jueves, noviembre 25, 2010

Cuestiones más bien banales

En cuanto el cash vuelva a fluir en mi cuenta corriente, lo primero que he de hacer será irme a echar unos cupcakes deliciosos, están invitados, y comprarle a Ani Castillo una de sus recientes ilustraciones para seguir con mi hermosa colección.

BTW, cuando chica, no me percaté de la pelona que ya exhibía el joven cantante de Marillion en su famoso éxito Kayleig:



Vamos, que en su afán rocker, este muchacho lucía un corte de pelo abominable como el que más y yo, imberbe e inexperimentada, no reparaba en el hecho.

En otros auntos y en un cruce de ideas sin la mayor relevancia, pensaba en el miedo al compromiso, por lo menos el que yo decía tener. Ahora estoy segura que el miedo al compromiso o bien es una pose total o bien se trata de que, simplemente, se está frente a una persona que nos despierta más miedo e inseguridades que amor, cariño y respeto, de manera que confundimos el miedo a los patanes con el miedo al compromiso. Una corre más por un mero instinto de supervivencia que por un real miedo a quedar ahí pillada.

6 comentarios:

JULY dijo...

así es, no habrá que echarnos todo el tiempo la culpa a nosotras por querer correr de vez en cuando... aunque si escapan de nosotros, ahí sí lo calificaremos como miedo al compromiso y escribiremos vario post maldiciendo al cabrón...

La+Ln=ii dijo...

:(

denke dijo...

Y el Lolita bakery lo conoces? En el Borne, con look lolita, una gozada su banana cheese cupcake!

Mariana M* dijo...

@July: Podemos despepitar against the motherfuckers cuando queramos, pos para eso tenemos blogs, jajajajaja. Y sí, no siempre es agarrar nuestras chivas y salir corriendo, también tiene qué ver con que la cosa puede estar medio fea, tipo "corra por su vida".
@Leeleean: Hablo de mi particular caso y de mi particular miedo. Mira que me llegaba cara garañón de medio pelo que ahora me queda claro, o salía corriendo o seguiría recibiendo azotes gratis y por puro gusto y pos no, así no ;-)
@denke: Tendré que ir a constatar lo que dices sin duda alguna :-D

Lulú dijo...

Yo me apunto al Cup&Cake!!...
todo lo que sea comida y antojitos ya sabanas que tienes acompañante!!... te quiero!!

Mariana M* dijo...

Esos cupcakes son un pecado mortal. Pero seguro a Sofía, ¡le encantan! Jajajaja.