, en casa, representa estar en un lugar rodeado de vegetación y alejado casi en su totalidad del ruido urbano. Es lo más parecido a un oasis y en mi vida necesitaba eso luego de tanto raspón.

Me teñí y corté el cabello. Pedí un estúpido flequillo del cual ahora me arrepiento, pero lo hecho, hecho está y habrá que apechugar: dejar al tiempo hacer lo suyo.

Lo confieso, porque siempre tengo algo que confesar: ando en modo bajo perfil, lo que sigue. Nada de fiestas de bienvenida, nada de grandes encuentros. Iré haciendo poco a poco. Ahí disculparán, toca fase de recuperación, readaptación, reestructuración y anexas. Un poco sí, pero ya no soy la misma de antes hasta que vuelva a serlo.

PICAPICA: La agente naranja en su más importante misión, ganarse el reino que lleva su nombre y apellidos. Y estoy contenta, poco a poco las cosas se van acomodando. Habrá colchón, nevera y quizá unos cubiertos de acero inoxidable.Voy a vivir sola, como siempre soñé.

jueves, octubre 20, 2011

Porque tengo un corazón

Me he tenido que robar un poema de otro blog que me gusta mucho. Al cabo que la literatura es de todos. 

Voy a empezar a creer que los jueves será el día oficial del bajón, del paseo por los recuerdos buenos o malos. Una extraña sensación, como de síndrome de Estocolmo, como de miles de 'hubieras' agolpados en mi cabeza. Aunque siempre estaré mejor así: SOLA.


NO QUISIERA QUE LLOVIERA... (1976)

No quisiera que lloviera
te lo juro
que lloviera en esta ciudad
sin ti
y escuchar los ruidos del agua
al bajar
y pensar que allí donde estás viviendo
sin mí
llueve sobre la misma ciudad
Quizá tengas el cabello mojado
el teléfono a mano
que no usas
para llamarme
para decirme
esta noche te amo
me inundan los recuerdos de ti
discúlpame,
la literatura me mató
pero te le parecías tanto.

Cristina Peri Rossi

miércoles, octubre 19, 2011

Violencias y violencias


Será el sereno, pero el terruño amado está la mar de hermoso, claro, tengamos en cuenta que sólo he andado en Chapalita y alrededores. Anoche, incluso, cerca de La Estancia y el cruce de San Luis Gonzága y Sanzio, donde ocurrió la hoy bautizada como primera balacera Panamericana. 

Todavía no sé cómo lidiar con la peligrosidad propia de las ciudades en México: en el DF imagino que los tiros vienen del vendedor de la esquina, de cualquiera junto a mí en el Metrobus, del o de la que pasan junto a ti por las calles del centro, atestadas de puestos callejeros que apenas permiten al peatón circular; en Guadalajara me subo con presteza al auto de mi hermana al ver venir a un grupo de adolescentes caminando por en medio de la calle. Esto de la violencia, es novedad para mí y tendré que aprender a manejarla. Vengo del reino de la paz y la tranquilidad, pero también de dormir con el enemigo.

"Los perversos falsifican tan bien su violencia que dan con frecuencia una muy buena imagen de sí mismos", leo en un libro que aborda el acoso moral y la violencia psicológica. Además de enfrentar lo que podría ocurrir aquí o allá en plena vía pública, tengo que enmendar los desbarajustes de las vías privadas, de la intimidad. 

FOTICO: En el autódromo, a la altura de la curva 4. Sábado de gloria y de Portishead, Santigold o Editors. Amigos, familia: qué belleza.

viernes, octubre 14, 2011

Cuando la sal no sala




Hay historias que duelen, aunque se encuentren ya enterradas en el pasado o no sean nada mío. Duelen porque de alguna manera extraña nos suenan de algo. No es que decida sufrir gratuitamente el dolor ajeno: es sólo que soy un ser humano sensible, capaz de sorprenderse enormidades ante los torcidos caminos de la vida. Es todo.

A escasos 2 días de cumplir un año en la vida de alguien más, me abrieron la puerta, me pidieron partir. Comprendí por fin aquella trillada frase que exalta las diferencias irreconciliables: hay cosas que son insalvables y lo extraño es que entre más nos empeñamos en salvarlas, más nos desgastamos. Ni el hecho de minimizarte hasta casi desaparecer puede hacerte feliz a ti o al otro. Y hasta ahí. 

