martes, agosto 03, 2010

¡Qué suertudos!


Todo el tiempo, desde hace más de año y medio el pulpo Paul está presente en el hostal y yo ¡ni en cuentísima! Ahora ya podré preguntarle si será melón o será sandía o será la vieja del otro día, ja. Qué preocupada estaba yo con eso me cae de a madres.

FOTO: El pulpillo ahí en un ex dormitorio del hostal que actualmente alberga la cocina. Hagan sus apuestas.

No hay comentarios.: