jueves, diciembre 30, 2010

Celebración


Sin querer, pillamos el colocón de nuestra vida encontrándonos. Luego entonces, estamos viviendo en un paraíso que hasta principios de enero durará 24/7.

Y antes de pasar nuestro primer año nuevo juntos, ya estamos celebrando.

FOTO: Del colocón de verdad, de la celebración de locura que es estar juntos. No me pregunten qué hacía, porque no me acuerdo no puedo dar fe. Así las cosas en el paraíso terrenal.

domingo, diciembre 19, 2010

Esa extraña fascinación por las exes


¡Oh! Las ex novias. Divino tesoro.

Hoy en el apartado de “Yo confieso”, el tema tabú por antonomasia: las putas exes. Porque sí, roban mi atención en la versión de “quiero entender que le vio a ésa el güey éste que está conmigo ahora” y odio ser descubierta en la movida. Como hace un rato, por ejemplo, que el Twitter de mi novio me sugiere como sus similares a su ex y en lugar de picarle en el perfil, le di al Follow. Me puse tan nerviosa que dos segundos más tarde le estaba dando al Unfollow. Oso.

Mi fascinación ha sido tal, que he llegado a besar a una chica con quien comparto ex. Así la cosa, pero no se apuren, este fue un caso puntual: la chica es una preciosidad, inteligentísima, brillante.

Pero sí, las estudio, las analizo, me detengo quizá más de la cuenta a entender qué hubo ahí como para que la persona con la que estoy decidiera quedarse un rato. Cosas de viejas, supongo. Al menos de una vieja como yo. Y sépanse que cuando hay que reconocer la valía de las chicas, soy totalmente capaz de hacerlo. Pero en general, una siempre va a decantarse por verlas feas, gordas, bizcas, nacas, ñoñas y anexas.

Pensando en el incómodo issue, recordé cómo la vez que me cogí a mi ex novio en diciembre pasado el bato volvió a elogiar las bellas formas de mis senos y sentí ese gozo interno que me invadió tanto aquella, como todas las otras veces que me lo dijo: yo sí tengo tetas, no que la flaca de su pinche ex está plana, pensaba y pensé, ahí no tiene qué pinche agarrar, pero aquí estoy yo chingada madre. Y así, ese pequeño triunfito pendejo, infantil más que adolescente, me hacían sentir la reina del universo. Sí, pobre idiota yo, pero como no me voy a pagar la terapia, aquí está este pinche post. Por cierto, él volvió con ella y son felices.

La cosa es que soy una insegura de mierda, no se me quita con la edad. Tons, por ejemplo, cuando agarro la jarra la cosa se recrudece y por las grietas de mi falso antifaz de mujer segura de altos vuelos, se cuelan esos pequeños fantasmas que no es que me atormenten, pero pos sí me hacen ruido y anoche, por ejemplo, en un típico e indeseable drunk call le marqué a mi novio. Su teléfono apagado y yo pensando dónde vergas se metió este cabrón que me dijo que llevara mi móvil a todos lados y estuviera al pendiente porque me llamaría. Total, que cuando me devuelve la llamada no se me ocurre otra cosa que preguntarle si se había ido con su ex. ¡Cueck! Sí, ya se pueden comenzar a reir a carcajadas, pero así es, así funciona mi cabeza con varias cervezas y Cutty Sark tonic, cero estilo. Morí de vergüenza. Me sentí descubierta. Peor que cachen que traes faja.

Y es que en el pequeño universo de Mariana, que no ha vivido en concubinato con naiden, que no ha estado casada, ambos casos representan el gran misterio de la humanidad. Más, porque mis anteriores relaciones (gracias a dios y al cielo) no llegaron a buen término. Ahora es cuando voy a llegar a buen término con Alejandro, porque queremos estar juntos el resto de la vida y pues sí, me muero de nervios. Sé que todo va a salir bien, pero la insegurilla que a veces soy me boicotea de tanto en tanto. Nomás ténganme poquita paciencia y denme mucho amor.

Lo que agradezco infinitamente a las exes: que hayan dejado escapar a Alejandro. Gracias a sus desaveniencias ahora está conmigo y planeo que así sea por el resto de los tiempos. Amo a esa hermosura de hombre.

PICAPIC: "Y tú perra, ¿qué me ves?" es lo que me deberían decir por andar de metiche en donde NO me llaman. Pero vaya usted y logre que Mariana vuelva a nacer, no sea curiosa y posea una seguridad de ultra tumba, ja.

viernes, diciembre 17, 2010

Hornear y limpiar o morir


Hoy dejé el piso lo que sigue de limpio, sobre todo en el área del baño con ducha y la cocina, pasé el trapo con líquido limpiador hasta que se borró todo rastro de manchas y suciedad.