Llevo 14 días en mi nueva ciudad y siento, poco a poco, lo que significa pertenecer. Cuando las cosas te hacen sentido y no tienes ni que esforzarte porque así suceda. Estoy contenta. Ya se puso bien. 

PÁSELE A LA FOTO: Los colores de la tierra. En un abrir y cerrar de ojitos en el tianguis me encontré tomates verdes, cebollas y jitomates. El mercadillo abriéndose de flor en flor ahí nomás, abajo de casa de mi amiga Gemma, donde resido temporalmente.


miércoles, octubre 12, 2011

La vida secreta de las palabras


¿Recuerdas que le pasó a Hanna? ¿Por qué era tan callada? Su rutinaria vida y las pocas sonrisas que podía esbozar. 

Creo que sobrevivió a una guerra. Era un ser humano funcional roto por dentro. Experimentó demasiada violencia. 

Supongo que en ocasiones no hay que atravesar por una guerra para sentirse así, un sobreviviente.

VÍDEO: El trailer de lo último que me gustó de la Coixet. Palabras con doble vida. Desarman o acarician. Tú eliges si las usas para matar. 


miércoles, octubre 05, 2011

El llamado "mexican way of life"



La increíble levedad de estar en casa: antes me debatía si comprar o no una bolita de queso Oaxaca en el colmado latino, porque costaba la friolera de 8 euros, qué decir de un buen paquete de tortillas o harina de maíz para armarse la torteada, todo era carísimo, representaba algo así como un gustillo dominguero que se daba uno de tanto en tanto. Pero ya no estoy en Barcelona y bastó con ir al súper ¡en pleno domingo!!!! y armarse del preciado queso, una delicia.  

Traigo todavía un jet lag del copón. En los últimos 4 días, desde que aterricé en DF, hay momentos que amanezco y pienso que ya la libré, otros no tanto. Se supondría que es mucho más fácil adaptarse al horario de casa, el que se ha vivido la mayor parte de la existencia. El punto es que hay instantes en los que me descubro inmersa en una somnolencia tal que flipo. Cuestión de esperar.

Dejamos atrás Barcelona, sus pequeños supermercados, su población variopinta y multicultural, con su calma y hermosa arquitectura modernista. Arribamos al DF  y a su rabioso frenesí, con sus mares de gente, sus gigantescas superficies impuestas como mercados, el tráfico, la contaminación visual, llenito de mexicanos. Y estoy contenta, pero intento no pensar tanto en mi pequeña vida a la catalana y en lo feliz que fui en todas mis desgracias o momentos cumbre, porque cuando me estaba yendo quise detenerlo todo, parar, no irme jamas. 

Tengo que agradecer a la vida por haberme dejado vivir ahí. También tendría que agradecer, más que el sólo hecho de volver a mi país de origen, que puedo dar inicio a una nueva etapa. Y heme aquí.

PCTR: Tesoros nacionales. Es que uno no sabe lo que tiene, hasta que lo ve en las estanterías de El Corte Inglés a precios de oro. Toca el consabido atracón de masa que todo mexicano exiliado debe darse cuando está de nuevo en casa.


sábado, septiembre 24, 2011

Undaiundeiro


Ayer bailaba al ritmo de Rita Indiana, hoy tengo agujetas por la clase de GAC. Fue el último viernes convertido en sábado. Nos estamos yendo pa' México papá.

FOTO: Rita Canelita, su grupo, su bailarín en el concierto que gratis ofrecieron como parte de los festejos por las fiestas de la  Mercé o, lo que es lo mismo, las fiestas de Barcelona Ciudad. Se puso suave pues.

martes, septiembre 20, 2011

Sueña, que al cabo es g-r-a-t-i-s



Hace días que ya no veo a Helga en el centro deportivo. En su lugar, puro espécimen un tanto lerdo, aletargado. Tenía pensado, al volver de las vacaciones, saludarla e incluso sacarle plática, hacer amigas nuevas pues. Al margen de esto, en mi corazón se agolpan los más diversos sentimientos debido a la proximísima partida. En mis más guajiros sueños, encuentro una y mil maneras de quedarme en Barcelona tan campante como hasta ahora, tipo me gano el cuponazo de la Once y hasta me alcanza para poner un changarro de elaboración de pasteles artesanales; darle la vuelta al mundo; ponerle casa a mi familia, amigos y sentarme a vivir la vida a la española con todas las siestas del universo, vacaciones todo agosto, esquí por navidades y así.

