sábado, febrero 27, 2010

La alegría del calçot



Las estrellas: los calçots. El responsable de que los comiera: mi querido Perino. Y no, no es que con poquito pinole me ahogue, la cosa es que salir de la ciudad para variar es realmente reconfortante.

Hay días que pienso que tengo bien pocos amigos acá. Y no, no es drama barato, pero a veces pasa que mis amigos están trabajando y simplemente no coincidimos. Otras pasa que me da por practicar el ostracismo y me recluyo en mis aposentos. No hay poder humano que me saque. Así pasa, de manera que salir al campo un domingo a comer unos fenomenales calçots en tan buena compañía pueden ser sin duda alguna el highlight de la semana. Eso y la peli más cursi, llena de melcocha que Robert Redford pueda haber protagonizado y no, no estoy hablando de Una Propuesta Indecorosa, por decir algo, las hay peores. El Redford éste es como el rey del dramedy. Rey total. Sólo hasta hace una semana me di cuenta o lo estuve haciendo a lo largo de ella.

Así las cosas cuando llueve por momentos en la ciudad condal.

FOTICO: Calçots, tienen su truco. Hay que quitar esa fea y negruzca piel para sumergirlos en la salsa romesco, levantarlos y engullir. Me van a disculpar, pero la verdad es que me parece un poco fálica esta acción. Cosas de una. Y no, no tengo la foto empinándole al calçot, me entró el pudor de repente. Se las debo.

jueves, febrero 25, 2010

Nimiedades y algo más





Sigo a 180º de Radio Nacional de España porque me abre puertas a música que encuentro estimulante, pero, que me perdone mi adorada Virgina Díaz ¡no entiendo su puñetera pronunciación del inglés! Y es una pena. Por eso me cuesta el doble encontrar los grupos que me gustan para anexarlos a mis playlists en Spotify, ¡Jo! ¡Lo paso tan mal! Cómo sufre una chica como yo.

Y la he vuelto a liar. Me pegué un ciego por el puro gusto y por aburrimiento y perdí un hermoso pendiente que me regaló mi madre. Me odio tanto a veces. Más que a la puñetera pronunciación de la conductora de radio.

Mientras miro un capítulo de Sex and the city que nunca había visto, pienso igual que Carry en si se puede ser amiga de un ex. Yo creo, fervientemente, que no. Pero da lo mismo, como también lo hace el hecho de que a veces confunda a mis ex con Big y crea que al final de los finales va a volver el único, el hombre, el definitivo a pedirme que sea toda suya y blah, blah, blah. En días de resaca absoluta suelo confundirme por espasmódicos momentos. Me pierdo entre la fantasía y la realidad. Pero, no os preocupeis, salgo del hoyo, reptando, rapidito y, algunas veces, hasta vomitando.

FOTICOS: Los iluminadores de la Sagrada Familia me dieron más juego que la iglesia misma. Cosas de la vida. Uno que se la pasa mirando en un sólo sentido y resulta que al voltear hacia atrás está algo que por cotidiano no le damos bola y mira nada más.



VÍDEO: Sólo vale por la ultimísima secuencia, donde Carry reflexiona sobre aquello de poder ser domada o tal. Y me hace ruido. No vaya a ser que se me vayan a pasar todos los trenes del universo por ser tan cabra. Si lo único que una busca es simplemente un amor bonito. Snif. Estoy cursi mil.

lunes, febrero 22, 2010

La velocidad


Quisiera decir adiós y hasta siempre. Enumerar las reglas y apagar el olor. O conocer la historia de la chica y su violador en turno. Y al pensar en ello, recuerdo cuánto odio que me quiten la ropa si no quiero, tanto como odio el resto de cosas que suceden sin cesar, aunque de mi lado tenga a la cabra que emerge agitando su talante particular, el que dedica en cuerpo y alma a los más y a los menos. A cualquiera que se encuentre en el lugar y momento de matar.

Estás sentado aquí junto a mí, como el muerto de siempre, con los ojos cerrados, el traje grisáceo. La corbata te la debo, la mandé limpiar. Tú estás muerto, la madre no. Más de 4 años ha que te desconozco, aunque me cargues la maleta o me lleves al portal. No sé dónde estás.

