domingo, agosto 29, 2010

No despierten a la fiera que está durmiendo

Tengo la ligera sospecha de que uno de mis jefes piensa que, por ser latinos, por ser sus subalternos, portafolio o qué sé yo, quienes trabajamos para su empresa tenemos menos de un dedo de frente. Lo más gracioso es que él está tan sumergido en su prepotencia y petulancia, que no se percata ni por error de la estupidez que destila a su paso.

Podría ser chino o sudafricano, pero no, es catalán. Cuando encuentra una moneda de 5 céntimos, se congratula de su suerte y se mete la moneda al bolsillo como si se tratara de un cheque por un millón de euros. Al buscar habitación en loquo.com se espanta de los anuncios que bien clarito ponen eso del gayfriendly. Vaya tela.

Lo más bonito es que en menos de un mes me está patrocinando el más puro estrés laboral porque, además de anunciarme que me recortará el horario el próximo mes (él trabajará los turnos extras, para ahorrarse las pelas), cerrara el puñetero hostal por tercer año consecutivo durante noviembre y parte de diciembre. Esto no tendría la más ligera importancia si no es porque si no trabajo, no me pagan. Tampoco la tendría si no fuera porque nos avisó hace una semana, cuando el otro jefe había dicho que no cerraban este año para aprovechar y ganar un extra.

Flipo cuando tengo la oportunidad de volver a esa cárcel laboral regenteada por tan extraordinarias personas que piensan en sus empleados, en su bienestar y tranquilidad, factores que directamente beneficiarían a su empresa. Flipo.




FOTET: "Bosque rojo". Un pequeño incendio. Chispa. Luz.

sábado, agosto 28, 2010

No te metas con mi cucu


La mejor manera de poner a un caballero en paz sin romperse ni una uña es mencionar la palabra casamiento. Nunca vuelven ni por despiste.

Ahora, si el caballero en cuestión es el puñetero ex novio de mierda, el que te terminó y, como eres una niña mimada con el ego inflado, por ello no puedes superar, pues sale casi como un 2x1 en rebajas.

Es decir, si luego de que le llamaste al susodicho punto pedo una madrugada, que le tuviste que colgar porque llorabas como una Magdalena, te envía un mailcito ahí todo inocente de que quiere pasarle tus datos a su prima, que porque ésta también sucumbió a los encantos de la vida en el extranjero y se muda a Barcelona, tú no contestas, así que te envía otro donde dice que no lo tires de a loco, envíarle de respuesta un "¿pa qué chingados me andas escribiendo si no es para pedirme en matrimonio?" podría dar resultado como repulsa. No volverá a dar señales de vida, digo yo.

PICTOPIC: "Haciéndose como que la virgen le habla". Como que me llamo Mariana Issues pues.

martes, agosto 24, 2010

Calor, vecinos y la fantasía del momento de una soltera treintona


Mi amiga Pilar dice que ya qué pueden hacer los putimil grupos indie que suenan a Belle & Sebastian, porque ya existiendo los glasgovitas, nada pueden hacer. Mientras tanto, le digo a Chules que los hombres son falsos modestos cuando afirman no tener el pollonón de miedo que tú recuerdas. Ellos conocen el armamento que ser cargan, verdad de dios, pero dicen que lo tienen normalito para no pecar de presumidos contigo. Y luego, como casualmente estamos hablando de tíos más bien delgados, le suelto esa de 'flaco y desnalgado, pito asegurado', dicho que escuché mentar a un amigo gay que vaya, algo sabría de pollas, ¿no?

Alguien fuma en el edificio. Todo se huele y todo se escucha en este lugar. Anoche mismo, en lugar de dormir temprano, me quedé viendo el más reciente capítulo de True Blood en espera de que los ruidos vecinales se acallaran y luego, por andar fantaseando con los pisos que mañana iré a ver, me pegó el insomnio. No pegué ojo hasta por ahí de las 5am. Escuché la alarma de la compañera de piso a las 4 y 37 de la madrugada, la cual tenía a la hermana metida en la mini recámara tosiendo como tuberculosa. Vaya vecindad. Encima, el calor del millón y el adolescente del piso cerrando compuertas para tener sus conversaciones privadas a Brasil, vale, pero es que si cierra esas puertitas ¡nos ahogamos! La ausencia de corrientes de aire en un piso barcelones puede representar la muerte nocturna de sus habitantes, tal cual.

En mis fantasías, me voy a vivir a un piso medianamente grácil, con compañeros de piso guay y hago un click que te cagas con el que lo lleva, así que nos líamos inevitablemente. El idilio deviene en boda y tal. ¿Por qué soy tan pendeja y no dejo de fantasear? Hoy llamé a uno de esos posibles compañeros de piso para cambiar la hora de la cita y su voz no sonaba a la del hombre de mis sueños ni tantito. Lo llamé un poco por eso, para bajarme el avión, porque a veces me emociono a lo baboso.