Hablando de sueños, mi novio me cuenta que una mujer que pasó por sus armas en el pasado remoto, recién le ha escrito un mail que decía: soñé contigo, me divorcié, soy campeona de kendo. Y, ¡me ha entrado el miedo! No hay que ser hermeneuta profesional para entender el mensaje, me tengo que poner trucha con el manejo de la katana, ¡me estoy bajando un curso ya mismo de la red! No dije mal cuando dije que quería ser samurai alguna vez, es sólo que pensaba más en el arte y la pura estética que en la violencia. ¡Viene a por mí, díganle que no estoy! Nomás la noticia de la vuelta de mi amado a su ciudad natal se está desperdigando, comienza ha emerger el maceterío. ¡Será cuestión de ver ahí, debajo de las piedras! Y mejor, no hablemos de mí. ¿Ven por qué no quería volver a México? Ja.

FLOCK: Punto de encuentro total y absoluto de todo viandante en Barcelona. La primera vez que me citaron ahí, junto a mi amiga Lulú, nos sentamos a beber una caña para luego enterarnos que cuando te dicen "nos vemos en el Zurich", es cosa de esperar afuera, que es un pelín caro. Novatadas de otros tiempos.

lunes, septiembre 19, 2011

Alguien nos mira


Tengo que escribir un mail aburrido y formal acerca de por qué actúo como actúo, de por qué estoy tan cabreada que ni ganas tengo de volver a casa, la que alguna vez fue mi casa.

Llegan momentos en la vida de toda mujer madura que se tiene que enfrentar a la primera autoridad y decirle, explicarle que los asuntos concernientes a su intimidad le afectan invariablemente a una. Que así es y punto. Que qué le hacemos y a dónde vamos. Que se le echan ganitas, pero no más.

Desde hace más de un año que no sé qué pensar. "En el caso Roman Polanski", me dicen. 

Por otra parte, no puedo evitar ser una cotilla profesional, echar un vistazo nada más y atar cabos. Así funciona mi deambular por los perfiles de facebook de la gente, su Google+, su Twitter, su blogspot. Sus fotos, sus comentarios en otras fotos, sus statements, sus descripciones personales: es genial, maravilloso, se encuentran nombres de cónyuges, hijos, gustos, aficiones, amistades. TO-DO.

FLACK: El mundo, que es un pañuelo, manquesea pequeño, siempre será un hermoso lugar, ja.

martes, septiembre 13, 2011

2068


No es que de un día para otro se produzcan ciertos cambios. Las cosas están bien pensadas, nomás que como todo en mi vida, dar el último estirón, tomar la decisión, me cuesta mucho más de lo que se imaginan. 

Voy a extrañar Barcelona, mucho. A los amigos que están aquí y que son como mi familia en estas tierras. Voy a recordar a sus pobladores y su mal genio; añoraré el pan de pagès convertido en un delicioso pa amb tomaquet decorado con jamón de cerdito bellotero; querré calçots con su romesco, una buena paella dominguera, gambas y rape incluidos, o simplemente desearé caminar tranquila cualquier madrugada por la calle que me venga en gana, qué decir de andar en bici de casa al trabajo o a la playa o a la recién denominada plaza Cateluña (por cate de mi corazón, cosas que me invento), pero llegó el tiempo de cambiar de aires, de decir hasta pronto y tomar un avión rumbo al DF.

Quizá 2068 días suenan a mucho, quizá no. 

Me mudo. Qué lástima, pero adiós.

Y, sí sé por qué, estoy contenta.

FIC: Santa María del Mar, sus turistas y gente situada en el bello barrio del Borne catalán. Me he estado pateando la ciudad a punta de clicks que me la quiero llevar entera en imágenes. Lo cierto es que ya me la llevo en el alma. 

jueves, septiembre 08, 2011

Vivir donde el pijerío


Ahora resulta que la oleada de mordaces mosquitos es única y exclusivamente un asunto de la zona alta de Barcelona ciudad, que lejos de ser territorio comanche -como bien sería L'Hospitalet del Llobregat- o tierra de hippies -como podría identificarse a un barrio como Gràcia-, es un lugar característicamente poblado por lo que vamos a denominar como "el pijerío".