Ayer hice un pay de manzana que en la mañana me supo medio, medio rayando en nada qué ver y convertirse en un reto a mejorar, pero esta noche me supo delicioso, casi a gloria. No sé qué pensar, pero voy a seguir horneando más pays hasta que se parezca en algo a mi favorito, el ideal de pay. Por eso me encanta tanto la repostería gringa: sus pays saben poca madre y los tienen de todos los sabores imaginables. Dos de mis cosas favoritas relacionadas con pays: Waitress y Pushing Daisies.

Espero que me baje pronto. No quiero seguir limpiando lo que los demás ensucian. ¡Cueck!

PFFFFFF: El súper pay que, cálido, espera ser comido. Como lo espero yo. Que ya sea lunes por favor.




VÍDEO: Para ejemplificar, de la peli y la serie donde hornean como ya quisiera yo.
Posted by Picasa

martes, diciembre 14, 2010

Manías y destrabantes


No me gusta encontrar pelusas en el cepillo, me dan asco, no soporto la idea de pensar que van a terminar en mi cabello. Tengo manías. También debilidades: recién descubrí que hay relajantes musculares que te pueden hacer la noche y el día durmiendo como un bebé. Y más manías, como no tocar tubos o botones para abrir puertas en el metro con los dedos al descubierto. El pomo de una puerta de baño público, por ejemplo, representa un terror para alguien como yo. Lo que no sé si sea manía o debilidad es retacar la nevera con comida como si se fuera a acabar el mundo, pero ciertamente me causa ansiedad extrema pensar que podría morir de hambre, entonces antes de que se me acaben los euros, corro al súper más cercano. Chin.

Nada como el culmen de cualquier síndrome premenstrual en momentos clave.

FOTO: Aunque parezca mentira a veces, sí que la hay. Los malos ratos llegan a buen término y si bien hay que llorar un poco, merece la pena si así cesa el ardor en la panza o el pecho.

Di no a lo culei, reir es mejor



Mi lema: no hay como echarse una manita de gato cuando se anda de ánimo bajo. El descubrimiento fue que con par de artilugios de goma me convierto en Mariana con rizos y el resultado es, por lo menos, lo que sigue de divertido. Mi otro lema: que chingue su madre todo lo culei.

Y así, me echo la mochila al hombro y me voy a Cerdanyola a cambiar de aires, hacer unos trámites y respirar aire fresco.

PICOT: Con sonrisita y toda la cosa, cortesía de Alejandro mi amor. Por cierto, probé Chrome y me declaro su fan total. Eso también, cortesía de Alejandro mi amor.

jueves, diciembre 09, 2010

De la típica vida del inmigrante

En todo el vagón del tren esta mañana, el único lugar que pude agenciarme tenía que ser justo al lado de un español de sobaco profundo y frente a uno de los vecinos del hostal, hecho que sólo me remitió a la deplorable situación laboral a la que debo enfrentarme: mientras no haya papelito de permiso de trabajo, no habrá curro y, obvio, la peor de las épocas, a nivel económico, vividas para mí en la ciudad condal sólo puede convertirse en la de, no las vacas flacas, sino algo así como las vacas anoréxicas y al borde, prácticamente, de la muerte. Vale, sí, exagero, no estoy tan mal, pero sí han habido noches en las que ni dormir puedo y aunque me he convertido en toda una malabarista (te puedo decir dónde comprar más barato dependiendo del producto, porque no vas a encontrar todo en un mismo lugar, hay que iniciar la procesión de supermercados cuando el dinero no sobra) y puedo vivir días enteros con menos 5 euros, no es lindo estar en la cola del Lidl, por ejemplo, rodeada por más inmigrantes que, como yo, se la rifan estirando un euro lo más posible en pos de la supervivencia. Los ves contando monedas, céntimos y llevarse el paquete de pasta y el bote de salsa de tomate. A llenar la panza a punta de hidratos de carbono.

La culpa de todo esto no la puedo tener sino yo y mis dudas garrafales, esas que me asaltaron desde el año pasado, un poco, y a principios de éste, cuando no sabía si quedarme o volver a México. Pero da igual, es lo que toca vivir.

