jueves, septiembre 24, 2009

Acércate y verás


Áprika rasca el cojín para acomodarlo a su antojo. Yo reviso el Spotify para escoger el siguiente artista. Mathias se fue. Yo decidí tomar una cerveza más luego del tinto. Me gusta cómo Mathias me explica las cosas sencillas de la vida y habla español conmigo cuando pienso que debería hablar francés con él. El francés perfecto que sale de mi cabeza, que en mi boca y hacia afuera es patoso e imperfecto. Ese francés. El que hablaré cuando vayamos a París, porque tenemos que llegar a París antes de que vaya a México en noviembre. Porque me voy, dejo esta ciudad de manera temporal y por un corto tiempo. La dejo. Me voy, a reencontrarme con almas fiesteras en DF, Guadalajara, Saltillo, Mazatlán, todo depende de todo y nada, pero ahí nos veremos, tan pronto, que ni se darán cuenta.

De mientras, seguiré bebiendo tintos sabrosos en buena compañía. Qué se ve la a hacer.


PICS: "¡Fiesta!", una de tantas, que ni tan fiesta, nomás close up al Mathias. Un amor de cabrón.

3 comentarios:

JULY dijo...

yujuuuuuuuuuuuuu, veeeeeeen!

Celestina Terciopelo dijo...

¿Vienes a Guadalajara? Nos deberíamos tomar unos vinos, ¿no?

Mariana M* dijo...

¡Uy! Nomás dejen esté allá mismo y verán. Tequilas malos y vinos buenos están incluidos en el tour ;)