El pijerío es un conglomerado de personas más bien pudientes, gente con dinero y/o linaje, alcurnia que le dicen. Vamos, que lo del abolengo es opcional, pero lo de la lana viene de cajón: pura casita o atiquito reformados; señoras perfumadísimas con mascada, alpargatas y Louis Vuitton auténtico al hombro que un domingo cualquiera se van a hacer el súper al Opencore, porque se les acabaron las galletas de animalito o la leche para alimentar a sus criaturas; club de tenis con 8 mil canchas para socializar con más pares pudientes, donde puro ñor ataviado con top sailers sin calcetines, bermudita blanca y polo Lacoste departe con toda la cara bronceada por los UVA del gimnasio; niñeras filipinas o latinas que apenas hablan acarreando a dos o tres críos rubicundos u ojiazules. 

Característico es que sean amables entre ellos, que desprecien a los que les han de servir. Me resultan vomitivos y les soporto, pero me saca ronchas su actitud, ronchas tan grandes y contundentes como la de estos moscos tigre del demonio. Sinceramente, prefiero a los pijipis de Gràcia con sus rastas nauseabundas. Pero, en este particular caso, como diría Cristina Pacheco, aquí me tocó vivir.

FLICK: Con las manos, el cielo. No se crean que es tan, pero tan malo vivir entre el pijerío. Como son clase privilegiada, se goza de la quietud de los parques, púlmones citadinos, que rodean sus caseríos. Además, las vistas resultan un regalo para la vista. Pero es el decorado, vamos, el aliciente. Los recursos humanos están pal perro, digo yo.

sábado, septiembre 03, 2011

Calata

No sé qué pensar de mi cuando confundo a Artic Monkeys con Animal Collective. No sé qué pensar de mi en los últimos tiempos. Difíciles, extraños, oscuros. Temo haber aburrido a más de uno. Tengo esa impresión, la más pura verdad en más de algún caso: la gente deprimida aburre a los felicillos, a los contentos, a los que sí tienen lo que quieren o que sí saben qué quieren de la vida. Nuestra negatividad les aburre, así como nuestro conformismo, autocompasión, apatía, indiferencia, incapacidad de reaccionar felicillamente. 

No me da igual, empero. Y ahí, como puedo, voy haciendo. Hago labor cada día, me desnudo y sueño cada vez que puedo dormir. Es un lugar seguro. Fatuo, pero seguro. 



PCTR: De la fatalidad, el dolor. No todo es gris, negro, colérico o encerrado. Hay momentos realmente hermosos y felices. Es sólo que eso de ser felicilla perpetua me sienta tan mal como el cabello negro, por ejemplo. Como que una se queja y queja de no tener y cuando una tiene, se queja y queja por cualquier otra cosa. Such is life me decían.

miércoles, agosto 31, 2011

Quejadero II

Soy tan mala compañía, que me siento demasiado sola.
PIC: Dejó de respirarse el sabor a vacación. Eso no quiere decir que Barcelona deje su título de Reina de la Vacación Eterna. Siempre hay alguien capaz de sonreír por ahí.

miércoles, agosto 24, 2011

Quejadero



Entre el suelo y el cielo están los humanos, lindas criaturas destinadas a interrelacionarse. Dios acoja a aquellos destinados a interactuar conmigo, que además de compartir piso, se montan una linda "fiestita" hasta las 5 de la madrugada. Directamente las pierden todas conmigo. En una de las noches de un día por demás húmedo y soporífero, la pareja que tiene a bien alquilarnos una parte de casa pasó la velada construyendo castillos en el aire acompañados de cigarros y jazz. Y no, no es lindo. Pude dormir entre la 1 y las 4am, para luego despertar sobresaltada por las voces, el humo ahogándome, la paz quebrantada.

Incapaz yo de dialogar civilizadamente cuando una persona logra hacerme enojar, he pedido a mi hombre que vaya a hacerse cargo, porque en serio, yo voy, les gritoneo y cual bestia salvaje les tiro un par de zarpazos. Y eso será hoy día. Es necesario enaltecer eso del difícil arte de la convivencia. Supervivencia, que le dicen.

FOTO: Alimento para mi estómago, que ha estas alturas del partido no se acostumbra al abuso y falta de respeto total de según qué personas. Está bien, tampoco es que yo he sido una blanca palomita, a mí debieron también odiarme, quiero creer, que nadie es perfecto. Eso sí, de que las paso putas, las paso putas. Pero ¿a que con un poquito de este pay de queso hecho por Alejandro todo puede estar bien?