GUIRIPICS: "En el puerto te agarré" y "Bachelor's party" ahí merito en el Port Olimpic. Me llevaron en contra de mi voluntad y acabamos casi viendo el amanecer bailando en la playa, pero al ritmo de Jason Derulo y esas mamadas que a Shari tanto le encantan, ja.

martes, agosto 17, 2010

Chicas cacahuate


Las chicas cacahuate somos monas, cualquier pensaría que no le pedimos nada a nadie. Lo cierto es que la inseguridad nos carcome las entrañas. No sé por qué, pero pasa, es así. Estoy casi convencida que se trata de un complejo de Electra no resuelto del todo, ahí medio tasajeado, tampoco es que sea una experta ni he gastado los millones en terapia, pero me huele a que es así.

En alguna parte de nuestra niñez se quedó nuestra futura seguridad y amor propio, así que crecemos y nos quejamos de que no, no encontramos el verdadero amor, al hombre que bajará de un súper carrazo y nos quiera poner la casa, la camioneta, los hijos y el perro. Lo más, pero más gracioso de verdad, es que el día que sucede nos empecinamos en que todavía nos falta vivir tal o cual y dejamos ahí plantadazo al susodicho a quien, años después, le vamos a roguetear e importunar una que otra noche con llamadas en el punto más alto de la alcholización.

Mi veredicto: las chicas cacahuate por vivencias de la niñez o así, tenemos un pinche issue bien cabrón con el compromiso, alegamos que queremos ser las mujercitas santas de fulano o mengano, pero no podemos, salimos corriendo a la primera de cambios, queremos "eso", lo que todos llaman amor, babeamos por la imagen proyectada por las chicas que se casaron de blanco y tuvieron muchos hijos, pero no podemos llegar ahí. Y el miedo siempre ha sido el peor consejero, véanme a mí.

Si lo anterior les hace ruido y les quedó el saco, ya bailó Berta. Ojalá que con el tiempo, pues la cosa cambie, ¿no? Si les hace ruido, les quedó el saco, pero todavía están a tiempo, salvénse junto con el amor de su vida, ése que está mero enfrente de ustedes, que no, no pasa tan seguido el tren.

No cacahuatéen por favor, digo, si es que pueden evitarlo. Que no, no es gracia que existan series como Soy tu fan, que a ver, para ser telenovela, está mejor que las otras, pero ¿qué onda? No me digan que está chingón que miles de morritas vean las pendejadas que hace una vez tras otra la pinche Charly Peanuts, porque nel, ni madres, todo lo que le pasa es porque no se quiere a sí misma y piensa que es invencible o que mil Nicos vendrán detrás de ella y pues va a ser que no. He dicho.

FOTO: "Abrazo tatuado" pa' que vean que los chicos duros, también tienen corazón. Ojalá que el tren pase chingao.

lunes, agosto 09, 2010

La tara de la especie

La hija que de pequeña quería ser playmate sabía de dónde el deseo surgió. La inocencia la robó la mano misma de su engendramiento. Lo negó, por años. Respetó y bebió de ella, hasta que por azares del destino la mano apretó de más. La hija se rompió.

Temerosa, con ira, intentó no juzgar tal oprobio. No podía cerrar los ojos ante la cancelación de su felicidad. Por primera vez abrazó entera a la sobriedad. Ya no fue una fiesta su vida. El dolor la estaba enterrando y tenía que luchar contra esa obscuridad.

La mayor parte de su vida pensó que era única, pero era tan igual a tantas otras. Creyó que el dolor impreso antes por sus ancentros la iba a salvaguardar de la fatalidad, de la tara de los de su especie.


FOTO: “De lo funesto”. Negrura temporal. Es tan raro traicionar. Cuando se traiciona de verdad, ¿vuelve a ser alguna vez lo mismo?

viernes, agosto 06, 2010

El arraigo y las momias


Si mi vida social va en incremento, si recibo ya varia invitación y hasta me doy el lujo de posponer citas o decir 'no gracias', ¿es que estoy ya totalmente arraigada a la ciudad condal? Bien podría argumentar esto el día que me presente a ser objeto de análisis para disque obtener un Informe de Arraigo. Ya podría dar yo de antemano la relación pormenorizada de los hechos que me hacen candidata ideal para obtener el mentado informe positivo (lo cierto es que mi autoridad moral no da para tanto), que arraigada estoy, vamos, he dormido en plena vía pública (el mareo era demasiado fuerte), he meado en macetas, jardines y aceras (lo que tienen las paqui beers) y vomitado también, ni hablar. Si eso no es hacer la ciudad propia, pues ya no sé qué chingados.

