viernes, noviembre 26, 2010

Repunte total





El 2010 fue un año bastante culei hasta que, felizmente, sucedió lo que menos esperaba. Este hecho me ha llevado a, como hoy, tomar ya un par de veces un tren hasta el aeroport para volver a casa de la mano de mi amado.

Me alegro que el curso de las cosas hayan cambiado y que lo que estuvo a punto de convertirse, para mí, en el peor año vivido, haya repuntado para convertirse en el mejor de los años, el principio de todo y la reivindicación del amor conmigo.

Mamón, pero cierto: ya puedo decir que tan sólo estamos viviendo en primer año del resto de nuestras vidas juntos.

MOVEPICS: Con el celular y del camino a la T2. Y ya, tengo que trasladar mi trasero hasta allá otra vez y luego desconecto por 3 días. Así es el amor en tiempos de las redes sociales, porque cuando cuaja, ¡vaya que cuaja! Pero ya sabemos que eso sucede con o sin red social de por medio, aquí el medio no importa, es el fin, ante todo, lo que importó.

No hay comentarios.: