martes, septiembre 29, 2009

Remembranzas/Piensos

Ando apática, pero, sobre todo, bien pinche emputada porque viendo "Quién es el Señor López" recordé el coraje enorme por el fraude de las elecciones del 2006. Lo siento, casi lloro: no puedo estar vinculada a personas que realmente votaron por Calderón en esas elecciones, no puedo, así sean familia, no puedo. Me niego a totalmente a estar vinculada a personas que favorecen al PAN. El discurso y acciones de este partido supera toda ficción y es totalmente lamentable, vergonzoso.

Y voy a México y no sé qué pensar. Hoy, quise por todas las vías, regresar, sólo regresar y ya está. Pero hay procesos y, cuando se tienen dudas sobre el futuro, cuando se siente una estar en el limbo, ¿cuál es el mejor lugar para estar?

Mientras encuentro la respuesta, muy personal, muy mía, les dejo esto. Si no les queda claro, no es mi problema.

VIDEO: Elocuente. A quien no le parezca, que se cuestione sus intereses y principios. Aunque en realidad, me da igual.


sábado, septiembre 26, 2009

Panorama

Cansada. De espaldas. Despacio.

Levanto la cabeza. Increíble, pero cierto: hay una nueva sensación. Termina en la punta de los dedos con ese cosquilleo típico del vértigo. Ese vértigo propio del miedo ante lo desconocido. Una y otra vez. Todas las veces. Pasó ya el tiempo suficiente. El de un paso detrás de otro. Me sienta muy bien. Como la paz que guardo en el pecho. Como que no es lo mismo ayer que casi 3 años después de la peor de las tormentas.

Alrededor. Girando. Al descubierto.



PIC: El perro en rojo. Áprika al descubierto. Quiero un perro. Pero he de comenzar por una planta.

jueves, septiembre 24, 2009

Acércate y verás


Áprika rasca el cojín para acomodarlo a su antojo. Yo reviso el Spotify para escoger el siguiente artista. Mathias se fue. Yo decidí tomar una cerveza más luego del tinto. Me gusta cómo Mathias me explica las cosas sencillas de la vida y habla español conmigo cuando pienso que debería hablar francés con él. El francés perfecto que sale de mi cabeza, que en mi boca y hacia afuera es patoso e imperfecto. Ese francés. El que hablaré cuando vayamos a París, porque tenemos que llegar a París antes de que vaya a México en noviembre. Porque me voy, dejo esta ciudad de manera temporal y por un corto tiempo. La dejo. Me voy, a reencontrarme con almas fiesteras en DF, Guadalajara, Saltillo, Mazatlán, todo depende de todo y nada, pero ahí nos veremos, tan pronto, que ni se darán cuenta.

De mientras, seguiré bebiendo tintos sabrosos en buena compañía. Qué se ve la a hacer.


PICS: "¡Fiesta!", una de tantas, que ni tan fiesta, nomás close up al Mathias. Un amor de cabrón.

miércoles, septiembre 23, 2009

Otoño mil


Cansada mil. Eso sí: el sol se abre de rayos. Odio la bipolaridad climática del otoño, estación que pareciera ignorar mi desprecio para acogerme sin duda en un cúmulo de aventuras sin fin. Como mi vida misma, pues, nomás que el tono un poquito subido. Y es que soy chica de tiempos otoñales, qué le va una a hacer. Temporada otoño-invierno es lo mío. Así que a sacar la pechuga pa'lante, a ponerle sabroso al baile que quiero bailar. Estoy feliz por lo que comienzo a dibujar.

MAXIFOTO: Una blusita ahí en el Born. Por cierto, hay cierta crepería en aqueste barrio al que nos encantaba a Shari y a mí ir a tomar té chai bien bueno. Pues se me hace que no volvemos, se convirtió en un principado tomado por mexicanos de esos que se las dan de súper cools nomás por vivir en Barça (odio cuando se refieren a Barcelona como Barça, asco eso de cortar nombres propios, asco digo yo) y se creen bien, pero bien chidos, chilanga banda ante todo y con el regionalismo charolastra en la punta de la lengua pa' puro apantallar a las güeritas buenonas. Panda de inseguros dándose apoyo mutuo, esa sí es solidaridad. ¿De dónde lo habrán aprendido? Me gustaba el té de ese lugar.

viernes, septiembre 18, 2009

Empates


Le tenía como ganitas al vasco. Digamos que me dejó 'prendidos en concierto', pero se tardó demasiado en llegar, tanto, que para cuando estuvo aquí ya ni ganas, así que le dí plantón. También podríamos decir que me cortó la inspiración que aún mantenía a la distancia el día que me envió un SMS en tono ¿sexy? En realidad, más soez que sensual. Fue tanto mi asco por tan poco gusto, por tanta carencia lingüística, que de ahí todo fue en picada. Así que País Vaso 0, Mariana 0.