La columna se te cayó encima. Nimiedad de cada noche que a cuenta gotas se convierte en el dispar anuncio del engaño. No eres dios, no eres tan culto. Es sólo que te gusta jugar a las máscaras. Las coleccionas. Debajo, el amor que sientes por el esposo de tu mayor enemiga, la que piensa y lee las noticias en un diaro con el que la querrías amordazar. Que guarde silencio mientras admiras la belleza europea y limpias a lengüetazos la gota de sangre que salió de tu nariz.

Quizá debería entender que eres como cualquier disco, que me puede gustar mucho el track número 2, pero el resto son una absoluta mierda y no, no se puede vivir una historia de amor repitiéndolo. Por eso vete, lo apreciaré tanto, demasiado. Hay que meter al hombre muerto en la caja. Dos cuerpos sin vida no caben en el mismo lugar y el corazón está lleno ya.

La noche se cayó a gran velocidad.

FOTO: Un hombre en Nueva York camina con su cámara. La lleva consigo desde hace mucho tiempo. Lo llamé el amor de mi vida alguna vez.

sábado, febrero 20, 2010

The L word


Para variar, a Ryan Binghan le parten su madre. El amor es culero y ni por más cauto, previsor o evasivo, te salvas de su embate. Si por cauto, aburrido; si por previsor, pendejo; si por evasivo, errabundo.

En mis intentos por comprender lo que es el amor, lo he racionalizado al extremo. Quizá por eso ya no entiendo nada. Hace mucho que no sé qué hacer con él y mi última experiencia fue tan dolorosa, que me parece que no he recuperado las fuerzas para tirar la casa por la ventana y enamorarme otra vez. Y, no sé si me entiendan, pero al percatarme de esto me entran unas enormes ganas de llorar.

Y al tiempo que descuelgo el teléfono para contestar, si es la locura, le cierro los ojos a la pasión. Porque en mis manos el amor no es tranquilidad ni paz ni sosiego. Aprendí mal. Toda una vida.

La verdad es que a Ryan Bingham le parten su madre porque él quiere que sea así. Porque es un pinche aprehensivo, un control freak. Por qué no sabe cómo amar y no permite ser amado. Se muere de ganas, pero no sabe cómo empezar la historia. Losers todos. Él y yo.

PIC: Lila, que te quiero lila. Así de ridícula salgo a la calle a veces. Al cabo que estoy en Barcelona. Siempre hay alguien vestido peor.

miércoles, febrero 17, 2010

Ocupaciones varias de lo menos normal

No es lo más lindo del universo, pero poder hacer un playlist para armonizar el hostal, no está nada mal para variar. Si tienen Spotify, ahí se ven. Es puro pop comercial, pero, como dicen algunos de mis guiris del alma, ¡mola!

viernes, febrero 12, 2010

¡Métrica maestro!




Cuando estudiante de la licenciatura en Letras Hispánicas, me aventuré en la métrica de los versos de Ruben Darío, Pablo Neruda, Octavio Paz o Juana de Asbaje.

Luego vinieron otras métricas...

Ahora me dispongo a conocer más de las métricas que sirven para conocer el perfil del usuario que utiliza tu sitio web, por ejemplo.

Para entender cómo se come esto, hay que adentrarse en la analítica web y para eso, echen un vistazo a este journal que proponen expertos (en lengua española) en la materia.

PICOPICS: Para prácticar eso del flash en modalidad sincro lenta, pos unas foticos en el Dos 13 o quelque chose comme ça en pleno Raval y al lado del hogar temporal del buen Alvaricoque.