:-P


viernes, agosto 19, 2011

Perla estival



De las maravillas del verano está ese apartado en donde los compañeros de piso, sea cual sea su esencia y calidad performativa, se van de vacaciones y nos permiten saborear las mieles de la soledad que en mi caso es estar con Alejandro a nuestras anchas. Ahora sí que caiga donde caiga el deseo, se hará nuestra voluntad.

Que no se diga que todo es sufrir. Lo único malo, es que como todas las cosas hermosas, tiene un final, lo cual para mi representa seguir lidiando con hábitos o deshábitos, mi pequeño martirio diario y personal. Es lo que tiene ser una mujer de manías varias y tolerancia chiquita. Como dicen, flojita y cooperando, si no lo sabré yo.

FOTICO: Que a la plaça de plaças le han cambiado el outfit. Antes Tous, ahora Armani y de última novedad, el Barça repartiendo cachetadas al Real Madrid que se olvida de jugar al fútbol y practica eso que ya me encantaría a mí, patear y cachetear al prójimo por el puro gusto y la real gana. Ora sí que quien fuera Sergio Ramos.

miércoles, agosto 17, 2011

No estaba muerta


El verano está que arde. Todo parecía indicar que se presentaría suavecito, pero bastó pensarlo para que se dejara caer como la mismísima reata del diablo. No miento, pregúntenle a cualquiera: Barcelona está que arde. Y para amainarlo nada mejor que encerrarse en la única habitación de la casa con el aircon y ponerlo a tope. Ciertamente mi consciencia anti calentamiento globlal me impide hacerlo por largos períodos de tiempo. En fin, todavía no morimos de calor, aunque los telediarios se empeñen en ocupar sus titulares con las altas temperaturas y en cómo arrecian con la paciencia del pueblo español. Seguimos vivos. Informó para ustedes, Mariuga Islos.

Por cierto, hoy día me estoy refugiando en vídeos del YouTube. Pura interpretación de Yuri o Pandora. Puedo apreciar el vozarrón que se cargan estas mujeres cantantes. También puedo apreciar tamaño depresión que me cargo. Se hace lo que se puede, pues.

PICKY: En Gràcia noviando, paseando, sintiendo la gota gorda resbalar por la espalda. Estamos a merced de la humedad catalana. Lo peor, ir detrás de un señor en cuyas prendas yace la más pura esencia de su cuerpo, activada por el calor y el movimiento. He de decir que dios se portó divis y delante mío puso unos muchachones bien perfumados. No todo es negro.

domingo, agosto 07, 2011

Pelear y coser


Este fin de semana estuvo pleno de actividades: además de pelear con mi novio, desde el sábado por la noche hasta bien entrada la madrugada del domingo, horneamos un pay de manzana y un pastel de chocolate.

Respecto a la pelea puedo decir que, una vez lleno el saco de piedritas (bellos frutos de portentosa negrura marca desempleo), el desbordamiento resulta apoteósico. No es que pierda el conocimiento, pero casi. Chillo como Magdalena y no veo final feliz alguno, pura cosa oscura, pura fatalidad: separaciones, venas cortadas, más llanto, nubes negras, hastío y demás.

De la hacienda de pasteles no hay más que decir que se trata de una franca lucha contra el tedio en pro de la recreación culinaria. Encima de que una ocupa sus manecitas santas en algo de provecho, el momento del postre se torna en algo digno de aquilatar.

¿Qué más decir? ¡Ah! Que al final me liberé: chillé a todo pulmón y cogí a grito pelado. ¡Vaya cambios! ¿No?




PCTRS: De chocolate puro con pera y ¡acompañado de Häagen Dazs de macadamia!!! Delicia, manjar, como los besos de mi novio, como su manoseo, como su premura a la hora de la hora. Bien dicen, no hay como el sexo de reconciliación, aunque comentamos el punto y nos esperamos un rato. Sentíamos gachito tirarnos al goce nomás dejar de pelearnos.

sábado, agosto 06, 2011

Ni tú te enteras


Llorar y coger, dos de las cosas que mejor me salen en silencio. Lo que tiene vivir entre paredes tan delgadas como el papel.

