viernes, diciembre 03, 2010

My own private playmate


El desnudo femenino es algo que me gusta gracias a una amable tradición familiar, esa de tener sendos librotes de arte para cultivar a la parentela. En el camino, me hice de una cámara y con la práctica, descubrí que yo también podía hacerme las fotos que nadie nunca me iba a tomar. No me quería quedar con las ganas.

ARCODELTRIUNFO: Que al menos la ventana con la mediocre iluminación que da un primer piso hacia el patio de luces, no se quede en la ignominia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Está muy padre tu foto, muy bien lograda a pesar de la fuente de luz que no es muy "poderosa".

Confieso que llevo apenas una morbosa semana leyendote, por no-recomendación de unas no-amistades, pero gratamente me comienzas a caer muy chido y a comprender varias cosas.

mariana m* dijo...

Gracias por tu amable comentario. Salúdame por favorcito a tus no amistades y agradéceles de mi parte su no recomendación ;-)
Acá la cosa siempre se pone buena, ja.