lunes, noviembre 29, 2010

Otoño en postal


Con música o sin, la casa se ilumina nada más llegar él. Sonrío cuando me entero que, de cualquier forma, el día pactado tomará el avión sin boleto de regreso. Lo escucho, lo creo.

Por momentos, un tímido nublado me agobia para luego, luego regresar a mis cabales. De todas las distancias, esta es la más hermosa. Con él, todo es así. TO-DO.

MAGIA: Dicen que en el amor a los locos les va bien. Ya lo estoy creyendo. Nomás juzgar con ver.