Tuve la "suerte" de ver Sex and the city 2 (descargada, que si hubiera pagado un peso por verla, me hubiera dado un tiro) y tengo un par de comentarios:

1) Evítela como la plaga. Si usted fue fans, ultra fans o ahí medio fans, no querrá ver a sus ídolas haciendo el tonto al más puro estilo Hollywood. Robocop, Terminator o cualquier peli de esas del fin de mundo se quedan cortas comparadas con la conquista del medio oriente que intentan los guionistas para las heroínas del fashion neoyorquinas y miren que yo era ultra fans, pero puedo reconocerlo.

2) Estoy casi segura que de existir la tercera parte, tendrán que titularla: Sex and the city of the mummies. Al paso que va Sarah Jessica Parker de la mano del botox, no les quedará de otra. Gulp!

FOTOLOCO: Medio desteñida, pero esta roja, no quita el dedo del renglón y sigue siento, oh, sí, roja de bote, ja.

miércoles, agosto 04, 2010

La experiencia okupa


Hay una experiencia que toda mujer soltera que rebasa la treintena debe vivir. Si todo sale mal, seguro te vas a topar con ese hermoso episodio extrasensorial. Se llama "La experiencia okupa" y radica en probar las mieles de la porquería, la desfachatez y la ignominia de lo que es saber tratar a una dama.

Primero, ligarse a cualquier tío que tenga un hermano greñudo con cara de gilipollas. Esto no es fácil, los hay con cara de gilipollas, pero ha de hallarse un hermano gilipollas profundo. Luego habrá que permanecer tan sólo y observar, el greñudo atendiendo a su vileza, rebasará por la derecha a su hermano y le aplicará el típico "te bajé a la vieja", pero argumentará un "ella me eligió a mí" para deslindarse de toda responsabilidad para con su hermano. Ya el pobre hermano se encontrará en el futuro con su destino que, porque es un hombre bueno, será siempre satisfactorio y enriquecedor.

Segundo, luego de haberse liado con el greñudete, sin llegar necesariamente al polvo, esperar cosa así de un año para que te vuelva a invitar a salir y que cuando le preguntes "dónde vives", te responda "en una casa okupa" y te invite a conocerla. Como eres una experimentada mujer que rebasa la treintena abierta siempre a conocer nuevos territorios y a ampliar tus horizontes, accederás a ir hasta casa de la rechingadísima, donde generalmente suelen estar las casas okupa, y pasar a los aposentos del greñudo gilipollas con pinta de Jonh Frusciante en versión chafísima. Él está seguro, por los besotes que le pusiste, que van a follar en pleno. Tú, nomás entrar al cuartucho del tamaño de una caja de zapatos, quieres vomitar. El naco no sólo la tiene hecha un desvergue, sino que encima sólo cuenta con un colchón tamaño una plaza, más pequeño que uno individual incluso, además al entrar se quita esas chanclas horribles de velcro que tanto odias y, tiene que ser así, compruebas que le apestan las patas. En su acción "voy disque a ordenar, disculpa mi chiquero", tú recapacitas y caes en la cuenta de que no, no estás dispuesta ni a poner una rodilla sobre ese colchón porque seguro se te sube una garrapata, además de que él ya cerró la puerta de la caja de zapatos y pues no, no hay ninguna vía de escape para el tufo que ahí ya se alberga. Si follan, morirás de asfixia total, si no es que las garrapatas o la sarna te matan antes.

Tercero, sales de ahí argumentado que hace demasiado calor gracias a que es verano y que sólo tendrás que esperar 10 minutos para poder tomar el metro de regreso a casa. Él pondrá carita de perrito castigado. Tú salvarás, otra vez, la vida de milagro. En una de esas tenía alguna enfermedad venérea de esas lindas que luego ponen pitos a sangrar y supurar. Mejor, quedarse sólo con la bella imagen del greñudo gilipollisímas con pinta de un John Frusciante chafísima que te cagas vestidito y coleando.

FOTO: "¡No manches!". Ya supimos porque la también llamada Lolaina Coralina tiene cara de pocos amigos, sobre todo, pocos amigos okupas. ¡Chin!

martes, agosto 03, 2010

¡Qué suertudos!


Todo el tiempo, desde hace más de año y medio el pulpo Paul está presente en el hostal y yo ¡ni en cuentísima! Ahora ya podré preguntarle si será melón o será sandía o será la vieja del otro día, ja. Qué preocupada estaba yo con eso me cae de a madres.

FOTO: El pulpillo ahí en un ex dormitorio del hostal que actualmente alberga la cocina. Hagan sus apuestas.