ANEXO: Y respecto al extraño caso de Buzz (que a huevo te ofrece Google cuando accesas a tu cuenta en Gmail), esa especie de Frankenstein con parches de Twitter y Facebook, esta importante información, porque la verdad sí que está medio raro que puedes meter la narices en los perfiles de otros y viceversa, lo cual es ciertamente preocupante tal y como lo plantea Kashmir Hill en este ilustrativo artículo. Muchachos, ante todo, no se dejen, ¿eh?

jueves, febrero 11, 2010

El viento en febrero y la locura intemporal



Además del viento, las heladas siguen sin tón ni son. No he salido de casa hoy, en mi segundo día de descanso, el cual culminará mañana. Tres días al hilo, me parecen mejor que bien. La recuperación al jet lag va en marcha. La readaptación sigue su curso. Es febrero y la gente se queja de lo largo del invierno. Yo digo que es normal si el calendario todavía no marca 21 de marzo, pero hazlos entender. De tanto viento se están volviendo locos. Yo, como de costumbre.

Con los cabellos recién teñidos, me visto y me marcho a una conferencia, para después entregar mi amor a estos lesbianos.

PICKY: La basura que se tira en Barcelona. Wiki es lo de hoy.



martes, febrero 09, 2010

Mi casita personal del horror


Estoy convencida que si yo fuera siamesa o melliza, sería por fuerza la peor pesadilla de alguien. No sé por qué pienso estas cosas tan lindas.

PIC: Hostal+ocio+MacBookPro que no tenía antes+PhotoBoot=tanta y tan linda pendejada que siempre se puede postear. Hell yeah!

lunes, febrero 08, 2010

Historias de inmigrantes versión 2.0


"Little soldier, little insect, you know war it has no heart, it will kill you in the sunshine, or happily in the the dark". No one would riot for less. Bright Eyes.


Me estoy desvelando otra vez. Luego del atracón marca McDonal's estoy teniendo los típicos remordimientos. Me repito a mí misma "es sólo un antojito inocente", pero si hago el recuento, es como el cuarto atracón con Big Mac y patatas deluxe que me doy en 20 días, lo cual para nada es normal. Así que es oficial: estoy como deprimida, como recuperándome a mis "vacaciones" en México y si quiero tragar McDonals por quinta vez VOY A COMER McDONAL'S POR QUINTA VEZ.

Eso si me alcanza, porque soy lo que sigue de pobre y todo por volver a la madre patria para probar suerte como inmigrante ilegal, a cambio de mucha tranquilidad emocional (con su respectiva sustracción de sobresaltos y palpitaciones) y unos cuantos euros para poder pasear por París (algún día que no veo ni tantito cerca por ahora). El intercambio me resulta a veces justo, a veces cruento y básicamente un petardeo que se mofa de mí en mis narices cuando leo en el diario notas como esta o aquesta, porque en el vertedero de historias de inmigrantes no se salva ni la más doctorada con un altísimo nivel de catalán si nació en el suelo que alguna vez acogió a los exiliados catalanes que Franco quería, pero en el panteón. Ni aunque posea un pasaporte español. No la van a elegir por sobre un catalán de cepa. Ni hablar mujer. Tons, pos está cabrón. Un eterno debatirse y todo por ¡oh!, no ser ni de aquí ni de allá. Ja.

PCTR: En el baño de un bar donde se fuma y se bebe como dios manda en un domingo catalán. Ricuras de la vida barcelonesa porque Barcelona es un primor lleno de abrojos que nadie dijo que era fácil. Aún así, me empeño.

martes, febrero 02, 2010

Ponle la cola al burro




Alguien te pregunta frente a una hamburguesa con huevo frito por qué estás sin estar. Si tú misma supieras. Días vegetando de una extraña manera. Volviendo a la vida que no es vida que de repente podría ser vida luego de esa otra vida de verdad. Si tan sólo lo comprendieras. Es raro eso de no poder aterrizar, de estar en tierra de nadie, como sobrevolando tu propia existencia sin poder comprender que se trata de la única y verdadera.

Intuirlo no es llegar. Sólo pisándote tierra desde tus mecanismos de control, digo, con confiancita es mejor. Sólo llegando al bienestar, porque más que feliz, hay que estar bien y nada más importa ya. ¡Tierra firme! ¡Quiero llegar! No sé dónde me quedé volando. Pero es la neta: el miedo no anda en burro.

FUNFUN: Los tres chiflados en plena debacle de los últimos tiempos. Seguimos creyendo que este es nuestro año, pero no vemos ni dónde está, aunque sabemos dónde comenzó.