PIC: Más ramajes. Parece que me gusta estar sola, pero sólo es porque en según qué casos me da por romper en un imparable llanto. Además de chillona me es casi imposible abrir la boca y pedir ayuda. Así las cosas en el paraíso del amor.

miércoles, agosto 03, 2011

La cosa nostra


Así como que no quiere la cosa viene un día malo luego de un par de infierno. Ya me gustaría reírme, pero todavía no puedo. O sólo un poco. Y mientras pienso en cómo he cambiado, deduzco: la vida en pareja es como los hijos, una cosa que te cambia para siempre. La única diferencia es que si la cosa va muy mal, siempre te puedes separar, vamos, que lo otro sí es para siempre se quiera o no.

La cuestión es que ya soy otra y me estoy dando cuenta. Me encuentro tan cambiada de lo que apenas fui, por ejemplo, el año pasado. Mi resistencia al cambio es impresionante y no necesariamente buena. Y para ser honestos, cada vez me cuesta un poco más cerrar los ojos y tirarme sin pensarlo. Aún así, he llegado lejos.

PCTR: Ramajes captados en las inmediaciones del IKEA de L'Hospitalet a donde acudí ayer con mi sacrosanto novio a por un rolling ping para que dé rienda suelta a su curiosidad y talento culinario. Ya hubo pay de calabaza, de limón, de pera; pastel de plátano, de chocolate. Con tanto dulce, ¿cómo no me va a tener en las nubes? Pero es así, talacha diaria y mira que un día me caigo al precipicio como chivito y otro no tanto, tiene su coco la cosa.


lunes, agosto 01, 2011

A veces gris


La que se rompe a cada paso soy yo, pero me hubiera encantado escuchar la pregunta, el conectivo, en lugar de sólo sentir tu mirada repasarme ya con los audífonos y el ordenador puestos. Porque entonces no acortas distancias y hasta te siento inquisitivo. Porque para silencios ya tengo con el de adentro, con el que levanto hacia el resto del universo.

Podría exigirte, pero ni merecedora me creo, así que te pido en esos casos que te detengas un segundo de más. Te necesito. Quiero tu comprensión, como tus carnes; quiero tu ayuda para salir de aquí. Porque siento enorme esta pesadilla y a veces, nomás cerrar los ojos para sentir mi voz ahogándose en sus marejadas. Y aunque lo piense, lo imagine, en realidad no quiero morir.

FOTO: Reflejos que aún se pueden captar. Por más gris la cosa, no necesariamente termina ahorcando y no entiendo por qué estoy siendo tan positiva.

jueves, julio 28, 2011

Atavismos que le llaman



Entré a los vestidores del deportivo para dejar los artilugios de nado, tomar mi kit de limpieza e higiene y dirigirme hacía las duchas. Ahí estaba a quien denominaremos Helga. Coincidentemente sus pasos se unieron a los míos en pos de las regaderas. Supe que debí cambiar la ruta y optar por una ducha con puerta, pero soy animal de costumbres, me gusta ducharme en aquellas que carecen de ella, ya que su ausencia me ofrece una mayor amplitud y al estar al final de la fila es difícil encontrarse con alguien. Apareció la corazonada y lo supe, Helga iría para donde mismo, tal y como sucedió. No me quedó otra que bañarme casi enfrente de Helga, en pelotas en frente de Helga en pelotas.

Tengo que reconocer que no pude bañarme a mis anchas, mi comportamiento se vio modificado: me incomodaba la posibilidad de Helga viendo mis partes. O me incomodaban las partes de Helga moviéndose con toda libertad frente mío. Como sea, no fue sino hasta que desapareció la mujer que volví a ser, digamos, yo misma.

Ni los casi seis años fuera de casa me van a quitar lo ranchera pues'n.




COGOLLOS: Ahora resulta que la conocida CasacAsia es linda, pero que como iba a diario y a currar no me enteraba. Ya sin obligación de por medio, la he valorado tanto *snif*.

viernes, julio 22, 2011

Debates y homenajes al costo


En debates de ayer, hoy y siempre: la soledad del facebook, esos 587 amigos que acompañan tus aventuras reales en modo online. Pamplinas. Le creo más a los 81 amigos que ostentan algunos en sus modestos perfiles. Y es que, por lo menos yo, ni departo, ni me codeo con todos los que en mi particular lista figuran. Digo, ya quisiera yo. Por lo pronto, seguirán en lista de espera aquellas peticiones masculinas de amistad. Vamos, que son bien pocos los amigos varones reales y si he de ser sincera, extraño mucho la compañía de amigos de verdad; me guste o no, me he escabechado a más de un cristiano en nombre de la amistad, pero eso es harina de otro costal. O, ¿no? Quizá tanta cogienda sea el resultado de mi actual carencia en el manifestado rubro. Queridas, recordad y recordarlo bien: no se cojan a sus amigos. ¡Ay! El sexo, rompiendo amistades desde tiempos inmemoriables.