Luego el güero. Se fue tanto tiempo de vacaciones, que dejó de interesarme. Digamos que estaba esperando a verlo para ver qué sentía o no y pos va a ser que no. Lo más gracioso: cuando lo volví a ver, casi me muero del espanto al verlo con el cabello tan corto. No le queda bien para nada. Pero en definitiva, cuando comenzó a contarme de sus vacaciones, se esforzó tanto en mencionar a esta chica, a la otra, que no pude más que bostezar y entender que mi catalizador favorito había pasado a mejor vida por el bien de la humanidad. El otro día se pasó por el hostal a volverme a contar que el finde pasado se fue con una chica a no sé dónde. La cosa es: no le cuentas a tu ex amante que te vas con otras chicas, digo, ¿no somos lo suficientemente adultos traspasando la treintena para decir las cosas tal cual son? Pues no, es lo que hay luego de pasar tanto tiempo encerrados con un mismo juguete, no sabemos jugar con los otros. En fin. Me aburro. Aquí, Mariana 0, again y menos mal.

Ahora y luego de los affaires de verano, me siento tranquila a esperar el otoño. Yo sólo quiero viajar.

IMAGEN: Robada del flickr de Ibai Acevedo. A mí, simplemente, me encantó. Talentoso el muchacho.

jueves, septiembre 17, 2009

Próximo cierre


Yo quiero cerrar la puerta detrás suyo. Bien cerrada. Mientras tanto, me quedo porque me tengo que quedar. E ir haciendo. Para que el lugar más que habitable, sea grato para la vista, el alma, para sentir bonito al llegar, sentir mi pedacito de suelo mío, muy mío.

No quiere decir que me quede a reparar daños que no he causado, limo lo que puede causar escozor, que yo no fui quien la cagó y con perdones quiere reparar el daño. Para pensar dos veces la próxima vez sobre qué se está parado y qué se está construyendo a base de tumbos y estúpidas decisiones de ahogado.

A mí el agua me puede llegar a los aparejos, porque no me gusta comprometerme y luego desdecirme, porque me preocupa mi gente, mis allegados. Pero lo que es esta agüita, me la pela. Me la pelan tú y los tuyos. Yo, sí tengo credenciales y educación que le dicen. Pequeña diferencia.


FOTICOS: "Cerradura" y "Interfón", más pa'llá que pa'cá gracias al photoshop. Ora sí que el que se fue a la villa, perdió su silla. Y yo, no pierdo más mi tiempo intentando dialogar con sordos y necios de desesperación.

jueves, septiembre 10, 2009

De un tiempo a esta parte

Escucho Un Mundo Raro de José Alfredo: qué letra más piche egoísta, tenía que ser la voz del "patadas de ahogado". Cuando es amor del bueno, la neta, la historia no va por ahí, pero bueno, cada quién. Pero ¡aaaaaaah, qué pinche buena está la rolita, pues!

Ora sí: casi sé lo que es amar a dios en tierra ajena cayéndome el sábado por la noche de la bicicleta, teniendo dos trabajos que sólo puedo mantener porque puedo llegar veloz de uno a otro en mi sacro santo y venerado vehículo (que ahora no puedo conducir maldita sea), intentando vestirme cada día con el hombro contusionado que me quedó, una calamidad total.

Reseña breve y censurada: Iba la noche del sábado regresando a mi casa luego de 7 cervezas y 2 tequila shoots cuando se me atravesó la banqueta. Un mal cálculo y pocos reflejos. Habrá que demandar al ayuntamiento por no quitar las banquetas de noche, ¿que no ven que estorban a los ciclistas? Y como soy la más necia del universo para volver a casa en bicicleta (que si no la pillo, ¡no llego a ningún sitio!), pues no se me pasó por la cabeza tomar un taxi. Si bebe, no conduzca ni su bicicleta. Esa es la lección. Además de entender que las cosas pasan para que no vuelvas a verte en medio de embrollos similares. Hay que ser precabido y valer por dos. Ahora, llevo un cabestrillo. También me ha tocado oir historias de miedo de gente que cae de bicicletas. He tenido suerte.

