jueves, octubre 22, 2009

Ánimo guiñapo

Maldita sea. Esos rumanos, qué mierda, me han hecho sentir tan pinche mal. Mientras más gritaban, mi pulso se desbocaba. Ahora tengo ganas de llorar. No sé manejar situaciones difíciles, no sé cómo calmar a la gente, cómo darles atole con el dedo de manera que piensen que les estás dando el mejor de los tratos, no sé hacerlo, no soy una buena negociadora. Así que al primer grito lo supe: esto se iba a poner feo. Y no dejaban de gritar. Y yo con este sueño. Supongo que por eso no me salió la cara de mala, la postura de hierro, estaban a la puta defensiva, exigiendo su derecho de clientes a obtener lo que se les daba su chingada gana, groseros, impulsivos, pensando que me iban a convencer. Miré la reserva, era mucho dinero como para que mi jefe lo perdiera, así que intenté cuidar sus intereses y al mismo tiempo salvar la situación. Pero con niñatos de mierda de esta calaña, siempre pasa lo mismo, creen que gritando se resuelven las cosas y a mí los gritos me alteran mucho, me hierve la sangre. Es una mierda lo que me hicieron sentir, pero hoy, hoy estoy cansada y la perra interior no salió a cuidar rancho.

4 comentarios:

NTQVCA dijo...

Los hubiera mandado a chingar a su madre con una cara de dulzura, anímo!

Anónimo dijo...

Soy igual, y lamentablemente creo que en este paìs hay que aprender a sobrevivir de la misma manera, hay que gritar y saber "chorear" es duro yo deje un trabajo por que eran puros putos gritos y golpes en la mesa y eso que era una consultora nice, acababa con el cuello tenso y la espalda, descansa y a la otra veras como sale la perrota que todos llevamos dentro y que chinguen su madre.

JULY dijo...

síiii, pinchis rumanos. Yo tuve una experiencia catastrófica con uno de esos; y aguanté vara un rato pero al último sí me salió la perra; creo que nunca he gritado con más furia en mi vida. Marianitaaaaaaaaaaaa, vienes???' te quiero ver y nos vamos de perras por ahí... venga!

Verónica Nieva dijo...

¡Marianita!

¿Vas a venir????????

Estaré al pendiente....

Besos.