viernes, septiembre 18, 2009

Empates


Le tenía como ganitas al vasco. Digamos que me dejó 'prendidos en concierto', pero se tardó demasiado en llegar, tanto, que para cuando estuvo aquí ya ni ganas, así que le dí plantón. También podríamos decir que me cortó la inspiración que aún mantenía a la distancia el día que me envió un SMS en tono ¿sexy? En realidad, más soez que sensual. Fue tanto mi asco por tan poco gusto, por tanta carencia lingüística, que de ahí todo fue en picada. Así que País Vaso 0, Mariana 0.

Luego el güero. Se fue tanto tiempo de vacaciones, que dejó de interesarme. Digamos que estaba esperando a verlo para ver qué sentía o no y pos va a ser que no. Lo más gracioso: cuando lo volví a ver, casi me muero del espanto al verlo con el cabello tan corto. No le queda bien para nada. Pero en definitiva, cuando comenzó a contarme de sus vacaciones, se esforzó tanto en mencionar a esta chica, a la otra, que no pude más que bostezar y entender que mi catalizador favorito había pasado a mejor vida por el bien de la humanidad. El otro día se pasó por el hostal a volverme a contar que el finde pasado se fue con una chica a no sé dónde. La cosa es: no le cuentas a tu ex amante que te vas con otras chicas, digo, ¿no somos lo suficientemente adultos traspasando la treintena para decir las cosas tal cual son? Pues no, es lo que hay luego de pasar tanto tiempo encerrados con un mismo juguete, no sabemos jugar con los otros. En fin. Me aburro. Aquí, Mariana 0, again y menos mal.

Ahora y luego de los affaires de verano, me siento tranquila a esperar el otoño. Yo sólo quiero viajar.

IMAGEN: Robada del flickr de Ibai Acevedo. A mí, simplemente, me encantó. Talentoso el muchacho.

2 comentarios:

Miss. Hyde dijo...

A veces el tipo parece buena idea hasta que abre la boca o mueve la mano (teclea palabras, vaya!) entonces el encanto se esfuma, junto a las ganas debajo de la cintura, una pena.

Mariana M* dijo...

¡Es que el lenguaje es parte fundamental! Letrados, queremos machos letrados, lol.