Es mi primera experiencia pidiendo la baja laboral, se siente bonito, esta parte se la recomiendo a todos, ja, ja. Con esto, supongo, queda consumado mi estátus de reina del escaqueo, aunque en esta ocasión algo de dolor se vea involucrado.

Mathias, si estás leyendo esto, que sepas que gracias a ti mi recuperación ha sido más agradable. Gracias, totales.

Entre otras cosas, casi me muero de la pena porque el próximo habitante del piso en el que todavía vivo, leyó anteriores posts. Porque, claro, los compañeros de piso de quienes despotrico serán sus futuros compañeros de piso y todavía no acabamos ni de limar asperezas ni de definir bien a bien precios del alquiler que se le cobrará a los que irán llegando. Pena mil. Respecto al tema, no me ha quedado otra más que ser como la mansa Mariana que no soy debido a sus acciones. No es que sea una pendeja, pero me sigo cuestionando si de verdad soy yo una egoísta, como se señaló, porque no valoro el "súper pizaso" que tenemos, o si soy una hija de puta por querer cancelar el contrato de un piso en el que gobierna la ley del más fuerte. Sigo sin dar crédito. Intento con todas mis fuerzas que la energía no se me vaya por ahí. Estoy antes yo y mis asuntos, affaires, bisnes. ¡Ay dios! Que malas decisiones que tomo a veces.

Recomendación del día: les va a gustar este texto de Wenceslao Bruciaga.


lunes, septiembre 07, 2009

Sola y los demás

Me parece que voy a tener que aguantar un poco más viviendo -otra vez- con gente que no me gusta para nada, nada de verdad. Cuando se está atrapada sin salida, se piensa ya en el dinero y no más en las personas. Yo puedo decir que me vieron la cara de estúpida, me convencieron al principio de ir a vivir con Laura y su hijo, pagamos esas partes, luego vino la pareja a seguir, me siguieron viendo la cara. Hoy día espero que todo salga lo mejor posible. Eso implique me hayan visto la cara o no, porque como he dicho en Cataluña se aprende si o si que el hambre está cabrona.

El que hambre tiene, se puede convertir en el más vil y hacer del descaro su día a día.

No puedo decir que odie a los que no tienen recursos, pero si el hambre está cabrona, ¿qué se puede pensar? ¿Cómo se puede actuar?

sábado, septiembre 05, 2009

Prácticas de largas estadías

Me tengo que despedir de una ventana. Es una ventana y duele. Tengo que hacer maletas, salvar el pellejo. El movimiento no va a acabar. Se me enchina la piel y siento. O ¿lo siento? No, aunque salir corriendo sea todavía mi especialidad. No me quedo a reparar los daños, si no me merece la pena. Porque no, no me mereces la pena si eres parte de mi pasado. Los que están, son los que son. Parte, sangre de esta chica correlona y voraz. Altamente voraz.



FOTO: Globos de colores. Olvidé el autor. ¿Cuándo retendré más allá de lo presente? ¡Auch!

viernes, septiembre 04, 2009

Vomitivos y anexas


Más de una vez lo he pensado, cuando en más de alguna ocasión me lo he topado por ahí, pero sí, en Barcelona hay catalanes nacos, mamarrachos, peladaje. Como en todos los sitios, pues. Cuenta de esto daba su paso por la tienda de cinturones donde alguna vez trabajé, puro plástico "fino" a precio de piel "de a devis". Lo mejor: las hermosas hebillas luminosas o las que llevaban tu nombre en letras color cromado chillante con opción a bisutería, toda una obra de arte. Volaban las chingaderas, compradas por adolescentes, y no tanto, con el pelo engominado, aretes imitación brillante, camisas rosita, agggggh, asco. Las tías que los acompañaban o que también las osaban adquirir eran todas clones: pelo planchado con mechas rubias o, de plano, rubísimas que te cagas, con esos piercings que ñañaras me dan que emulan lunares en la cara. Acá eso está muy de moda.