Y mientras todos estos piensos golpetean mi cabeza, me preguntó por qué me inhibe masturbarme frente a mi novio vía skype y en lugar de 3 orgasmos obtener, por ejemplo, 6 en su presencia (cuando la señal falla, yo me sigo de corrido). Que al cabo son gratis y rejuvenecen totalmente. Los amo, pero los amo porque son con él.

PICAPIC: Luz de navidad que cuelta en Bonaires esquina Calders, cantonada donde Shari tiene sus aposentos. Mucha luz para estas fiestas que se aproximan. Seguro que el zinc no me faltará estas navidades.

martes, diciembre 07, 2010

En la cabeza de las mujeres

1. Martes nublado. Faltan 16 días para follarte. El amor ya te lo hago a cada día; para ello no necesito necesariamente estar desnuda en mi cama contigo. Para hacértelo sólo necesito que escuches mi voz, que me leas o que veas las fotos que me tomo para ti. Ahora mismo, el pulso ya se está yendo para arriba y tú sabes lo que está sucediendo: me estoy mojando.

2. Ahora mismo hay mujeres que no están contentas con los hombres con quienes están. Me da un poco de pena. Yo misma me pasé alguna vez casi 10 meses junto a alguien a quien no quería nada y se siente fatal. A mí ya no me importa nada, sólo era un bache más antes de poder llegar a casa, pero si me pongo a imaginar cuántas mujeres viven insatisfechas en el mundo porque no son capaces de decidir, porque carecen del valor de iniciar el camino a lo verdadero, me dan ganas de vomitar.

3. Hay días que pienso en Bridget Fonda y no necesariamente porque se haya sido una buena actriz. Pienso en dos cosas: por qué dejó de actuar y más que en Singles (película que me gustó mucho en su momento), me viene a la cabeza la famosa Mujer Soltera Busca y de ahí tengo forzosamente que saltar al concepto cobijado por el título de dicho filme. Sí, hay féminas que desprovistas de una identidad propia se sienten fascinadas por otras un pelín más valientes y aguerridas, las hacen estandarte y bandera. Lo malo es que a veces esa admiración se les nota y eso puede llegar a ser patético y hartón; lo peor es que alguien piense esto de ti.

4. Hace apenas un rato me acabo de percatar que un ex novio de mi prehistoria, con quien duré apenas un puto mes, no sólo me borró del facebook nomás enterarse que estaba lo que sigue de enamorada y feliz, sino que también me borró y bloqueó del flickr cuando todo parecía ser una relación cordial entre dos adultos. Me hizo ruido, aunque puedo entender el por qué. Lo que más me alegra: yo ya no voy a tener ex novios por quienes lamentarme y eso, no voy a pecar de modesta, me causa un regocijo sin igual. Lo siento por todas aquellas que todavía seguirán coleccionando vanos recuerditos para su galería personal de fracasos.



FLICK: Mujeres que miramos al precipicio y sólo pensamos en cómo seguir de pie ante tanto patetismo. Sólo puedo decir una cosa: no queda más que reir de una misma, con ganas y frente al espejo.

viernes, diciembre 03, 2010

My own private playmate


El desnudo femenino es algo que me gusta gracias a una amable tradición familiar, esa de tener sendos librotes de arte para cultivar a la parentela. En el camino, me hice de una cámara y con la práctica, descubrí que yo también podía hacerme las fotos que nadie nunca me iba a tomar. No me quería quedar con las ganas.

ARCODELTRIUNFO: Que al menos la ventana con la mediocre iluminación que da un primer piso hacia el patio de luces, no se quede en la ignominia.

jueves, diciembre 02, 2010

Alimento para el alma


VERDAD: Al ver esta mesa sólo pude pensar en comer y alimentar.

CONFESIÓN: No sólo de pan vive la mujer.

FOTO: Del proceso de creación del Ají de Gallina que Steven compartió con sus amigos ayer por la tarde. No puedo sino amar con locura a la comida peruana. Es sencilla y sencillamente deliciosa. Encantada de tener la oportunidad de poder probarla.

miércoles, diciembre 01, 2010

Guiño

No se trataba de ser valiente o no. Se trataba de encontrarse y, por qué no, conocerse al más puro estilo bíblico. Guiños extraños como lo de la pasta de dientes, por ejemplo, se presentan uno tras otro y que tú mencionaras eso de "y Mariana conoció a Alejandro" me desarmó. Hacía años que te estaba esperando.




LIGHTS: Alicaídas. En suspenso. Pero no, las cosas aquí no son así. Las cosas aquí son de otra forma.