Si por alguna razón (que ahora mismo no me viene ninguna a la cabeza) me pidieran elegir al disco más memorable en mi vida, no podría ceñirme a sólo uno, así que tendría que mencionar forzosamente el Glee y el Discosis de Bran Van 3000. No sé por qué tengo la impresión de que los canadienses (de Quebec con más exactitud) son algo así como una agrupación de culto, como perdida en los gustos musicales de algunos pocos, sin embargo me maravilla el extraordinario recorrido que realizan por distintos géneros, la mezcla se influencias, la variedad de voces, las peculiares letras y no puedo ir más allá porque no soy crítica de música, así que sólo puedo rendir este pequeño homenaje con lo dicho, ponerme los audífonos y seguir gozando. Y para muestra, un botón:


FOTACO: ¡Tenemos hambre! Así que ya nos vamos a hacer la compra de las viandas y el pan, no sin antes dejaros con esta fabulosa instantánea que capté ayer por la mañana, antes de pasarme por donde la abogada para iniciar el verdadero trámite, el viaje definitivo de esa botella tirada al mar de opciones, de sueños, que necesitamos respuestas, las necesitamos YA. Nuestra Plaça Catalunya limpita de indignados, poblada por las palomas de siempre, con la J.Lo de fondo ataviada de Tous. Esto es lo que hay, caray.

miércoles, julio 20, 2011

Ideas para el hogar


1) Creo que me pasé de colorina este mes, por andar comprando el bote de tinte más barato en el súper #quiénmemanda.

2) Cuando vuelva a México lindo y querido, tendré que tomar clases de salsa. Ya no las bailo a las susodichas, si acaso nomás me las echo al taco #peroquería.

3) Ando que ando de mal humor aquí y allá. Ya no puedo ni echarle la culpa al premenstrual, tendré que aceptar que tengo mono #ahoraquiénpodrádefenderme

PICKY: Eso sí, que no digan que no sonrío ni en defensa propia. El posado es el posado.

Gallina vieja hace mejor caldo



Con las temperaturas considerablemente bajas nos agarra julio. Este peculiar clima estival que nos obliga a vestir incluso manga larga me ha recordado mucho mi tierra, en donde el cielo se cae cada tanto y con ganas, cosa que acá no es típica de suceder, ¿eda? Vamos, no en mi muy particular experiencia: acá llueve si acaso en primavera y más que llover, chispea con ganas, pero no más.

La cosa es que está última tormenta de verano me patrocinó una reuma de no mamar en mi brazo derecho. Ayer me sentía la más inútil sin poderlo alzar siquiera. Pude nadar, sí, pero estaba toda adolorida, como si un día antes hubiera levantado mil veces un saco de papas o algo así y pues no, no había hecho nada fuera de lo normal.

Como el dolor cesó hoy día, no haré ninguna cita con ningún ortopedista. Vamos, tullida, lo que se dice tullida no estoy: hoy nadé de lo lindo. No me resta más que pensar que los años no pasan en balde; eso sí, estupendísima seguiré estando (al menos eso intento, ja).

SUMMERCLICKS: Soles llaneros mirando el tiempo pasar. Vale, ni tan llaneros, nomás medio secos y dejándose retratar.



domingo, julio 17, 2011

Pétalos naranjas




Bastaba mojarse las canas en un precioso rojo de bote, porque sí, ya estamos en edad de canas o en edad de qué. Me parece que no me va a dar la gana renunciar a ser teñida. Me gusta demasiado la calidez de la gama de los caoba, qué le vamos a hacer.

Escucho, porque en esas estaba en Spotify, un poco del Unplugged que Soda Stereo hiciera para la MTV hace tantos años ya. Me doy cuenta: puedo escucharlos y me alegra, la verdad.

