martes, mayo 25, 2010

Abrir las piernas o morir


Hoy en día, si no puedes escuchar el Marvin, the album, de Frente!, te lo puedes descargar en un plis, plas gracias a los torrent.

También: hoy en día pierdo la bolsita de 3 pesos sin nada de valor. La olvido en la banca donde me senté a esperar el bus. Es lo que tiene que justo frente a mí pasaran tantos corredores en "shortcitos". Ora sí que cual bato chocando el auto por andar viéndole el trasero a una que se le atrevesó por ahí. El problema es que estoy casi segura de que la última vez que perdí la billetera fue por estar lo que sigue de babeando por un tío en el metro. Él iba leyendo algo de Tolkien. Yo en mi eterno fluir de consciencia: ¿Lee a Tolkien? Pero está guapo, lleva piercing en la lengua, seguro que está tatuado, no sé si me encante la idea de que use sudadera de franela, a ver, que el conjunto está bien, pero ¿sudadera de franela y Tolkien? Está clavadísimo. Seguro tiene novia. ¿Se bajará en Joanic? Ya, pues encima de franela y Tolkien, Grácia, extraña mezcla, siempre hay una primera vez. Pero anda, no voltea, no me ve. Eso, al tío no le interesa nada más que el puñetero libro. Debe ser un friki, friki total, eso fijo, de esos frikis que, a veces, tanto me gustan, me cago en diez.

Mientras yo pensaba todo eso y más, me sacaron del bolsillo las puñeteras identificaciones, porque dinero, nada de nada.

Desde entonces trato, con todas mis fuerzas, de ir 100 por cierto alerta para no volver a perder otra billetera y además la dignidad, porque es bien feo perder chingaderas por andarle viendo el trasero a alguien, las piernas o andar haciendo castillos en el aire. Aprender o morir. Aunque en realidad lo que me encantaría sería poder optar por abrir las piernas en lugar de morir. Esa sería una mejor opción hoy en día.



SPRINGPICS: En Montjuic, un día de campo, con la ciudad en frente para tirarle piedritas. De lejos la ciudad me encanta, porque eso de vivir en vertical, todavía no termina de encantarme. Pero, vertical o no, la ciudad se abre de flor en flor, porque ya casi ni es primavera lluviosa, viene el calor. Y el verano es lo mejor que tiene haber esperado 6 meses bajo el frío.

1 comentario:

denke dijo...

Despues de un invierno como el que hemos sufrido a los pies de Montjuic, valía la pena ir a gritarle a la primavera un "bienvenida", con una cerveza enla mano y Wilco en frente... =P