domingo, marzo 21, 2010

Farsa hipócrita


No se puede hablar de amor cuando ni siquiera se está buscando. Cuando ya estuvo ahí. En pasado.

Si lo volví a ver y no dije nada. Si ya rehizo su vida.

Yo tengo que ser feliz. Libre de culpa. Y del fantasma.

No sé si borrarlo de mi vida, porque ya no es el hombre del que me enamoré y no es acertijo.

Fin de la historia.

FOTOMIL: La de alguien que ya no quiere dar la cara. Cansada de su propio discurso de siempre y de tener un fantasma cool, con el que no puede estar a la altura. Con el corazón en la mano se lo diría, pero ciertamente no tiene ni caso.

8 comentarios:

JULY dijo...

pinchis fantasmas siempre haciendo de las suyas, y sin tener ni puta idea de lo que hacen. Mejor borrarlo... pero creo que no se puede del todo. La clave será el poderlo interiorizar y dejarlo ir. Para eso uno necesita mil terapia y ni así, ni así! Simplemente creo que hay cosas que no se cierran.

NTQVCA dijo...

Y si aceptarás "si, ese wey es el hombre de mi vida" y ya? a seguir que la vida es carnaval, igual así pueden llegar otros más hombres o de amores menos grandes, pero al fin amores.

Natalia dijo...

Una cosa es el amor de tu vida y otra el hombre de tu vida y no siempre es la misma persona y no siempre es uno solo. Así que mi querida Marianita, hay amor y hombres pa rato sólo hay que soltar al que está por ahí interpuesto, ya fue!. Ya sólo es recuerdo, un idea.

Ponle su nombre a un globo y déjalo ir, je je (ojalá fuera tan sencillo).

Te quiero!

Mariana M* dijo...

Chicas, toda la razón, pero yo ando que no me calienta ni el sol, bastante escaso, por este y otro múltiples temas. ¡Yo quiero a mi mamá! Y las quiero mil, que la mala ostia no le resta a eso ni tantito.

Anónimo dijo...

mariana, pues yo le mando un voto por la vida feliz, sea a base de antidepresivos o de un grupo de codependientes. Eso del sufrimiento por gusto esta de hueva..... y más cuando el otro se fue, ya no existe, ya no es lo que era, coje riquisimo en nuestras horas de frustración. Un tequila, un salud y viva el hoy.

Abraxo

Mariana M* dijo...

Ja, ja, ja. No coge tan rico, pero bueno, algo cogera en nuestras horas de ¿frustración? Más bien, en la mala hora que nos llega el remolino hormonal del mes mezclado con cero poder adquisitivo. Porque al menos todas histéricas, pero con garrita nueva, es otra cosa. El punto: VIVA EL HOY. Pero también, qué conveniente es a veces poder putearle todo al ex ése de los cojones. Qué hermosos culpables de todo que pueden ser.

denke dijo...

uix.. que dificil es transformar a la gente en "yasefue's". Pero lo peligroso son las puertas mal cerradas, acaba pasando corriente, y las corrientes son malas (todas las madres lo dicen)

Mariana M* dijo...

Eso, a cerrar bien la puerta, a pedirles que cuando salgan la cierren bien ;) Aunque no sea nada fácil :(