He soñado con pétalos de una flor naranja que se daba en un árbol afuera de la casa donde viví en la Avenida Tepeyac #824. En el sueño los colocaba en las ventilas de una ventana, como la que tuve en el departamento de Morelos y Atenas. En algunos episodios aparece de nuevo el periódico, yo trabajando en él, proponiendo reportajes, involucrada y creyente de mi importante tarea como una obrera de la información. Entre las cosas que no entiendo para nada es que en el reparto figure, además de gente del pasado, el ex de siempre acompañado de su hoy esposa. Juro que he seguido al pie de la letra lo consejos de la Cosmopolitan respecto a no mirar ni por error su perfil en facebook, twitter o linkedin (a pesar de recibir graciosos mails con sus actualizaciones), así que ¿en qué estoy errando?

PICKYS: Domingo de paseo por el CCCB para mirar una expo del fotógrafo Brangulí que habrá que revisitar la próxima semana. Un acervo muy vasto, que le dicen, sobre Barcelona a principios del siglo XX.

sábado, julio 16, 2011

Explicación


Esas fuentes realmente me recuerdan gelatinas como esta. Dada la explicación, les comento que sigo pensando que se debería premiar, qué digo premiar, condecorar a cualquier mujer o ser humano que se atreva a llevar a cabo una depilación de la llamada brasileña. Yo sé que mi premio es la felicidad que representa vivir sin vellos, pero O.M.G!!!! Alguien, por favor, atrévase a establecer aunque sea El Día de la Depilación Brasileña para celebrar a las y los valientes depilados, porque O.M.G!!!!! Duele como la cachetada. Y no se diga más.

FOTO: Tomada del Flickr Kant Girl con la finalidad de mostrar a usted amable lector cómo viendo fuentes, a mí me da hambre.

La ciudad condal

De esta ciudad hermosa no quiero salir. Sin embargo, eso que reza "cada quien habla de la feria como le va en ella" tiene mucho de razón, por eso me quejo tanto a veces. Sólo quiero una oportunidad o dos o tres. Sólo quiero andar ligera y con propósito.


VÍDEO: Del blog de Edgar Gonzáles, vía Arabellita chula. Así, cómo chingados no va a querer uno quedarse para siempre en un lugar como este. Ya pues, exagero, pero de que es lindo, es lindo. Con su pan amb tomaquet y sus catalanes tan chulos ellos sí señor.

viernes, julio 15, 2011

Postales de la vida marital


De repente ya son más de las 10. En lugar de arreglarme para salir, como se había pactado, recorro el sabor que el ajo dejó en mi boca. La discusión sobre el tzaltziki llegó demasiado lejos. Temo que herí tus sentimientos y todo porque encontré reminiscencias de un sabor que detesto en un pepino al masticarlo, porque no me da la gana aceptar y ser condescendiente por amor. O es acaso que la que no sabe perder soy yo y miento y te persigo con bandera de víctima hermosa. Supongo que no da igual, pero en mi cabeza todo queda claro en cuestión de segundos tras escuchar "La Frase" que resume lo que para mí es el origen de la pelea, lo cual no estás dispuesto a aceptar. Por tal, no te escucho y al no hacerlo te anulo, te aniquilo. Me convierto en una soberana y abominable mujer castrante. Ya cualquier cosa en la que me convierta ahora me repugna tanto como estar varada en alta mar sin direcciones precisas para encontrar tierra firme. Sólo quisiera devenir en marinera, no en constructora de conflictos a domicilio en un capítulo más de "Postales de la vida en pareja".

FLICKYS: ¿Qué sería de Barcelona sin sus fuentes gelatina? Cantan y bailan y yo las detesto, pero en estas fotos han salido divinas. Como para no sonreír cuando se las ve.

Esta sí que parece La Fuente Gelatina.

La pareja del momento :-P

miércoles, julio 13, 2011

¿Y la mano de dios?


Quiero que quien sea que se encarga de eso, me la saque ya. Sea la vida, sea el destino. Quiero que el peso que siento cargar, que me oprime, se esfume. Y quiero que sea lo más prontito, por favor. ¡Ay! ¿Es que dios se ha olvidado de mi? Ja.

Sigo a la espera, inmóvil, porque así pasa, tanta inactividad no nomás jode al cuerpo, el alma se anquilosa y se va todo mucho a la chingada.

PIC: En las vueltas de la vida o en dónde se quedó todo lo que fui.