De pequeña, bien aprendí aquello de "hay de todo en la viña del señor" gracias a la directora de la escuela Montessori en la que mis padres tuvieron a bien inscribirme, toda un seglar. Su mayor defecto: las referencias al señor, eso de recomendarte ir al confesionario sin siquiera tener pecados, nomás por nomás, por beato. Fuera de eso, sin pedos, aunque fue culpa del método Montessori y de mi paso por el Instituto Pierre Faure que tenga tantos pedos con la gente indisciplinada que no limpia. Todavía a estas alturas, no doy crédito, pero sí, qué cochinazos son mis futuros ex compañeros de piso, aggggh, asco.

Así que peor que 5 tandas seguidas de tequila shots o que el mal aliento que la vomitona posterior dejará en tu boca, que los 27 cigarros fumados la noche anterior o un plato entero de caracoles en su concha que tendrás que sacar de ahí para ingerir, los nacos y la suciedad me matan. Aunque a veces peque de naca, como todo el mundo alguna vez en su vida, o sea una asquerosa guarra. Respecto a esto último, la cosa está en saber dónde, dónde ser guarra.

PIC: Robadísima del You know-heim. ¿Conoce usted la obra? Buenísima. Un artificiero, Cai Guo-Qiang.

jueves, septiembre 03, 2009

Chica mudanzas

Paralysis - Scott Weiland


Vaque-rockero sexoso y sufridor que se punza y mata. Lo bueno es que a mí ya no me gusta sufrir. Ya tuve por ahí mi foto-rockero sexoso, pasional y sufridor que te cagas. Y eso es todo amigos.

Prometen visitarme del norte. Yo ya he bajado ¡5 kilos 5! Y los que faltan. Me urge, además de ir a México pronto, prontísimo, vestir toda esa ropa que dejó de quedarme. No es que muera por verme old fashioned, pero sí quiero recuperar algo de aquella cinturita de antaño. O lo más que se pueda manquesea.

Me mudo. Por tercera pinche vez en el año, me mudo. La cosa fue más o menos así: mis compañeros de piso en situación especial -él nunca consiguió trabajo desde que en diciembre pasado llegaron a Barcelona de Italia atraídos por el resto del clan chileno que se las pintó más bonita; ella tuvo que limpiar mucho en el hostal, tanto que terminó hartándose (los actuales pedos sobre "oye por favor limpia" que se han vuelto a presentar en mi vida, me dice que no era muy buena haciendo su trabajo, o sea, limpia como dios le da a entender), así que renunció, de manera que su regreso a Chile es inminente, nomás no saben cuándo porque dependen de las ayudas del señor, Cáritas o quelque chose comme ça- me plantean mudarse a la sala del piso y alquilar a una tercera parte su ex habitación. Yo, pensando, qué bonito eso de vivir hacinados, ¡si! ¡Es lo que siempre quise! Los mandó a la verga como puedo, pero ellos siguen insistiendo así, bajita la mano, terquitos, bueno, en situación especial pues. De mi experiencia catalana he aprendido algo básico y fundamental: el hambre está cabrona y te lleva a extremos en los que dejas de ser tú y eres tú en situación especial. Los hijos de su rebomba se mudaron al puñetero salón de mierda por sus pistolas, así lo constaté el lunes cuando desperté toda feliz porque me iba a ir a tomar el vermú con un amigo y aquí tienes chango tu birote. Gritos, cuasi mentadas de madre después, les dije que hicieran lo que quisieran. Luego yo hice lo mesmo y fui a resindir el contrato del piso. Me mudo para octubre con una amiga que tiene un piso de bastante buen ver. Creo que seré mucho más feliz, mucho, es derecha, no me va a salir con chingaderas, al menos eso sé, porque quizá termine odiándome por fiestera o por domir 12 horas seguidas, pero no por quererle ver la cara.

A mí no me gusta verle la cara a nadie más que para salir a cotorrear. ¿Me creen? Estoy harta de este pinche piso de mierda en el que me embarqué creyendo en el definitivo hogar barcelonés. Una nunca sabe, caras vemos...

SOUNDTRACK: El papito de Scott Weilan en pleno agasajo. Me encanta este hombre y hoy me acordé de él.



miércoles, septiembre 02, 2009

No more pink anymore



Ich bin nicht rose und ich möchte deutch studieren.

PICTOPICT: Del mundo al revés. Antes de dormir, de volver a casa en la primera noche de mi semana laboral, una chaineadita al blog. ¡Ay caramba!